Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Satine Lawler el Lun Dic 15, 2014 9:09 pm

Desperté bastante más temprano de lo que hubiese deseado, el aroma de Deirdre me embriagó cuando todavía no había abierto los ojos. Sentía el calor del cuerpo ajeno contra el mío, que hermoso era despertarse con alguien más en la cama... Y más aún cuando es la persona que quieres. Abrí los ojos con mucho esfuerzo, mi cuerpo estaba pegado al de Deirdre, abrazándola por la espalda, mis manos al parecer se habían deslizado durante la noche por debajo de su camiseta, abrazando su vientre con una y tomándole un pecho con la otra.

Me enrojecí ante el tacto con la suavidad de aquel pecho y retiré rápidamente aquella mano traicionera. Me incorporé observando el dulce rostro de Deirdre, retiré sus cabellos de su rostro y sonreí con calidez.

Buenos días mi niña...— Le dije suavemente con calidez y dulzura. Le di un suave beso en los labios y me levanté de la cama.— Puedes agarrar ropa mía si quieres.— Le dije mientras hurgaba en mi armario en busca de algo cómodo para ponerme.

Busqué entre mi ropa y decidí ponerme una camiseta de manga corta naranja con unos pantalones anchos vaqueros que me quedaban con la cadera más que baja, dejando asomarse mis culots negros por la cintura de éstos. Agarré una de mis diademas anchas negras y llevé todo mi cabello hacia atrás, incluyendo mi flequillo, dejando mi rostro totalmente libre. Froté mis ojos antes de salir por la puerta, llegué a la cocina y preparé dos cafés, dejando uno sobre la mesita que había frente al sofá para Deirdre.

¡Dee! ¡Te he hecho un café!— Le dije mientras me sentaba en el sofá y le daba un pequeño sorbo al mío. Agarré el mando de la televisión y comencé a zapear, pero mi rostro quedó pálido ante lo que en la tele aparecía.

El cartel de "en directo" aparecía sobre la esquina derecha... continuaba sin creerlo, dejé el café en la mesa y mi rostro estaba perplejo.

Dee...— Dije cómo pude totalmente sorprendida. Podía ver a mi primo Matt con Liam en la televisión, un montón de micrófonos frente a ellos y Liam pasándole el brazo sobre los hombros a Matt. "¿Qué hacían esos dos tan juntitos?"




"Es mi novio"



Dijo mi primo mientras abrazaba a Liam, aquello hizo que me quedase todavía más perpleja. "¿En qué momento había ocurrido todo aquello? ¿Qué diablos hacían esos dos?" Se habían conocido por la noche y ahora... no entendía nada, me pellizqué el rostro en busca de saber si estaba soñando, pero aquellos seguían en la televisión

Dee, esos dos están, juntos...— Dije completamente sorprendida, intentando volver a tomar el contacto con la realidad.


Última edición por Satine Lawler el Jue Ene 01, 2015 4:15 pm, editado 1 vez
avatar
Satine Lawler

Femenino Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 19/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Deirdre Mc Rigan el Lun Dic 15, 2014 10:22 pm

Me habían despertado de mi dulce sueño con un beso dulce y un meneo de teta que no me esperaba, pero me daba igual, ella tenía todo el derecho del mundo a hacerlo. Noté como se levantaba de la cama y mientras rebuscaba su ropa y me ofrecía la suya yo seguía remoloneando en la cama.

- Buenos días…- dije estirándome en la cama como si de un gato me tratara para finalmente esconderme nuevamente bajo las sabanas, las cuales estaban tan calentitas que me quedé nuevamente sopa.

¡Dee! ¡Te he hecho un café! – escuché decirme. Inmediatamente salí de mi madriguera y me tiré al armario a buscar algo que ponerme que no fuera lo de ayer. – Dee…- le volví a escuchar decir.

- ¡Ya voy ya voy! – dije quitándome aquel simple pijama y cogiendo unos vaqueros desgastados algo manchados de pintura y una camiseta de manga corta y algo ancha de color blanco que me evitaba que tuviera que ponerme mi sostén de buena mañana.

Dee, esos dos están, juntos...- volvió a decir. “Esos dos?…¿Quién…? No…” pensé para mis adentros. Salí disparada hacia el salón descalza para parar en seco junto al sofá mientras la televisión confirmaba mi sospecha. Mis ojos se quedaron como platos al ver a Matthew y mi hermano juntos, como una pareja, y por si fuera poco con unas marcas en el cuello que me obligaron a taparme la boca sorprendida.

- ¡VENGA YA! – grité dejando caerme por el sofá. - ¿Mi hermano y tu primo? ¿Juntos? ¿Tú sabías algo de eso? ¡Si ayer ni se conocían! – miré a Satine que tenía la misma cara de sorpresa que yo. – ¿O… si se conocían…? – sentí como una nube de dudas nublaba mi mente.

Mi hermano nunca me había contado algo como eso y yo no paraba de explicarle una y otra vez mi estúpida hipótesis sin sentido alguno de por qué me pensaba que era gay. Me quedé pasmada mirando la televisión una vez más mientras los medios de comunicación explicaban el notición. Tenía unas ganas mortales de coger el móvil y llamar a Liam para que me explicara aquello, para que me diera una razón para no lanzarle una piedra a la cabeza por no saber aquello. ¿En serio aquello era real? Comencé a sentirme algo nerviosa porque cuando yo imaginaba que se había ido con Matthew con un cabreo descomunal, resultaba que estaba meneando su colita y marcando yugulares ajenas.

Mientras seguía pensando en como matar a mi hermano por robar el corazón de mi querido Matthew vibró mi móvil el cual miré con temor a mi tía pero resulto algo que no esperaba. Un mensaje de mi querido hermano Owen. Miré a Satine una vez más con cara de espanto.

- Tú no tienes ni idea de lo que está por llegar…- Y volví a mirar el móvil con algo de temor.

“¿A eso habéis ido a París?”

Aquella frase me lo decía todo. No comprendía muy bien como había llegado aquella noticia tan rápido a Irlanda, pero aquella frase de desaprobación me revolvió las tripas. Si había algo que temía en este mundo aparte de las agujas y la oscuridad era mi hermano Owen, y no por su ira física, sino por las palabras que soltaba que hacían sentirte la peor persona del mundo.

Dejé caer el móvil sobre el sofá y me acoplé en el sofá apoyándome sobre Satine para intentar calmarme.

- Gilipollas…- dije enfadada refiriéndome a Owen. Aquel mensaje realmente me había puesto de mala leche.
avatar
Deirdre Mc Rigan

Femenino Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 22/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Satine Lawler el Mar Dic 16, 2014 12:02 am

Seguía perpleja por los hechos acontecidos, vi a mi primo y a mi cuñado subir a un taxi y después se quedaron hablando de aquel bombazo informativo.

"Ya veis señoras y señores, el más famoso escritor del momento, Matthew Baldwin, ha sido pillado infraganti con su novio en París, saliendo de un hotel, días antes de su firma de libros. Ahora, nuestros más crueles tertulianos debatirán ésta noticia. El revuelo que se ha armado al conocerse éste hecho..."

Estaba en estado de shock todavía no podía creer lo que estaba sucediendo y estaba realmente aterrada. Por momentos pensaba que era el fin de la carrera de Matt y aquello me preocupaba porque al fin y al cabo conoció a Liam por mí y se fueron así por lo que paso con Deirdre, o al menos eso creía...

¡VENGA YA! ¿Mi hermano y tu primo? ¿Juntos? ¿Tú sabías algo de eso? ¡Si ayer ni se conocían!— Me dijo mirándome sorprendida.

¿Cómo voy a saber algo de ésto? Si ayer conocí a Liam y hacía muchísimo tiempo que no sabía nada de Matt... De hecho una de las últimas veces que lo vi...— Paré en seco de hablar cuando me di cuenta de lo que estaba a punto de decir. Después de ver a Deirdre con aquel ataque de ira por sólo un beso, pensé que decirle que una de las últimas veces que lo vi, fue cuando se me declaró, aunque no le di nunca mucha importancia a eso porque no estaba segura de si lo decía enserio o no, aquella sonrisa y despreocupación con la que hablaba siempre me despistaba por completo.

¿O… si se conocían…?— Me preguntó.

No lo se... creería que no... pero no lo sé Dee...— Por momentos sentía que no sabía nada de Matt y aquello me preocupó un poco.

De pronto veo que Deirdre mira con espanto su teléfono móvil, aquello me preocupa "¿Sería Liam con malas noticias? ¿Necesitarían algo?" esperé ansiosa a ver si me explicaba qué pasaba.

Tú no tienes ni idea de lo que está por llegar…— Mi preocupación aumentaba por momentos. Y más cuando se acurrucó de aquella manera que parecía que se estuviese escondiendo con temor mientras susurraba "gilipollas". No era la típica persona invasiva, pero las reacciones de Deirdre me estaban haciendo comenzar a tener temor, agarré el teléfono móvil que dejó caer en el sofá y leí aquel mensaje.

