Una mudanza, un ataque de ansiedad y las flechas de Cupido[Priv]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una mudanza, un ataque de ansiedad y las flechas de Cupido[Priv]

Mensaje por Haru Mabuchi el Mar Oct 28, 2014 12:28 am

La mudanza hacia París había sido agotadora, mi primo Ryu nos dejó a mí y a mi amado y peludo amigo en lo que sería nuestro nuevo hogar, por ahora, una habitación de un pequeño hotel en el que permitían animales. Dejé mis maletas y saqué del gran transportín con ruedas a Inuki, para que pudiese salir y olfatear su nuevo hogar. Preparé un tarro con agua de una botella que traía y su comida, dejándolo a un lado y preparándome una riñonera de cuero negro en la que metí la billetera, el móvil, las bolsas de deposiciones caninas y el tabaco. Agarré la correa para engancharla en el collar de mi amado Husky con el fin de sacarlo a dar un paseo y que pudiese despejarse del largo viaje y hacer sus necesidades, pero cuando me acerqué a él lo noté decaído, sin comer ni beber y muy agitado. Intenté hacerlo caminar pero no conseguí ni que se pusiera de pie, mi rostro cambió a una gran preocupación al ver que mi perro no podía ni ponerse en pie, con aquellos ojos con heterocromía mirándome con sus tonos celestes y verdes. Lo tomé en brazos y salí corriendo, cerrando fugazmente la puerta de la habitación y guardándola en mi bolsillo.

Al salir a la calle corrí sin rumbo, doy gracias a Buda que no corrí ni media calle cuando de pronto un taxi apareció al cual hice parar, entré rápidamente con mi pequeño amigo agitadísimo y sin fuerza, y le pedí con tono desesperante que me llevase a la veterinaria más cercana que hubiese, a lo cual me comentó que acababan de abrir una nueva muy cerca de allí y pisó el acelerador en su búsqueda. Doy gracias que no me tocó uno de esos franceses pijos que no querían animales más que en los escaparates, además que se apresuró mucho en llevarme a la veterinaria, pues en un abrir y cerrar de ojos conseguí leer un cartel que ponía "VetERINaria", no me detuve a leer el nombre, aquel dato era más que suficiente para saber que habíamos llegado al destino. Le tiré un billete de veinte euros al taxista, más de lo que costó la carrera, y salí corriendo sin importarme el cambio con Inuki en brazos. Realmente mi amigo pesaba bastante, no lo alzaba de aquella manera desde que era cachorro y ahora se notaba claramente cuánto había crecido.

Entré rápidamente, abriendo con el pie la puerta y cerrándose automáticamente tras de mí.

¡Ayuda por favor! ¡No se que le pasa a mi perro!— Le dije agitado mientras me dirigía al mostrador desesperado, esperando la ayuda de alguien que pudiese curar a mi perro, que por momentos sus ojos se entornaban con la mirada perdida buscándome. La llegada a París fue bastante turbia, temía que las cosas no fueran a ir mejor allí, que en Sauville...
avatar
Haru Mabuchi

Masculino Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 16/10/2014
Humor : Irónicamente único

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una mudanza, un ataque de ansiedad y las flechas de Cupido[Priv]

Mensaje por Erin Keegan el Mar Oct 28, 2014 5:23 pm

Por fin tenía el nuevo local, no era muy grande la verdad, pero tenía sitio para el quirófano separado de la consulta que eso es algo que deseaba hacer desde hacía mucho tiempo. Había promocionado su apertura hacía unos días, pero no tenía la intención de abrir hasta la próxima semana, al fin y al cabo ya era viernes y había demasiada fluidez de gente y yo no había ni colocado las camitas y los arneses todavía. Las cortinas estaban echadas y la luz del atardecer se filtraba ligeramente entre ellas. Me dispuse a colocar los collares y correas en un colgador cuando de repente la puerta se abrió súbitamente y pude ver como un hombre de origen asiático entraba exaltado con un Husky Siberiano en los brazos.


