Un flash inesperado y dos corazones emparentados[Priv.]

Ir abajo

Un flash inesperado y dos corazones emparentados[Priv.]

Mensaje por Mei Ling Zhao Liu el Vie Dic 19, 2014 5:16 am

Noto como el estrés del curso de mi primer año de la universidad me tiene exhausta, pero aún así mi rendimiento no baja, ni bajará. Respiro hondo en éste hermoso sábado soleado con el que me he despertado. Se nota la proximidad del verano, los rayos del sol pegan cada vez con más fuerza, los puedo sentir calentando mi pálida piel a través de la ventana. Cierro las cortinas blancas de mi habitación y la luz continúa iluminando con fuerza todo el habitáculo. Estiro mis manos entrelazando mis dedos para estirar mi espalda, la siento crujir y suelto un largo suspiro relajando.

Camino hacia el baño y me observo durante unos instantes, mi corto cabello se encuentra despeinado y lo acomodo con mi mano, llevando mi pelo hacia atrás. Me siento el el váter para descargar mi vejiga que siento que está a punto de estallar para colocarme después frente al espejo. Agarro mi cepillo rosa transparente y coloco sobre la punta de las cerdas un poco de pasta de dientes de menta, lavo con energía mi boca, me enjuago y paso mi mano por mi boca para secarla. Lavo mi rostro con agua y cojo la toalla pequeña de color celeste, para secarme, adoro la suavidad de esta pequeña toalla. Me quedo fija mirándome al espejo, luciendo mi cuerpo delgado mi pijama de camiseta corta azul clara con ositos pandas y los pantalones bien cortos haciendo juego con la camiseta. Clavo mi mirada en mis ojos que se reflejan en el cristal, mirándome a mí misma con decisión. Tomo aire y carraspeo para aclarar mi garganta que todavía la siento seca.

"Hoy voy a tener un buen día"— Me repito cómo cada mañana mientras me miro en el espejo de mi pequeño baño particular. Me coloco desodorante y perfume de cereza sobre el cuerpo y el cabello y tras ponerme dos pinzas rojas para llevar hacia atrás el mechón derecho de mi cabello, camino para volver a mi habitación. Hoy estoy decidida a salir de allí para pasar un día tranquila, sin tener que trabajar en la tienda y poder dedicarme un tiempo para mí y mis estudios. Del armario saco un conjunto interior rojo y para la ropa un top blanco con adornos rojos, de mangas cortas hasta los codos pero muy  amplias de estilo asiático, con unos pantalones abombados blancos con los tobillos en rojo. En mis pies calzo unas sandalias de tiras marrones totalmente planas.

Agarro un bolso amplio blanco con lunares negros y en su interior meto una toalla de dos plazas de color ciruela morada y la crema protector 40. Me acerco al escritorio y titubeo unos instantes, sin estar segura de qué asignatura llevar para estudiar, dudando entre "Problemática y Políticas Sociales" o "Análisis Teórico del Trabajo Social", decantándome por ésta última. Meto mi móvil, las llaves y mi estuche de Hello kitty en versión "Goth" dentro del bolso y salgo por la puerta d la habitación.

Bajo por las escaleras y paso por la puerta que da al negocio de mis padres, pasando entre los pasillos mientras agarro una botella de té al limón y dos de té verde. Manoteo una bolsa con mango deshidratado y una cajita de pastelillos "Orion". Veo a mi madre tras el mostrador con el libro de cuentas del negocio, siempre trabajando incluso cuando no hay clientes.

"Adiós Mamá, me voy a estudiar, que tengas un buen día."— Le digo en su idioma mientras salgo por la puerta. En ocasiones hablo chino por inercia, pues en mi casa siempre se habla en éste idioma y el francés sólo se toca cuando hay un cliente que atender, cosas de mi familia...

Llego a la parada y tengo la suerte de que está el autobús parado, por lo que me apresuro a entrar y paso mi tarjeta, sentándome en el primer asiento que está libre en aquel autobús vacío. Con suerte el viaje se me hizo corto, aunque los quince minutos de llanto de un bebé he de admitir que incomodó bastante el ambiente del autobús. Fui la única que me bajé en la playa, caminando por aquella playa de arena blanca, dan las diez y media y ya hay gente en ésta playa, realmente el verano está a la vuelta de la esquina. Camino durante un rato hasta que llego a una pequeña playa totalmente desierta que está cómo escondida. Me quito las sandalias y noto la arena quemarme los pies, camino hasta quedarme al lado de unas rocas, cobijada de los rayos solares, junto a aquella pequeña pared de rocas.