¿Owen?— Pregunté despistada, pero antes de que pudiese recibir una respuesta el timbre sonó y me apresuré a abrir la puerta, quedando aún más sorprendida al verificar que no era un sueño lo que estaba viviendo.
avatar
Satine Lawler

Femenino Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 19/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Matthew Baldwin el Mar Dic 16, 2014 12:29 am

Liam había conseguido calmarme con sus palabras, con aquella broma sobre su madre, aunque me preocupaba levemente el hecho de que no consideré a su familia cuando solté aquello ante las cámaras. Cada vez que me hablaba de Deirdre me ponía bastante tenso... no podía evitar ponerme celoso y asustado cuando la nombraba. Salimos del taxi y respiré el fresco aire de la noche.

"Si te enseña los dientes demuéstrale que las águilas pueden llegar a ser más sabías como para caer en su juego"


Aquello me hizo sonreír con calidez y relajarme un poco y más por el hecho de que volvía a acercarme a el tomándome por el hombro, aquello era algo que me reconfortaba de gran manera.

Es un fénix mi querido Liam, pero tranquilo que si me devora resurgiré de mis cenizas.— dije tomando aquella mano que caía por mi hombro una vez más.

Por suerte la puerta estaba mal cerrada, por lo que ingresé sin soltar a Liam y llamé al ascensor para subir al piso de mi prima. Llamé al timbre y me abrió ella, su cara perpleja me hacía pensar que estaba sorprendida, era obvio... tanto yo cómo Liam teníamos las marcas de aquella noche de fogosidad que vivimos... inventásemos la excusa que inventásemos no sería creíble. Estaba bastante nervioso, no sabía cómo abordar aquel tema, y menos con la cara con la que me recibió Satine. Observé el televisor y me vi con Liam, estaban volviendo a pasar aquello con muchísimas fotos... la prensa iba demasiado rápido y mi carrera estaba acabada... Tragué en seco e intente quitarle hierro al asunto para que no se alterasen. Cerré la puerta tras de mí y sonreí cómo pude.

Buenos días chicas.—Las saludé algo nervioso sin soltar a Liam. Tenía miedo... mucho miedo... de Satine, de Deirdre, de afrontar el fin de mi carrera literaria...— Parece que se ha armado un pelín de revuelo con la prensa, y con el estómago vacío.— dije con un ligero tono de broma intentando relajar el tenso ambiente.

Apreté con fuerza la mano de Liam que caía por mi hombro, apoyando mi cabeza en su hombro con cariño esperando a que aquellas dos se lanzaran a nuestra yugular. Deseaba que aquel enorme y fornido lobo me protegiese... me sentía demasiado vulnerable al lado de Liam, pero era obvio que si alguien intentaba algo contra él, éste fénix se interpondría por medio.

Supongo que ya sabéis que estamos juntos, queríamos contároslo nosotros más tarde, pero la prensa se adelantó, siempre están acechando cómo hienas...—les dije apretando mi cuerpo contra el de Liam con todo la fuerza que pude ponerle...

Me quedé en silencio apretando aquella firme mano, deseaba que Liam me defendiese en caso de que aquellas lobas atacasen, pero yo también lo daría todo de mí, daría todo por él, daría todo por Liam. Besé su mejilla con dulzura antes de enfrentarme a lo que vendría, cómo si fuera la última vez que pudiese besarle antes de enfrentarnos a nuestro juicio final.
avatar
Matthew Baldwin

Masculino Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 02/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Liam Mc Rigan el Mar Dic 16, 2014 9:14 am

Realmente estaba rodeado de gente significativa para mí. Mi hermana era un lobato que aún aprendía a como cazar presas con astucia, Matt era un fénix que cada segundo que pasaba me sorprendía más y la pequeña Satine cuando nos abrió la puerta después de que Matt me adentrara en aquel bloque  me recordó completamente a Adwoa del cuento que tanto significaba a mí. Su cara de sorpresa me decía a la perfección que habían visto esas noticias, y mientras Matt se hacía paso hacia el salón justificando nuestra relación y hablando de hienas famélicas sujetando fuertemente la mano que tenía sobre sus hombros, yo intentaba ver donde diantres se encontraba aquella pequeña lobata.

Obligué a Matt a soltarme un segundo para dirigirme a Satine.

- Parece que hallas visto un fantasma. – Le dije mientras pasaba mi mano por su cabeza intentando no despeinarla mucho. La traje hacia mi hombro y le di un pequeño beso en la frente. Aquello sé que le extrañaría pero para mí ya era de la familia, como una conocida de toda la vida.

La aparté delicadamente y me asomé al salón para encontrarme a mi hermana mirando la televisión con la peor de las caras que podría encontrarme. Me acerqué a ella y quise hacerle un pequeño gesto de cariño, pero algo me decía que estaba enseñando sus fauces por la noticia recién publicada.

- Deirdre. – pronunciar su nombre completo me resultó algo extraño. – Lo siento por desaparecer así anoche y bueno…lo siento por no haberte enterado por mi boca. Deberías estar pegando brincos, tu hipótesis era un 50% cierta….

Me quedé observándola un segundo esperando una reacción de una broma que sabía que no iba a causar mucho efecto, pero solo se mantenía acurrucada en una posición como si algo la hubiera aterrado. Observé que a su lado se encontraba su móvil y lo cogí pensando que a lo mejor mi tía la había llamado o a saber quién, pero nada más encender la pantalla leí el mensaje que estaba abierto.

“¿A eso habéis ido a París?”

- Mierda…- Rápidamente saqué mi móvil de mi bolsillo y me di cuenta de que yo también tenía un mensaje.

“Cada día me sorprendes más”


Me quedé paralizado al leer aquellos dos mensajes, y ahora comprendía el rostro de mi hermana sin expresión alguna. Aquellas afiladas palabras habían vuelto hacer de las suyas. Me giré y mirando a Matt y Satine les guiñe un ojo y con mi mano derecha les dije que esperaran.
Desde ayer no habían hecho más que pasar una cosa detrás de otra, pero lo que no me esperaba para nada era a mi hermano Owen. Esperaba a mi madre con sus resoplidos o a mi tía con sus sofocos, pero para nada esperaba tan pronto las palabras de Owen.

Me puse en cuclillas delante de mi hermana para mirarla directamente a los ojos e intentar calmarla. Yo estaba más que acostumbrado a Owen y sé que no todo lo que decía lo hacía por joder, sino porque nos quería, pero el modo de cariño de Owen es tan sumamente especial que mi hermana lo repele sin pararse a pensar.

- Solo está un poco disgustado, ya verás cómo se le pasa en un par de semanas. – dije finalmente poniéndole mi mano sobre su pelo revuelto.
avatar
Liam Mc Rigan

Masculino Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 11/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Deirdre Mc Rigan el Mar Dic 16, 2014 11:03 am

Me daba igual con quien estuviera mi hermano. Me importaba ocho cuernos a quien le hiciera el amor o le dijera cosas cursivomitivas. Me importaba tres mierdas todo aquello, lo que no me importaba en absoluto fueron las palabras de Owen, aquellas palabras que me cerraron el estómago porque sabía que el alfa no había aprobado aquello y nos podría arrebatar todo de nuestras manos.

Escuché a Satine respondiendo cada una de las preguntas que salían por mi boca haciéndome comprender que realmente aquello no lo sabía nadie para después leer el aquel maldito mensaje que había destrozado mi mañana que supo a la perfección que era de mi hermano mayor sin necesidad de decírselo.

El timbre sonó y se levantó para abrir una puerta que ni me digné a mirar para saciar una curiosidad que esta vez ni se asomaba por mi mente. Escuchaba voces familiares, pero seguía absorta pensando en aquella maldita frase. Para cuando quise darme cuenta tenía a mi Liam delante de mí disculpándose y poniendo una mano sobre mí después de darse cuenta por sí solo el porqué de mi mal cuerpo. Me quedé observando sus ojos verdes que intentaban cruzarse con los míos, pero la sangre bullía en mi interior. Con una mano le retire violentamente la mano que acariciaba mis cabellos.

- No se te acurra tocarme. – dije con desprecio. - ¿Tienes idea de lo que has hecho? -Aquellas palabras hirientes salían de mi boca como aire. – Me importa tres pimientos lo que hagas con él, pero ¿tenía que enterarse Owen? ¿Sabes de lo que es capaz?- comencé a elevar mi voz por momentos. - ¡¿LO SABES?!

Claro que lo sabía, era nuestro hermano, nuestro alfa, y había hecho y seguía haciendo lo que quería con nosotros. Desde que era pequeña solo sabía gruñirme y nunca estaba en mis peores momentos para ayudarme.

- Te juro que si me quita a Satine de mis manos te arrancaré esa estúpida sonrisa tuya de una bofetada. – el dolor comenzó a brotar por mis ojos. – No eres el único que se enamora aquí Liam, y sabes lo que piensa Owen de este tipo de relaciones. ¡Es capaz de llevarnos de vuelta a casa!