Ante su desesperación agarré aquel animal y corriendo con el en brazos lo coloqué sobre la mesa de revisiones, aquel perrito se acostó, se lo veía agitado pero muy desganado. Lo revisé con el estetoscopio y le noté el ritmo cardiaco acelerado, estaba jadeante y cuando revisé sus ojos y boca ya me quedó claro lo que le ocurría. Agarré un bote y una jeringuilla y busqué bajo el largo pelo del animal el pellejo para pinchársela.

A éste perro lo que le ocurre es que tiene un ataque de ansiedad y está ligeramente deshidratado y agotado. ¿A tenido alguna actividad más pesada de lo normal? Es decir, quizás por un esfuerzo para él muy grande se encuentre en ésta situación, suele ocurrirles a animales que se asustan con facilidad, o simplemente que hacen largos viajes sin ser sedados, en estos casos si no se hacen las paradas pertinentes el animal puede colapsar por el agobio.— Le comenté a aquel hombre mientras acariciaba la cabeza de su perro. Me acerqué a un bote que tenía y saqué unas galletas caninas que aquel perro comió encantado. Lo bajé de la camilla y le puse agua y un bote de paté para perros.

Dejémosle solo un rato, cuando el ansiolítico haga efecto ya comerá y beberá por si solo.— Le dije mientras amablemente le ponía la mano en la espalda para salir de la consulta y quedar en el recibidor del local, cerrando la puerta para que el pequeño Husky pudiese recuperarse sin nervios de tener gente pululando a su al rededor. Agarré una cartilla para anotarle qué le había administrado y el diagnóstico, pegando la pegatina del bote en ella y colocándole unas indicaciones para evitar que se deshidratase de nuevo. Por un instante mi vista se desvió, aquel hombre asiático era muy apuesto, y lo que me llamaba poderosamente la atención es que siendo oriental me superase en estatura cuando yo ya de por sí era alta incluso para los estándares occidentales de las mujeres. Por algún extraño motivo el ritmo acelerado del corazón de aquel perro se me había contagiado a mí, pues mi corazón latía rápido y sin freno y no estaba muy segura de por qué.

Ne-necesito los datos de la mascota y de usted, rellene estos casilleros por favor.— Le comenté intentando mantener la compostura mientras le entregaba la cartilla y el bolígrafo... ¿Qué me estaba ocurriendo?
avatar
Erin Keegan

Femenino Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 16/10/2014
Humor : Dulce como un cupcake ~ ♥

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una mudanza, un ataque de ansiedad y las flechas de Cupido[Priv]

Mensaje por Haru Mabuchi el Jue Oct 30, 2014 7:05 pm

Acabamos de llegar de Sauville, hemos venido en coche porque nos acabamos de mudar... Quizás ha sido eso...— Dije con algo de culpa... Lo último que quería era ser el culpable de que a Inuki le pasase algo malo... y menos por mi culpa. Me sentía algo afligido por pensar en que en parte era culpa mía.

Salir ligeramente a empujones me sentó un poco mal, no por el trato de aquella veterinaria, si no por ver a mi perro tirado frente a la comida tan apático y no poder hacer nada, viendo cómo se alejaba hasta que la puerta se cerró. Asentí ante la recomendación de la veterinaria, he de admitir que estaba muy nervioso y eso era más que obvio en mi rostro. De pronto la voz de aquella mujer pareció titubeante, tartamudeando ligeramente mientras me decía que le rellenase unos papeles. Comencé a rellenar los papeles, me pedían nombre, edad, raza, enfermedades pre existentes, historial de vacunas... Terminé con los suyos y comencé con mis datos, edad, profesión, nombre y apellido, teléfono de contacto, nacionalidad... Para mi gusto pedían demasiados datos pero quizás hacían falta, supongo que siendo profesor estaba ya cansado de rellenar tanto papeleo, pero datos como aquellos eran de relleno casi automático.

Le acerqué los papeles a la chica entregándoselos, realmente era muy bonita, tan alta, delicada, tan mujer... era una auténtica belleza. No entendía como el capullo de Heinz podía fijarse en una pequeñaja como Juli, habiendo mujeres tan hermosas como la que tenía delante. Por un momento me sentí mal conmigo mismo, mi pobre perro allí sólo y yo pensando en lo hermosa que era aquella mujer.