Saco de mi bolso la enorme toalla y la extiendo sobre la arena, protegiendo mis pies de aquella arena ardiente. Me siento sobre la suave toalla, apoyando mi espalda sobre las piedras y saco mis apuntes, dejándolos sobre mis piernas, entre éstas y el pecho los sostengo, para poder sacar un subrayador verde del estuche. Comienzo a leer los apuntes y a subrayar los conceptos de relevancia, después de éste examen y del de "Problemática y Políticas Sociales" podré descansar en las vacaciones de verano. El hecho de escuchar las olas del mar, el sonido de las gaviotas y el respirar la tranquilidad de ésta pequeña playuela solitaria, me es más que relajante para poder asimilar mi temario en paz en paz.


Última edición por Mei Ling Zhao Liu el Dom Mar 01, 2015 6:17 am, editado 1 vez
avatar
Mei Ling Zhao Liu

Femenino Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 11/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un flash inesperado y dos corazones emparentados[Priv.]

Mensaje por Jun Wang Lu el Sáb Dic 20, 2014 4:52 am

La costumbre de levantarme temprano durante la semana me impedía poder darme el lujo de dormir durante las mañanas libres, aunque esto fuese algo que en parte me molestaba debía reconocer que me permitía aprovechar de mejor manera el día, más teniendo en cuenta aquella afición que tanto me gustaba como era la fotografía. Me encantaba sacar las fotos con al luz natural cuando lo hacía por simple ocio.

Eran las 9 de la mañana y ya me encontraba terminando mi desayuno, decidí aprovechar el buen tiempo para salir a tomar algunas fotos ya que hacía mucho tiempo que no lo hacía, me dirigía mi habitación a quitarme mi pijama a rayas de color azul y blanco, me vestí con un pantalón largo con varios bolsillos a los costados y una remera sin mangas, fui en busca de mi Cámara de fotos y emprendí camino hacía el exterior sin saber exactamente donde ir, pero tenía el presentimiento que lo averiguaría pronto.

Mientras iba caminando por la ciudad vi la parada del bus que llevaba a la playa, por lo que decidí dirigirme allí a tomar algunas fotos, a estas alturas del año no esperaba que hubiese mucha gente, con suerte nadie se encontraría allí, lo que me motivaba a ir a aquel lugar aún más, el trayecto fue bastante tranquilo ya que el vehículo se encontraba prácticamente vacío, salvo por algún que otro pasajero que se encontraba inmerso en su propio mundo al igual que yo mirando por la ventana las cosas pasar rápidamente.

Finalmente llegué a la playa y comencé a caminar en busca de algo interesante, entre rastros en la arena, o si podía divisar algo en el mar sin mucha suerte ya que no encontraba nada que me llamase la atención para capturar con la cámara, por otro lado la gente no parecía ser mucho de mi interés al menos en este día por lo que continué mi camino, hasta llegar a una pequeña playa que se encontraba aparentemente desierta, pude ver como en la sombra se encontraba una joven estudiando, lo cual me llamó mucho la atención por el peculiar lugar que había elegido.

Desde la distancia sin que me vea le saco un par de fotos, me llamaba mucho la atención por algún motivo al punto que hasta me llamo la curiosidad de acercarme a hablar con ella, pero no estaba seguro de como hacerlo, al fin y al cabo llegaría y... ¿que le diría? "Oye, me llamó mucho la atención que estés estudiando en la playa ¿porque lo haces?" sería en cierta manera lo real, pero definitivamente es motivo más que suficiente para que recoja sus cosas en silencio y se retire de aquel lugar en busca de tranquilidad, mientras pensaba de que manera acercarme a aquella muchacha comencé a caminar sin rumbo sacando fotos por aquí y por allí, de manera algo disimulada siempre terminaba saliendo en una que otra de mis fotos, a medida que me acercaba pude apreciar que aquella jovencita parecía tener los mismos ojos que yo, que al fin y al cabo no es muy común encontrarlo en Francia.

Finalmente me decido por ir a hablar con ella directamente, algo nervioso ya que no sabía bien que decirle, pero por algún motivo sentía que debía conocerla realmente, algo peculiar le notaba si poder distinguir de que se trataba, pero finalmente terminé por sentarme cerca de ella en la sombra.

-Con tu permiso, te tomo prestada un poquito de sombra.- Le dije si más lo primero que se me vino a la mente, me encontraba un tanto nervioso, pero intenté disimularlo de la mejor manera que pude.
avatar
Jun Wang Lu

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 13/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.