Comencé a llorar como hacía mucho que no lo hacía. Había vuelto a llevar mis pensamientos a un nivel que no debía, y lo estaba pagando con quien no se lo merecía. Liam siempre había estado ahí apoyándome, incluso en este mismo instante seguía sonriendo como siempre lo hacía esperando a que soltara todo para poder abrazarme y calmarme. Yo estaba gritándole por temor a Owen, y el tan siquiera se había enfadado por no haberle contado mis sentimientos hacia Satine y haberse enterado como se enteró. Mis manos tapaban mi rostro húmedo por las lágrimas que caían por él, intentaba luchar por que pararan pero no había forma, hasta que decidí lanzarme a abrazar a mi hermano el cual sabía que me estaba esperando.

- Lo sientoooooo…- dije entre llantos mientras lo abrazaba. Sentía mucho lo que había dicho ya que el también merecía ser feliz con quien amaba sin importar quien se enterara.
avatar
Deirdre Mc Rigan

Femenino Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 22/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Satine Lawler el Mar Dic 16, 2014 4:52 pm

Vi a Matt y a Liam entrar abrazaditos, con aquellas evidentes marcas de pasión en el cuello. No podía creerlo, mi cuñado y mi primo, mi primo Matt... juntos... Me preguntaba si Shelly sabría algo de aquello "¿no se supone que estaban juntos en un hotel? ¿No era que querían vivir conmigo?" Y de golpe... todo aquello... No entendía nada y me frustraba estar tan perdida. Me mantuve seria, intentando estar serena, pero la expresión de desconcierto no se borraba de mi rostro.

Llevé mi mirada a Deirdre, que seguía allí acongojada por el mensaje de Owen. "¿Qué diablos pasaba con ese chico?" Intenté tranquilizarme respirando profundamente por la nariz y soltándolo despacio por la boca. Mi primo estaba sonriendo, algo que honestamente no entendía, para mi opinión había tirado su carrera profesional que tanto esfuerzo y empeño puso en ella saliendo del armario públicamente, las mujeres ya no suspirarían por un rubiales homosexual, estábamos frente a lo que podría ser el fin de su carrera Literaria.

Saludó con normalidad, intentando quitarle hierro al asunto con sus frases para hacer sentir bien a los demás, incluso en momentos cómo aquellos mantenía el tipo. Cuando se refirió a los periodistas cómo hienas que acechan, entendí que los habían pillado infraganti sin que ellos lo quisiesen, entendiendo por qué mi primo dijo aquello en público. No tenía muchas opciones, sale con un hombre por la mañana, de un hotel de lujo, con el cuello ambos marcados cómo si hubiesen echado el último polvo de su vida... "¿Qué podría haber dicho? ¿Que se defendieron de un pulpo gigante que los atacó con sus sopapas?" Mi primo hizo bien al descubrir la relación, si no estoy segura de que habrían investigado a Liam y lo hubiesen difamado diciendo que era un prostituto o un cazador de fortunas... Así al menos quedó cómo su pareja formal y no nada extraño de lo que podría haber inventado la prensa si no hubiesen recibido una respuesta.

De pronto vi cómo Liam se refería a mí haciendo alusión a que parecía que hubiese visto un fantasma, definitivamente mi rostro estaba más expresivo que habitualmente. De pronto agarró mi cabeza para acercarla a su hombro y besarme la frente, no pude evitar ruborizarme llevando después de eso mi mano hacia la frente. Realmente estaba feliz de que mi primo estuviese con una persona tan cariñosa cómo él, al fin y al cabo necesitaba mucho cariño y comprensión y aunque todo aquello me hubiese chocado tanto por no esperarlo en absoluto, si mi primo era feliz con ello yo estaría bien.

La amabilidad de Liam no tenía límites al parecer, aquella persona que tanto me había molestado ahora me estaba dando buenos motivos para aceptarlo más y más. Se acercó a Deirdre que no se había movido ni un centímetro para intentar hablar con ella y hacerla reír, pero ésta seguía con aquel miedo por el mensaje que había recibido. Observé cómo Liam leía aquel mensaje y sacaba su teléfono después mientras un "mierda" se le escapaba de la boca. Al parecer la cosa era peor de lo que esperaba.

Quise acercarme para preguntarles que diantres pasaba, pero Liam nos hizo gesto a Matt y a mí para que no fuéramos. Me quedé esperando a ver que sucedía y pude ver cómo Liam colocaba su mano sobre el cabello de Deirdre mientras la intentaba reconfortar con palabras, incluso después de haberse quedado paralizado segundos antes.

De pronto el comportamiento de Deirdre me impactó, quitó aquella mano que le tendía ayuda con brusquedad para comenzar a gritarle.

¡DEIRDRE!— Grité ante aquel comportamiento que había tenido con Liam, mientras me acercaba haciendo caso omiso de la seña que Liam nos había hecho, pero me detuve frente a ellos cuando las lágrimas comenzaron a brotar de sus ojos.


"Te juro que si me quita a Satine de mis manos te arrancaré esa estúpida sonrisa tuya de una bofetada. No eres el único que se enamora aquí Liam, y sabes lo que piensa Owen de este tipo de relaciones. ¡Es capaz de llevarnos de vuelta a casa!"


Aquello me puso en alerta, una disculpa desesperada salió de su boca antes de abrazar a Liam, aquello me estaba empezando a aterrar, acababa de tener a Deirdre para mí, y ahora... "¿Cabía la posibilidad de que me la quitaran? ¡No, no y no! ¡Me niego!" Agarré a Liam por el hombro para que se retirase y poder acercarme a Deirdre para abrazarla con fuerza. Respiré hondo, intentando mantener la calma para relajar a mi querida novia.

Dee...— Comencé a decir con suavidad. Me alejé un poco llevando una de mis manos a su mejilla para que me mirase a los ojos mientras hablaba.— Nadie te va a llevar de mi lado, no lo permitiré, te quedarás aquí si lo deseas, el dinero es algo que me sobra y puedo mantenerte sin problemas.— Le expliqué mientras que mi pulgar secaba las lágrimas que caían por su rostro.— Vamos a estar juntas y felices igual que éstos dos.— Concluí dándole un suave beso en los labios en busca de su calma y confort.

No entendía muy bien la situación, ni que diantres pasaba con Owen, pero no permitiría que me separasen de Deirdre, ambas éramos mayores de edad y podíamos tomar nuestras propias decisiones sin que nadie interviniese en ellas.
avatar
Satine Lawler

Femenino Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 19/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Matthew Baldwin el Mar Dic 16, 2014 6:18 pm

Sentía cómo la historia se seguía escribiendo sola, sin permitirme modificar su contenido, siendo yo el protagonista y alguien desquiciado el que escribía las líneas, entintando con su pluma el papel, creando la historia de nuestras vidas... que descabellado todo...

"Siento cómo la mano de Liam se desprende de la mía, odio sentirle distante, pero tengo que ser coherente, la situación no da para quedarnos acurrucados cómo en la cama de aquel hotel donde nuestros corazones se habían encontrado. Lo veo acercase a Satine y besar su frente, ésto me enternece, me llena, prosigue su camino acercándose a la muchacha pelirroja que tanto recelo me causa, trago saliva y veo cómo su amabilidad aflora, le habla con dulzura, busca animarla.

Una descarga eléctrica recorre mi cuerpo, intento mantener la compostura, no puedo evitar sentir este sentimiento cuando Liam se acerca a ella, pero tengo que contenerme. Veo a Liam agarrar un móvil ajeno, leyendo algo para luego sacar el suyo y ver cómo se queda inmóvil durante un instante. Aquello me preocupa, me preocupa demasiado... "¿Quién ha conseguido ponerle ésa expresión de espanto en la cara?" Se acerca de nuevo a su hermana para colocar su mano sobre los cabellos de ésta, ésto me hiere, me hiere de gran manera, temo que siga sintiendo cosas por ella.

De pronto la mano de Deirdre revolea la de mi Liam, su voz estridente resuena en toda la habitación me apresuro y acudo dónde se encuentran esos dos, en aquel sofá, haciendo caso omiso de la petición que Liam nos había hecho con señas.

¡DEIRDRE!— Exclama Satine, el grito de mi imperturbable prima consigue asustarme todavía más, la veo detenerse frente a ellos y me detengo a su lado con cara de preocupación y rabia.

"No eres el único que se enamora aquí Liam, y sabes lo que piensa Owen de este tipo de relaciones. ¡Es capaz de llevarnos de vuelta a casa"

Veo a Deirdre exclamar mientras estalla en llanto que no quiere que la alejen de su Satine, no entiendo nada, mi cara ya muestra más dolor que otra cosa. "¿Quién diablos es Owen y con qué potestad podría llevarse a mi amado Liam de mi lado?" Las dudas asaltan mi mente mientras la pelirroja se disculpa con un terrible y estridente llanto.

Mi prima separa a Liam de ella, la abraza y comienza a reconfortarle ofreciéndole incluso vivir a su lado. Odio no entender las cosas, agarro la mano de Liam con cariño y me inclino frente a él mi cara tiene la expresión del miedo dibujada, no me hace alta verme en un espejo para saberlo.