Perdona, Inuki es todo lo que tengo en ésta vida, no podría soportar que le pasase algo...— Le comenté algo acongojado.— Me siento algo mal por él, cuando sale nunca se relaciona con otros perros, sólo va a mi lado sin tirar calmado caminando, tan sólo juega en casa con sus juguetes que es dónde pasa la mayor parte del tiempo... ¿Quizás eso pueda tenerlo mal?— Le consulté algo preocupado con una cara de angustia y preocupación. Tal vez yo tenía parte de culpa de que mi pobre y peludo amigo estuviera tan apático y decaído... Si eso era así era algo que no me podría perdonar. Esperé con ansiedad la respuesta de aquella hermosa mujer que me quedé observándola con detenimiento, desde aquel cabello largo y oscuro, hasta aquellos ojos oscuros tan peculiares. Sus extremidades largas y delgadas... parecía una modelo de pasarela, era increíble que una mujer tan bella trabajase cuidando animales, no era lo habitual.
avatar
Haru Mabuchi

Masculino Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 16/10/2014
Humor : Irónicamente único

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una mudanza, un ataque de ansiedad y las flechas de Cupido[Priv]

Mensaje por Erin Keegan el Miér Nov 05, 2014 7:20 am

Ver a aquel asiático tan nervioso me entristeció, pensaba que era la única que sentía a mi perra como parte de mi familia. Realmente aquel hombre necesitaba ayuda y no me quedaría cruzada de brazos. Estaba dispuesta a ayudarle mientras estuviese en mi mano, me quité la bata blanca y la dejé a un lado. Hice una lectura rápida de los datos que había puesto en la carilla y firmé el papel.

Mira Haru, yo no tengo mucho que hacer hoy, si quieres puedo ir contigo y ver como desarrolla Inuki, llevaré medicación. Se recuperará mejor en casa que en un lugar desconocido, tendría que ir por mi galga Nora a casa y después podría ir a tu casa con Inuki y ella.— Le comenté mientras le entregaba la cartilla ya firmada. Agarré medicación por precaución de que la necesitase y la metí en un maletín de médico pequeñito de color negro.

Tengo tu dirección en la ficha así que puedes adelantarte y nos vemos allí directamente. Por cierto perdona los modales, me llamo Erin, no te preocupes por Inuki, va a estar bien te lo prometo.— Le dije con una sonrisa mientras me despedía con la mano y entraba a la consulta.

El perro se encontraba mucho mejor, estaba comiendo y me recibió moviendo la cola, aunque ésta estaba baja. Lo acaricié con cariño, aquel perro estaba bien cuidado, aunque su suave pelaje tenía un ligero aroma a tabaco. Agarré un collar ancho y una correa, asegurándome de que con aquellos no se escaparía, de color rojo. Ya comenzaba a caminar con más soltura y me lamía la mano. Sonreí y le di un premio.

Bueno Inuki, nos vamos a ir a por Nora e iremos a casa de tu dueño ¿Vale? Pórtate bien y ponte bueno pronto, así tu dueño se relajará que anda preocupado.— Le dije de cuclillas sonriente. Agarré un paquetito de la mejor comida que tenía en la tienda de Royal Cani, una de las camas más grandes y blanditas que había, de lona con estampado de camuflaje, estaba segura que en ella entrarían ambos, y que el hecho de que Nora estuviese lo haría reanimarse antes. Apagué las luces del local, activé la alarma y salí caminando con Inuki, el cual se portó muy bien en el paseo a casa, caminando a mi lado sin darme ni un sólo tirón con la correa. Al llegar a mi casa Nora apareció como un rayo para saludar a Inuki, con el cual comenzó a jugar y él se empezó a reactivar. Me apresuré a cambiarme de ropa, colocándome unos pantalones vaqueros de cadera baja y una camiseta corta, de tirantes de color verde y una huella negra en el centro. Me calcé las sandalias y tras colocar la correa de Nora en su collar, tomamos rumbo a la dirección de aquel japonés acongojado.

[Tema Cerrado]


Última edición por Erin Keegan el Miér Nov 05, 2014 6:59 pm, editado 1 vez
avatar
Erin Keegan

Femenino Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 16/10/2014
Humor : Dulce como un cupcake ~ ♥

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una mudanza, un ataque de ansiedad y las flechas de Cupido[Priv]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.