¿Quien diablos es Owen y por qué querría separarnos?— Pregunto apesadumbrado en busca de que Liam me tranquilice. Si nos vienen a buscar desenfundó la chequera y el pasaporte y me lo llevo a Estados Unidos conmigo, pero antes de tomar una decisión cómo aquella prefiero buscar respuestas para poder tomar decisiones con más calma.

No hemos hecho nada malo... Nos amamos y ya está... Y aunque mucha gente no lo entienda, a mi sólo me vale estar a tu lado.— Le digo con suavidad y dulzura. Me quedo esperando respuestas, sobre quién es Owen, sobre qué ocurre con él, sobre qué va a pasar con nosotros..."
avatar
Matthew Baldwin

Masculino Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 02/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Liam Mc Rigan el Mar Dic 16, 2014 10:40 pm

Mi hermana jamás la he visto llevarse bien con Owen, pero tampoco le he visto esas intenciones. Cada uno de nosotros tenemos nuestras cosas, Dee por ejemplo es algo hiperactiva, yo un buenazo sin intenciones y Owen la cabeza pensante, pero eso ella no lo había calado aún, y por más que mi madre y yo lo habíamos intentado todo acababa en broncas.

En nuestra manada él siempre fue el alfa, el que nos protegía a la distancia de que nadie nos hiriera, aunque preferí que quedara un poco al margen cuando ingresaron a mi hermana, pero siempre estuvo a su manera ahí, incluso con esos mensajes que acabábamos de leer. Sé que mi mensaje se refería al hecho de cómo había acabado con un hombre en vez de ella, pero el de ella si tenía algo más de profundidad, una profundidad que hizo que mi hermana entrara en pánico temiendo que Owen nos arrebatara a nuestros seres preciados, pero él no iba a hacer eso, solo iba a seguir como hasta ahora, observándonos de lejos e intentando que no pisáramos en mal lugar.

Satine, ante la reacción brusca de mi hermana elevó la voz, para finalmente comprender que Dee siempre actúa antes de pensar. Mi hermana se encontraba en mis brazos llorando desconsoladamente acongojada por una situación que sabía que no iba a pasar y que como imaginé hizo que la gente pensara lo que no era. Satine me quito a mi hermana para decirle que jamás la dejaría escapar y Matt también reaccionó preguntándome quien era el famoso Owen que tantos estragos estaba causando aparte de expresarme sus sentimientos una vez más. Aquello me hizo suspirar teniéndolo a mi lado mientras observaba cada rostro preocupado.

- Owen es nuestro hermano mayor. – comencé a explicar peinándome un poco el cabello con una mano y rascándome el cuello con la otra. – Ahora mismo estaréis pensando que es un monstruo por lo que acaba de soltar mi hermana, pero él no va hacer nada de eso. – dije sonriendo intentando relajar la situación. – Mi hermana y él no se llevan muy bien, pero después de como conociste a mi hermana anoche creo que podrás entender por qué…- dije mirando directamente a Matt. – Ella es una lobata y el Amaguq. Ella es risueña y el sobreprotector. Ella es ella y él es él…

Estaba sentado sobre aquella alfombra verde manzana mientras hablaba sobre él, intentando que no lo juzgaran por cosas que aún no se han justificado.

- Nadie nos va mandar de vuelta Dee. – añadí con un suspiro. – Además si te paras a pensar un poco mira el número de teléfono por favor. – cogí su móvil y se lo lancé. – Has reconocido el mensaje pero no el teléfono, y ese prefijo es de París. Owen está aquí.

Owen estaba ahí en París, vete a saber por qué pero se encontraba por allí. Puede que nos estuviera esperando en casa de Evangeline o tal vez solo vino de visita y se encontró con el bombazo. Podían ser mil cosas, pero lo seguro es que ya nos estaba observando.

Me giré hacía Matt y trayéndolo hacia mí dejé caer sobre la alfombra de modo que quedara medio cuerpo sobre mí.

- Así que ahora nos vamos a relajar, a desayunar y ya pensaremos más tarde en qué hacer. – finalicé rozando mis labios por los suyos con una ligera sonrisa en mi comisura de los labios. – No me voy a ir a ninguna parte, te lo dije bien claro esta mañana.
avatar
Liam Mc Rigan

Masculino Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 11/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Deirdre Mc Rigan el Mar Dic 16, 2014 11:19 pm

Me encontraba en los brazos de mi Satine después de haber vomitado todo aquel mar de angustias que había aparecido en un segundo ante mí. Por primera vez Satine me había elevado la voz por algo que no había hecho bien, pero aquel abrazo sabía que significaba que no estaba enfadada, sino que me protegería. Con su dulce voz me dejo claro que no dejaría que me arrancaran de sus brazos, cosa que hizo que me emocionara aún más. Aquella promesa la selló con un beso.

Escuché como Matt también estaba preocupado por el hombre que había mencionado que quería separarnos. Creo que realmente había alarmado al personal, pero una vez más estaba Liam para solucionar aquel lio mío. Realmente necesitaba aprender a controlar esos impulsos míos.

- Owen es nuestro hermano mayor. Ahora mismo estaréis pensando que es un monstruo por lo que acaba de soltar mi hermana, pero él no va hacer nada de eso. Mi hermana y él no se llevan muy bien, pero después de como conociste a mi hermana anoche creo que podrás entender por qué…- dijo refiriéndose a Matt  por mi estupenda ida de olla de a noche. – Ella es una lobata y el Amaguq. Ella es risueña y el sobreprotector. Ella es ella y él es él…

Abrí los ojos como platos al escuchar aquella comparación en la que situaba a Owen como Amaguq, el cuento sobre lobo que devoró el sol que mi madre nos contaba cada noche. Aquel Dios se suponía que asumió al mundo en una terrible oscuridad por que le arrebataron su vida, pero que al mismo tiempo protegía a los suyos. Para mi Owen siempre fue el que me decía a todo que no, el que siempre despreciaba mis ideas y el que jamás estuvo ahí, pero por alguna razón mi hermano me estaba dando a entender que aquello no era así.

- Nadie nos va mandar de vuelta Dee, además si te paras a pensar un poco mira el número de teléfono por favor. – me dijo lanzandome mi teléfono móvil. – Has reconocido el mensaje pero no el teléfono, y ese prefijo es de París. Owen está aquí.

Aquello hizo que se me erizaran todos los pelos de mi cuerpo y un terrible sudor frio comenzara a aparecer por mi cuerpo. ¿Por qué le tenía tanto pavor a mí propio hermano? Era escuchar su nombre y ya temblaba…

Finalmente me sacó de mis miedos el beso tierno que vi entre mi hermano y Matt, algo que hizo que mirara a Satine mientras me tapaba la boca, como si jamás hubiera visto algo como aquello.

- Si Owen está aquí deberíamos buscarle una novia. – comencé a decirle a Liam – Puede que echando un par de buenos polvos se le quite esa cara que me lleva constantemente. – me tapé la boca sacando una sonrisa traviesa. – A ti se te han pasado todas las penas….

Miraba a mi hermano como estaba totalmente marcado en su cuello y como en el cuello de Matt también había sido marcado. Seguía temiendo ver a Owen, sabía que no aprobaba aquello, pero Liam tenía razón, había llevado las cosas a un límite que una vez más había preocupado a la que era mi nueva familia. Cogí a satine y caí sobre aquella alfombra también mientras la abrazaba sin soltarla.

- Perdóname, te he vuelto a alarmar, pero es que Owen y yo…bueno…- me costaba admitirlo pero era necesario.-No lo temas porque yo lo tema, dale una oportunidad cuando lo conozcas, que me da en la nariz que será pronto…pero…!!Mientras tanto te dejo que me violes todo lo que quieras!! ¡Hagamos el amor hasta asfixiarnos que mañana comienzan las clases y no sé cuándo podré meterte mano! ¡Y que nos oiga tu vecina! – dirigí un segundo la mirada hacia Liam. – Vosotros tenéis la habitación de al lado por si nuestros gemidos de placer os dan envidia.

Volví a abrazar a Satine fuertemente intentando no pensar más en Owen y centrarme en el arsenal de burradas que acababa de soltar.[/color]
avatar
Deirdre Mc Rigan

Femenino Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 22/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Satine Lawler el Jue Ene 01, 2015 3:28 pm

La verdad es que la cabeza ya comenzaba a dolerme, de por sí sacarme de mi tranquilo trance en el que me encontraba continuamente inmersa era complicado, pero realmente me habían conseguido sacar de mis cabales haciéndome llegar a sentir cierto temor sobre el que resultaba ser el hermano mayor de los McRigan. Me preguntaba qué tipo de persona sería para que le infundiese tanto temor a Deirdre, pero por momentos no estaba segura de querer conocerlo, porque honestamente no deseaba volver a ver aquellas expresiones que florecían en el hermoso rostro de Deirdre cuando se hablaba de él.

Ver a Liam con Matt de una forma tan acaramelada me hizo en gran parte poder volver a respirar y que el nudo que en momentos de tensión se me creaba en la garganta, se deshiciese por completo. No se en qué momento ocurrió, ni a que velocidad lo hizo, pero lo que estaba claro era que esos dos estaban perdidamente enamorados, y no por las marcas de su cuello, porque aquello podía ocurrir sin el más mínimo gramo de amor, pero si podía hallarse éste en el gesto de Liam, posando tan dulce y coqueto a mi primo sobre él para besarle de aquella manera tan tierna. Realmente de alguna manera, estaba feliz de que aquello haya sucedido.

Escuché a Deirdre comenzar a parlotear con sus bromas toscas cómo siempre y no pude evitar sonreír de ternura ante aquello, me acerqué con suavidad a su rostro con la intención de acariciarlo pero la gravedad me hizo caer en aquella alfombra mientras Deirdre me abrazaba. Suspiré y me acurruqué entre sus piernas, por algún motivo sentía que estábamos al revés, normalmente era yo quien la deseaba acurrucar en mi, pero estar entre sus brazos se sintió bastante bien así que aproveché el momento hasta que su vocecilla se hizo resonar disculpándose, algo que me pareció muy tierno, aunque sentía que Deirdre se disculpase demasiado, o quizás pensase que metía la mata más de lo que debiese.

No pasa nada mi pequeña Dee, todo ha salido y va a salir bien.— Le dije mientras pasaba mis brazos por debajo de sus axilas y apoyaba el rostro en su hombro, olfateando cómo un cánido el aroma de mi apreciada pelirroja, cerrando los ojos y dejándome llevar por la relajación del momento.

No lo temas porque yo lo tema, dale una oportunidad cuando lo conozcas, que me da en la nariz que será pronto…pero…!!Mientras tanto te dejo que me violes todo lo que quieras!! ¡Hagamos el amor hasta asfixiarnos que mañana comienzan las clases y no sé cuándo podré meterte mano! ¡Y que nos oiga tu vecina! — Paró un segundo para mirar a su hermano un instante.—Vosotros tenéis la habitación de al lado por si nuestros gemidos de placer os dan envidia. —Concluyó mientras me abrazaba con fuerza.

Mis ojos quedaron cómo platos y mi mente intentaba procesar toda aquella sarta de barbaridades que había dicho Deirdre en tan sólo unos segundos, pero barbaridades que al fin y al cabo consiguieron desarmarme porque... "¿Cómo lo haría con mi adorada Deirdre?" No estaba segura de cómo hacerlo con un hombre, menos aún con una mujer, pero después de aquel despertar, negar algo cómo "no quería catar a Deirdre" era más que obvio que sería una falacia. Mi mente estaba a 100 mil revoluciones por segundo, mi corazón latía con intensidad y fuerza, me separé de Deirdre y agarré con fuerza su mano, incorporándome con decisión y arrastrándola a mi habitación sin mirar atrás, cerrando la puerta tras pasar y echándole el pestillo.

Mi pecho se agitaba con nerviosismo, debido a mi respiración irregular, no tenía la más pálida idea de que iba a pasar, de cómo debía pasar, pero mi cuerpo estaba entrando en calor y muy agitado. Me acerqué a Deirdre y la agarré por la nuca, besándola mientras me dejaba caer sobre la cama con ella debajo, quedando sobre ella con ambas piernas a los lados de su cuerpo. Paré un instante aquel beso y me separé dejando que mis cabellos dorados cayesen sobre su rostro.

Hagamos el amor Dee, no tengo idea de cómo, pero hagamos el amor... — Le dije mientras volvía a fusionar mis labios con los suyos, realmente sentía el calor recorrer por mis venas, cómo calefacción líquida que invadía mi cuerpo junto a otras sensaciones, era algo maravilloso pero también, algo totalmente desconocido que hacía que mi cuerpo, temblase de nervios ligeramente.
avatar
Satine Lawler

Femenino Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 19/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Matthew Baldwin el Vie Ene 02, 2015 5:20 am

"Respiro hondo e intento mantener la calma, desgraciadamente hace tiempo que soy un adulto, y en momentos cómo éstos es cuando debo mantenerme rígido y demostrarlo, para poder crear un clima de tranquilidad para mi pequeña prima y su recién estrenada novia. La voz de Liam consigue sacarme de mis pensamientos y hacerme suspirar, amo el tono de su voz... "¿En qué momento me he enamorado tanto?"

Owen es nuestro hermano mayor.— Escucho decir a Liam mientras se peina el cabello con la mano, realmente sus brazos son tan firmes y enormes... Aquella información me hizo en parte preocuparme un poco más, pero a la vez suspirar al saber que no era alguien desconocido que pudiera hacerles daño.— Ahora mismo estaréis pensando que es un monstruo por lo que acaba de soltar mi hermana, pero él no va hacer nada de eso.— Comenta con una de sus irresistibles y dulces sonrisas, aquello me hace soltar un largo y profundo suspiro de relajación, al fin y al cabo parece que la inexperta y joven Deirdre es bastante exagerada y escandalosa cómo parece, la pequeña "niña del pincel".—Ella es una lobata y el Amaguq. Ella es risueña y el sobreprotector. Ella es ella y él es él…— Aquello con lo que concluyó Liam me hizo sonreír con calidez. Aquella historia realmente me había encantado, y más todavía el hecho de cómo la asemeja con su familia, extrapolándola.— Nadie nos va mandar de vuelta Dee. Además si te paras a pensar un poco mira el número de teléfono por favor. Has reconocido el mensaje pero no el teléfono, y ese prefijo es de París. Owen está aquí.— Termina por decir. Aquello he de admitir que me vuelve a poner en estado de alerta... "¿El hermano de Liam estaba en París? ¿Qué clase de persona sería? ¿Por qué le temía tanto la pequeña Lobata?"

Suspiro un tanto preocupado pero intento mantener mi papel de adulto, algo que sinceramente en muchas ocasiones me cuesta. Relajo mi cuerpo y trago saliva, intentando que mi rostro no muestre más preocupación, pero de pronto siento la fuerte y firme mano de Liam sobre mí, y sin poder mantener la estabilidad caigo sobre él en aquella alfombra verde. Estoy ruborizado, nervioso, está tan cerca, estoy sobre él... sobre Liam... El corazón me palpita desmesurado, me siento cómo un adolescente, seguramente mis mejillas están más rojas que una manzana madura.

Así que ahora nos vamos a relajar, a desayunar y ya pensaremos más tarde en qué hacer. No me voy a ir a ninguna parte, te lo dije bien claro esta mañana.— Dijo con una ligera sonrisa mientras sus labios rozaban los míos. No puedo evitarlo, tengo ganas de llorar, el temor de perder a Liam es algo que realmente me angustiaba, pero una sonrisa inmensa se asoma por mis labios, nunca pensé que acabaría con un hombre, y menos alguien cómo él, realmente, no me importa su sexo, es la persona perfecta, es el amor hecho carne, es la mayor inspiración que he tenido nunca.

No me contengo y rodeo su cuello con mis brazos, con fuerza, con felicidad. Busco sus labios y los presiono contra los míos durante unos instantes, realmente quiero tenerlo así siempre.

Más te vale.— Le digo tras haber separado sus labios de los míos, mientras lo miro fijamente a los ojos.

La voz de Deirdre me distrae en éste momento tan mágico que siento que estoy viviendo ante la afirmación irrefutable que Liam me acababa de decir con aquel acto que quedaría grabado a fuego en mi memoria. Su vocecilla de niña diciendo tonterías de buscarle novia al Owen me dio ganas de matarla, hace un instante casi nos mata de miedo a todos y ahora soltaba algo cómo aquello, ahora entiendo las palabras de Liam indicándome que tuviese paciencia. Resoplé y la continué escuchando, pero cuándo la conversación se derivó a algo más similar a una novela erótica mis ojos se abrieron cómo platos y en mi cara se puede observar el desconcierto.

Antes de que pudiese reaccionar mi prima se la lleva a rastras hacia su dormitorio, y para que mentirnos, ya son dos señoritas, aunque bastante ruidosas pero ya están creciditas al fin y al cabo. Me arrodillo frente a Liam y le doy un fugaz beso en los labios antes de ponerme de pie. Extiendo mi mano y lo miro con una sonrisa, intentando no pensar demasiado en aquellas dos.

Vámonos, en lugar de ir a la habitación de al lado podríamos ir a algún otro lugar más entretenido para los dos y huir de los periodistas. ¿Que te parece?.— Concluyo  con la mano todavía en su dirección mientras sonrío con dulzura.

"Me da igual lo que haga Satine con Deridre, no me importa cómo será Owen o si mi carrera está hundida, lo único que realmente me importa es que Liam esté a mi lado"

Ésta historia cambia por momentos, de pronto me siento en una novela de misteriosa incertidumbre y suspense, después en una romántica y profunda, pero después aparece Deirdre diciendo todo aquello, y siento que es ciencia ficción..."
avatar
Matthew Baldwin

Masculino Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 02/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Deirdre Mc Rigan el Vie Ene 02, 2015 12:42 pm

Con lo que había soltado aquella mañana creo que mi cupo de burradas las había cubierto. Primero mi ataque de histeria al enterarme que Owen andaba rondando para luego gritar cosas innecesarias y finalizar con poco más que unas líneas de una novela erótica. Definitivamente como mi hermano decía yo solo era una lobata que no temía encontrarme nada, que cruzaba puentes en mal estado y que si por mi fuera llevaría a la ruina a mi ejército en una batalla colosal.

Supongo que mis forma de ser debería cambiarla ahora poco a poco para no matar de un susto a Satine y al nuevo miembro de mi familia en el cual por un segundo pensé por querer colarme en su casa y robarle los manuscritos de su siguiente obra, idea que desapareció al instante por que sabía que mi hermano me degollaría de un solo zarpazo. Los miraba y realmente hacían una magnifica pareja, y a Liam lo veía más vivo que nunca, pero eso no evitó sentir ese nudo en mi estómago como consecuencia de mi imaginación. Estaba feliz con Satine, más de lo que nunca había estado, pero tenía esa sensación de que me arrebataban una parte de mí y de que me observaban por otra generando que por mi boca solo surgieran aún más burradas.

Para cuando me quise dar cuenta Satine ya me había llevado a su habitación ante mi propuesta algo subida de todo. Aquello realmente estaba pasando y mi subconsciente no me estaba engañando, pues aquel beso apasionado me  hizo comprender que ese momento había llegado encontrándome entre sus fauces.

Hagamos el amor Dee, no tengo idea de cómo, pero hagamos el amor...- me dijo para después fusionarse nuevamente conmigo en otro beso.

No pude evitar cerrar los ojos y dejarme llevar por aquellos sentidos. Olía su perfume natural el cual era el mejor de los aromas, sentía sus cabellos dorados rozar mi rostro, su corazón a mil por hora y el sabor de la miel que la noche anterior me había permitido catar. Yo tampoco sabía bien como se manejaba aquello, pero mis manos fueron las que se decidieron moverse colándose bajo aquella camisa anaranjada para sujetarla los lados de su cadera. La acariciaba suavemente mientras jugaba con aquel beso infinito y jadeante que hacía que mi corazón quisiera salirse de mi pecho. Su piel era tan suave y tan blanca que de verdad me daba la impresión de que se fuera a romper de un momento a otro.

Me separé un segundo para mirarla a los ojos, aquellos ojos azules que me encantaba mirar y que estaba más que segura que más de uno desearía.

- Solo hay que dejarse llevar. – le dije sonriendo mientras terminaba por elevarme y quitarme la camisa blanca que me había prestado. Nuevamente volví a cogerla por su nuca y a abalanzarme sobre ella para besarla. Sentía como el calor cubría todo mi cuerpo, como los nervios iban desapareciendo y como simplemente dejaba la mente en blanco. Me separé nuevamente para atacar su cuello, para saciar un apetito que había surgido de un segundo a otro. Quería marcarla para que todos supieran que era mía y si algún niño pijo se arrimaba a ella descubriera que no estaba disponible. Le quité como pude su camiseta naranja pese a tenerla encima mía pero sonriendo y de forma juguetona le obligué a tenerla debajo de mí siendo yo esa vez la que podía verla tendida con sus cabellos rondando los alrededores. Me encontraba sobre ella, observando sus leves colores como consecuencia del momento en su rostro. Era realmente adorable…

- Esto es como un pequeño sueño hecho realidad.– comencé a decirle mientras la miraba a los ojos. – Jamás pensé que encontraría a alguien que soportara mis ataques de locura y menos que me aceptara tal y como soy. Soy muy feliz Satine. Tú me haces feliz.
avatar
Deirdre Mc Rigan

Femenino Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 22/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Liam Mc Rigan el Vie Ene 02, 2015 2:06 pm

Intenté explicar lo mejor que pude quién era mi temido hermano para que no lo odiaran sin conocerle y que no nos íbamos a ir a ninguna parte. No era mala persona, solo sobre protector, y eso no le gusta mucho a la gente. Hay que saber pillarlo, y yo sabía perfectamente que bajo aquella fachada de macho alfa había unos sentimientos y más de un llanto.

Estaba contento mientras tenía a Matt entre mis brazos advirtiéndome que más me valía no irme a ningún lugar, pero mi cara de paz cambió a saber qué cara cuando escuche aquel arsenal  de propuestas algo subidas de tono que mi hermana decía, es más, creo que ni me digné a mirarla por no coger esa cabeza suya y meterla bajo la ducha para que se le enfriara, pero antes de nada vi como Satine se llevaba a mi hermana y se cerraban en aquel cuarto que de un segundo a otro se iba a llenar de lujuria.

- Pues menos mal que no le ha dicho de ir a matar a la vecina…- dije sin pensarlo. Aquello fue como un “¿se acaba el mundo? Vamos a hacerlo hasta extasiarnos.”

- Vámonos, en lugar de ir a la habitación de al lado podríamos ir a algún otro lugar más entretenido para los dos y huir de los periodistas. ¿Qué te parece?. – me dijo tras darme un beso fugaz y ponerse en pie.

Mientras me ponía de pie pensaba en algún lugar que no estorbara nadie ni le hicieran sentir incómodo. No había hecho más que comenzar aquello y ya estaba hasta el gorro de las cámaras, pero era como un juego donde se les llevaba como querías si eras un poco inteligente. Antes de decir nada cogí mi móvil para avisar a mi tía sobre mi paradero.

“Antes de nada, estoy bien. Deirdre sigue con su amiga y yo voy ahora a la piscina. Regresaré esta noche a casa para cenar todos juntos. Gracias y perdón Evan. ”

Volví a guardar mi móvil en el bolsillo y miré nuevamente a Matt.

- No sé qué tal se te dará nadar pero me gustaría ir a la piscina, necesito descargar y hacer algo de ejercicio que no sea devorarte. – le comenté sonriendo traviesamente. – No se atreverán a entrar en la piscina por mucho que sea un lugar público, hay niños y madres con instintos de auténticas lobas, además de no permitir escándalo en lugares así y por si fuera poco es domingo y no suelen haber mucha gente en la piscina.

Le cogí de la mano para dirigirnos hacía la puerta y llevarlo una vez más lejos de aquel apartamento en el cual tantas cosas habían sucedido. Nuevamente volvió a vibrar mi móvil y vi cómo era la contestación al mensaje que escasos minutos antes había mandado a mi tía.

“¡Tráete a Mathew si quieres! Sera bienvenido.”

Definitivamente mi tía ya lo sabía y lo único que deseaba era atacar a Matt antes que darme la bronca del siglo por aquella situación. Tenía ganas de llevarlo a mi casa pero ahora mismo no era la mejor opción, prefería llevarlo a la piscina donde al menos algo de paz tendríamos.

- Let’s swim! – le dijé mientras cerraba la puerta tras nuestra lentamente mientras no lo soltaba de la mano. Lo llevé esta vez por las escaleras bajando a un ritmo tranquilo mientras pensaba en zambullirme en el agua y olvidar por un segundo la existencia de otras personas que no fueran Matt en mi cabeza. Una vez frente al portal le sujeté el rostro y le sonreí una vez más mientras le daba otro pequeño beso. - No se como lo haremos pero soportaremos juntos todo esto teniendo la vida más apacible posible, ya lo verás. - y con una caricia final en su rostro volví a sujetar su mano para llevarlo fuera y alcanzar el primer taxi que nos llevara a un lugar tranquilo.
avatar
Liam Mc Rigan

Masculino Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 11/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Satine Lawler el Miér Ene 14, 2015 2:23 am

Cuando escuché a Deirdre decir que sólo había que dejarse llevar me sentí transparente cómo el agua, Deirdre tenía un pequeño sistema con el cual se metía en mi cabeza o miraba a través de mí, dándose cuenta al instante de qué me ocurría o preocupaba. Cuando consiguió moverme al punto de quedar sobre mí me quedé totalmente ruborizada, ver a Deirdre en aquella posición, sobre mí... era algo que realmente me enloqueció. Tragué saliva y me quedé observándola unos instantes, me sentía totalmente vulnerable en aquel momento tan íntimo, jamás pensé que me sentiría así junto a ella, pero en aquel momento la sentí tan decidida que por primera vez desde que conocí a Deirdre no pude evitar sentirme de aquella forma.

Esto es como un pequeño sueño hecho realidad. Jamás pensé que encontraría a alguien que soportara mis ataques de locura y menos que me aceptara tal y como soy. Soy muy feliz Satine. Tú me haces feliz.— Me dijo sacándome de mi embobamiento vulnerable. Cuando pensaba en que no podría ruborizarme más, Deirdre consiguió que mi cara pareciese más que un tomate, una tomatera entera. Tragué salivar y la observé un poco más, con aquellos cabellos pelirrojos rozando sus pecosas mejillas. El contacto previo con Deirdre me había conseguido calentar de sobre manera, pero deseaba más que aquellos fugaces roces.

La tomé de la nuca y la acerqué con brusquedad hacia mí para que nuestros labios se encontrasen en un húmedo beso, del cual me separé pasados unos instantes.

Deirdre, te amo...— Le dije mientras me aproximaba a su rostro para apoyar mi frente contra la suya y nuestras miradas se encontrasen en una muy corta distancia.— You are my dream come true...— Le dije sin darme cuenta que mi idioma natal afloraba en aquel momento tan intenso e íntimo.

Mi mano bajo desde su nuca, recorriendo su espalda, soltando aquel sujetador que Deirdre llevaba y tanto me incordiaba de repente, dejando aquellos turgentes pechos al aire sobre mí. Tiré aquella engorrosa prenda a un lado y busqué con mi boca aquellos pezones que parecían un caramelo que suplicaba mi lengua. Con la mano abierta hice una ligera presión para acercarme a ellos, para conseguir meterme aquel dulce en mi boca, lamiéndolo con dulzura y mordisqueándolo de manera suave y juguetona, deseando escuchar los gemidos de placer de Deirdre.

Mi otra mano comenzó a sentir un cosquilleo de ansiedad, y se dirigió con soltura hacia la entrepierna de mi amada diosa pelirroja, comenzando a masajear aquella zona que tanto anhelaba catar.

Te sobra ropa y a mi también...— dije mientras mis manos bajaban a su cintura para despojarla de su atuendo.— ¿Te ocupas tu de la mía?— Le dije mientras miraba hacia un lado enrojecida, presa de la vergüenza.
avatar
Satine Lawler

Femenino Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 19/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Deirdre Mc Rigan el Miér Ene 14, 2015 4:02 pm

“Deirdre, te amo... You are my dream come true...”

Me encontraba en la cama con Satine viendo como había sacado ese lado suyo después de haberme dicho aquellas maravillosas palabras. En un principio era yo la que se encontraba encima de ella, por lo que estaba a mi completa merced, pero sin darme cuenta apreté el gatillo que Satine al comienzo debía intentar contener. Pese a estar bajo de mi me agarró de la nuca para darme un beso realmente excitante. Sentí su lengua jugando con la mía mientras intentaba respirar. El calor subió por mis mejillas e hizo que comenzara a jadear. Por si fuera poco me quitó lo que venía a ser mi sostén para lanzarlo lejos como si fuera un estúpido obstáculo que no iba a permitir que se cruzara en su camino.  Para cuando me quise dar cuenta ya la tenía lamiendo mis pezones como si de caramelos se trataran. Intenté contenerme pero con uno de sus ligeros mordiscos hizo que un pequeño gemido escapara de mi boca. Aquello me estaba poco a poco volviendo loca, y por si fuera poco al notar su mano acercándose a mi entrepierna hizo que terminara de enloquecer. Por un lado seguía lamiendo mis senos suavemente  provocándome pequeños temblores de placer y por otro tenía a su mano acariciando algo que nadie más había tocado exceptuándome a mí misma.

- Te sobra ropa y a mí también...— dijo mientras sus manos bajaban a mi cintura para despojarme de mi atuendo.— ¿Te ocupas tú de la mía?— Me dijo mientras miraba hacia un lado enrojecida, presa de la vergüenza.

Me encantó aquella expresión suya que provocó que una pequeña sonrisa juguetona saliera en mi rostro el cual estaba algo rosado.

- Por supuesto. – le respondí sonriéndole.

A modo de juego dirigí mis manos hacia sus pechos que aún estaban tapados por aquel dichoso sujetador. Rocé con mis manos las costuras del sencillo sujetador llevándome hasta su cierre en la parte trasera de su espalda para desabrocharlo mientras le obligaba a elevarse un poco. Al final logre quitárselo e imitándola lo lancé lo más lejos que pude. Nuevamente la tenía delante de mí presa de la vergüenza. Pasé mis dedos suavemente por su cuello, sus clavículas y finalmente sus senos. Era la primera vez que tocaba unos que no fueran los míos, y me parecían lo más hermoso del mundo. Eran firmes y delicados, como ella misma. Me incliné un poco y sin comenzar a catarlos comencé a rozarlos con mis labios mientras con mis manos desabrochaba su molesto pantalón.

- Vamos a molestar un poco a tu vecina…- y comencé a lamer delicadamente aquellos pezones por turnos, jugueteando con ellos con mis labios, mi lengua e incluso ofreciéndole algún que otro mordisco dulce.

Me elevé otro segundo para quitarle los pantalones lo cuales fueron en la misma dirección que el resto de la ropa que sobraba en aquel instante, y acto seguido me quite los míos sin quitarle los ojos de encima. Volví a inclinarme para seguir jugando un poco más entre aquellos senos con mi boca y mi mano, hasta que derivé mi rumbo hasta su obligo, dejándole sentir mi aliento con cada beso y finalmente aquella zona que estaba llena de placer. Con mi propia boca mordí su prenda íntima y comencé a bajarla para finalmente quitársela con mis propias manos. Le obligué a abrir sus piernas y elevarlas para poder seguir con aquello que me había propuesto. Joder la marrana a nuestra querida vecina obligando a Satine a gemir de placer dentro de aquella habitación con paredes de papel.

Besé sus muslos delicadamente y comencé a acercarme a aquel lugar algo húmedo ya por la situación. Primero acaricié su clítoris con mi dedo indicé y finalmente con mi lengua mientras sostenía sus muslos con mis dos manos para evitar que la cerrara. Suavemente y a modo de círculos comencé a lamer aquello que para mí era un manjar de los dioses. Quería escuchar su voz llena de placer al igual que ella había hecho conmigo. Quería saborear aquello con cada movimiento que hacía por ello poco a poco iba disfrutando de aquel instante.  Una de mis manos se deslizó suavemente hacía aquel lugar e introduje uno de mis dedos en su vestíbulo para sacarlo y nuevamente introducirlo lentamente mientras seguía lamiendo aquel dulce manjar. Sentía como el calor se apoderaba de mi cuerpo y como exigía esa parte de placer que necesitaba. Saqué mi dedo de aquel lugar y me elevé quedándome arrodillada entre sus piernas mientras con una de mis manos sujetaba la única prenda que me quedaba puesta y lamía delicadamente el dedo con el que había estado jugando de la otra mano.

- No seas mala y comparte…- dije con una voz dulce pero al mismo tiempo excitada. Me moría de ganas de ver en Satine ese lado que hace escasos minutos había visto. Estaba deseosa por que perdiera los papeles conmigo.
avatar
Deirdre Mc Rigan

Femenino Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 22/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Satine Lawler el Miér Feb 04, 2015 11:02 pm

No tardó en responderme con un enérgico "Por supuesto" mientras me sonreía. Pude sentir sus manos despojándome de mi atuendo, sus dedos recorriendo desde mi cuello hasta mis senos, rozando mis clavículas por el camino, consiguiendo que mi cuerpo se estremeciese, logrando que mi piel se pusiese de gallina. Sus labios rozaban mis pechos y su mano se había deslizado para desabrocharme el pantalón. Un pequeño quejido de placer escapó de mi boca, los labios de Deirdre eran cómo una nube de terciopelo que rozaba mis senos y conseguía hacerme sentir en el cielo. Su voz logró que la realidad me tocase nuevamente.

Vamos a molestar un poco a tu vecina…— Me dijo instantes antes de llevar su boca hacia mis pezones, mordisqueándolos y lamiéndolos con destreza y dulzura. No pude evitar gimotear ante aquella lengua juguetona, Deirdre conseguía estremecer cada parte de mi cuerpo, jamás pensé que una dulzura cómo ella pudiese desatarse de aquella manera. En un instante me elevó levemente para quitarme el molesto pantalón y revoleárlo lejos junto al resto de la ropa, quitándose los suyos sin quitar su mirada de mí ni un instante.

Ciertamente me encontraba ligeramente intimidada, por momentos me sentía una auténtica novata ante Deirdre, pero me encantaba ésa sensación de que ella llevaba el control, conseguía infundirme cierta seguridad. Su boca no tardó en volver hacia mis pequeños pechos de pezones pequeños y rosados, haciéndome gimotear mientras mi mano se iba a mi boca intentando ahogar mis quejidos. De pronto su caminó cambió bajando por mi vientre, llegando hasta mi ombligo, consiguiendo que mi cuerpo se tensara ligeramente, mezcla de los nervios y el placer con cada beso que me daba, con su aliento rozando mi piel.

Sus dientes hicieron presa a mi ropa interior, arrebatándomela cómo una loba desenfrenada. Me sentía gratamente sorprendida, cuando sus manos elevaron mis muslos y sus labios comenzaron a besarme éstos. Su dedo rozó mi clítoris, pero éste fue sustituido rápidamente por su lengua, manteniendo mis muslos abiertos con sus manos. Sentí cómo mi cuerpo se desplomaba ante el placer de aquella lengua juguetona que me hacía enloquecer de placer entre sonoros gemidos. De pronto una de sus manos se deslizó hacia abajo, introduciendo sus dedos en mi interior, haciendo que un gran gemido escapase de mi boca, llevando mi mano hacia ella para intentar ahogarlo, algo que no sirvió de mucho, pues Deirdre conseguía hacerme enloquecer de placer.

Ah... Dee...— Gimoteé jadeante. De pronto se detuvo y me quedé observándola lamer aquel dedo juguetón, haciéndome excitar todavía más viéndola de aquella manera.

No seas mala y comparte…— Dijo con un tono irresistible para mis oídos. Había conseguido hacerme sentir cómo nunca antes me había encontrado. Sentía mi cuerpo caliente, a punto de hervor, mi visión se nublaba por momentos, pero podía distinguir aquel cabello anaranjado a los lados de aquel dulce rostro pecoso. La tenía arrodillada frente a mí, aquella ropa interior que sostenía todavía puesta me estaba poniendo realmente nerviosa, sobraba completamente. De pronto una descarga eléctrica recorrió todo mi cuerpo, y un impulso me hizo abalanzarme sobre ella cómo si fuese una hiena hambrienta aprovechando un descuido de su presa.

Me tiré sobre ella, obligándola a que quedase tumbada en mi cama. Arrebaté su ropa interior de un tirón y me deslicé entre sus piernas para robar de su boca un húmedo y profundo beso. Mi pubis depilado rozó el suyo mientras mi lengua arramplaba con la suya en el interior de su boca. Mi mano se acomodó en su entrepierna con brusquedad, introduciendo sus dedos en el interior para moverlos con agilidad en su interior. Solté su boca para ir a deleitarme con uno de sus pechos, lamiéndolos a la vez que mis dedos mojados se movían hacia su clítoris para masturbarla con destreza.

La deseaba, la deseaba con locura, quería más y más de ella, lo quería todo. Bajé con besos por su vientre y llevando sus piernas hacia encima de mis hombros comencé a lamer y absorber aquel clítoris dulce cómo la miel que tanto me enloquecía. Con mi mano izquierda introduje dos dedos mientras que con la derecha comencé a masturbarme, sin dejar de saborear aquel dulce néctar, en busca de hacerla llegar al clímax. Continué incesante, comencé a sentir el calor por mi cuerpo y la fuerza de mi corazón aumentando al punto de escucharlo palpitar en mis oídos. Me acercaba a mi límite, y mis dedos no cesaban de moverse al igual que mi lengua.

De pronto los gemidos se escapaban de mi boca al tiempo que me aplicaba al máximo en mi trabajo con Deirdre, esperando que ella llegase también al paraíso en el que me encontraba yo mientras degustaba aquel manjar de su entrepierna...
avatar
Satine Lawler

Femenino Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 19/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Deirdre Mc Rigan el Jue Feb 12, 2015 11:26 am

Aquello realmente estaba pasando. Me había esforzado tanto en provocar a Satine que cuando me quise dar cuenta la tenía sobre mí dándome aquello que deseaba. Al comienzo fui yo la que había catado cada parte de su cuerpo, escuchando aquello quejidos tan placenteros que me daban ganas de continuar aún más, pero una vez me mantuve frente a ella esperando impaciente su reacción jugueteando como una niña pequeña la cual reclamaba su premio pude ver ese lado suyo que tanto deseaba ver. No pude evitar sonreír al ver como se abalanzaba sobre mí arrebatándome la única prenda que portaba para a continuación darme un beso lo suficientemente apasionado como para demostrarme lo hambrienta que estaba.

Mientras sentía su cuerpo rozar con el mío pude apreciar como su mano se colaba ansiosamente en aquella zona que tan húmeda se hallaba, notando sus dedos ágilmente dentro de él obligándome a soltar un pequeño quejido sordo a causa de su beso continuo el cual me impedía casi respirar. En ese preciso instante mi corazón quería salir de mi pecho mientras intentaba recuperar algo de aliento frente a aquella situación algo que pude recuperar cuando se alejó de mi boca y se dirigió hacia uno de mis senos.

- Sa…- intenté vocalizar algo pero entre que sus dedos comenzaron a masturbarme y su boca jugueteando con mis pechos me era totalmente imposible.

Me estaba volviendo loca mientras ella trabajaba tan ansiosamente. Realmente deseaba sentir más y más aquel placer, que me escuchara y poderla escuchar llegando a aquel deseado clímax, algo que no fue muy difícil al sentir su lengua finalmente en mi clítoris al mismo tiempo que ella misma comenzaba a masturbarse mientras seguía dándome placer a mí. Aquella faceta tan dulce y tierna por un segundo había desaparecido mostrándome esa otra tan lujuriosa.

De pronto pude escuchar como ella había alcanzado aquel clímax tan esperado, siendo poco más que música para mis oídos. Ya de por sí estaba disfrutando como nunca, sintiendo cada latigazo de placer en mi cuerpo, haciéndome temblar, dejando escapar aquel deseo por mi boca, pero su voz hizo que alcanzará mi límite también mientras seguía trabajando tan hábilmente, haciendo que mis manos sujetaran con fuerza las sabanas, que se erizara mi piel dejando escapar mis gemidos al sentir todo aquello.

Finalmente relajé mi cuerpo obligando a Satine retirarse de mi entrepierna, algo que estaba sumamente sensible ya, y tirando de ella hacía mí la coloqué a mi lado.

- Me vas a volver más loca de lo que ya estoy…- le dije mirándola a aquellos ojos que tanto me fascinaba observar mientras intentaba recuperar el aliento y la abrazaba.

Aquello había pasado realmente, había disfrutado como nunca, había despertado ese lado que tanto deseaba ver en Satine e incluso había puesto todas mis ganas para que la vecina escuchara lo bien que nos lo estábamos pasando sin cortarme un pelo a la hora de demostrar lo mucho que estaba disfrutando.

Sin decir ni una palabra me quedé observando tranquilamente su rostro mientras retiraba tras su oreja algunos de sus mechones rubios. Era tan hermosa que me sentía afortunada de tenerla solo para mí.

- Te lo advierto, arrancaré cualquier pincel que se te acerque. – dije sonriendo mientras la envolvía con mis brazos una vez más. – Y si es necesario pintaré un lienzo en tu espalda para que se sepa que eres mía.- añadí dibujando un árbol como el mío sobre su espalda.

Se que aquello sonaba algo egoísta, pero finalmente había logrado encontrar a alguien que me aceptaba pese a mi forma de ser, alguien que sonreía ante mis locuras y que me demostraba todo ese cariño que añoraba. Realmente me había enamorado completamente de ella.
avatar
Deirdre Mc Rigan

Femenino Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 22/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Satine Lawler el Dom Mar 01, 2015 12:59 am

Realmente gocé cada instante que estuve con Deirdre, amaba a esa pequeña pelirroja como nunca amé a nadie. De un momento a otro estaba al lado de mi adorada novia, recostada entre sus brazos.

Me vas a volver más loca de lo que ya estoy…— me dijo con su mirada clavada en mis ojos. No pude evitar enrojecer como un tomate cuando aquellas palabras entraron por mis conductos auditivos, a lo que le respondí con una suave risita. Retiró uno de mis mechones hacia tras mi oreja, algo que me pareció tan sumamente dulce que me hizo acercarme un instante para besarle fugazmente la frente antes de volver a mi posición.

Te lo advierto, arrancaré cualquier pincel que se te acerque. Y si es necesario pintaré un lienzo en tu espalda para que se sepa que eres mía.— Me dijo rodeándome con sus brazos sonriente. Podía notar como dibujaba con sus dedos por mi espalda, se me antojó la idea de que fuese algo tan hermoso como el tatuaje que portaba ella en la suya. Realmente la amaba, con locura... me acurruqué en su pecho y crucé mis manos en su espalda, quedando rodeada por mis brazos. Acaricié aquel inmenso tatuaje que decoraba su espalda con dulzura y suavidad.

Jamás me imaginé que tendría la suerte de encontrar sin ni si quiera buscar, una relación tan hermosa y con alguien tan especial... Deirdre era una chica cómo ninguna otra... cuando le daban esos ataques de locura, aquellas risas, o incluso aquellos ataques de celos infundados... me encantaba con todas aquellas cosas, porque eran las que hacía que fuese quien era... Mi amada Deirdre. Su nombre me encantaba, a veces me sabía a poco llamarla Dee, porque aunque en mis pensamientos ella siempre es Deirdre, cuando hablo con ella o me refiero a ella lo hago con el diminutivo de Dee, supongo que por costumbre.

Fue en medio de todas estas reflexiones, y en el pecho de Deirdre donde se me encendió una luz. Después de ésta noche no podría ver a Dee por un par de semana debido a los trabajos que tenía de la universidad, pero podría sacar tiempo para que cuando la volviese a ver, tener preparadas un par de sorpresas que sin duda, estaba segura de que le gustaría...

Te prometo que cuando vuelva a verte, te haré incluso más feliz de lo que podrías imaginar... Te amo— Le dije con suavidad desde su pecho en el que seguía acurrucada, sintiendo nuestros cuerpos desnudos rozarse, emanando aquel calor, y sin darme casi cuenta, mis ojos empezaron a pesar más de la cuenta, quedándome dormida embriagada por aquel olor tan dulzón que emanaba el cuerpo de mi querida Deridre.

[Tema Cerrado]
avatar
Satine Lawler

Femenino Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 19/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bombazo informativo y la guarida de los fujitivos.[Priv.] [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.