Una vegetariana y dos almas gemelas [Priv.] [+18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una vegetariana y dos almas gemelas [Priv.] [+18]

Mensaje por Haru Mabuchi el Miér Nov 05, 2014 7:07 pm

Asentí ante aquella proposición que me hizo Eerin y tras verla irse hacia la sala de consulta me quedé unos instantes allí clavado en aquella veterinaria. Respiré hondo y di un largo paseo de camino a casa, al llegar no tardé en encenderme un cigarro. Si venía a casa lo mínimo era que cenara, me estaba haciendo el favor de venir a cuidar a mi perro, aquella mujer era mucho más que una profesional, realmente amaba a los animales, nadie en su sano juicio haría algo cómo lo que ella estaba haciendo. Le di unas caladas al cigarro y lo dejé en el cenicero, la casa se me hacía solitaria y enorme sin mi amado Inuki. Agarré el teléfono fijo y busqué en la guía telefónica números para solicitar comida a domicilio. Irónicamente escogí un restaurante de comida china, lo se... un japonés comiendo comida china, pero me gustaba, y no era algo que me avergonzase reconocer... ¡Ni que los chinos no comiesen shushi! Cuando me atendieron el teléfono pedí rollitos de primavera, arroz frito, tallarines con bambú y setas chinas y buñelos de tofu agridulces.

Me senté a terminar mi cigarro y me quedé pensando en aquella mujer, tan alta, delgada y risueña... realmente era hermosa... ¡¿Pero qué me estaba pasando?! Aquella mujer me estaba cautivando... quizás era el hecho de que estaba ayudando a los más apreciado que tenía en la vida... Sí, quizás sólo se trataba de eso... Sentía mi cara acalorada lo que me hizo pensar que estaba ruborizado... Parecía un adolescente, aquello era patético... El timbre no tardó en sonar y la comida llegó más rápido de lo que había imaginado. Preparé rápidamente la mesa para dos, dejando aquella comida servida en platos blancos para mejor presentación que una bandeja descartable plateada.

Me miré al espejo, tenía un aspecto desfasado, encima tenía todo sin desembalar, di gracias que sabía donde estaban los artículos de cocina para poder poner la mesa, si no me habría vuelto loco. Saqué las cosas de Inuki y las preparé a un lado, esperando pronto su llegada, sacando una manta caliente y dejándola sobre una alfombra que coloqué en el centro del salón. Esparcí sus juguetes por ella y dejé un par de almohadones para que pudiese jugar y acomodarse a su antojo al llegar. La puerta volvió a sonar, me abalancé sobre ella apurado, deseando que fuera Erin con su perra y mi amado Inuki, y tras abrirla, Inuki se tiró sobre mí, lo que me hizo calmarme enormemente al ver que ya estaba bien.

Adelante, pasad, la cena está servida.— dije estirando un brazo y flexionando el otro hacia mi vientre a modo de sirviente. Estaba realmente nervioso, aquello parecía... ¿Una cita?
avatar
Haru Mabuchi

Masculino Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 16/10/2014
Humor : Irónicamente único

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una vegetariana y dos almas gemelas [Priv.] [+18]

Mensaje por Erin Keegan el Mar Nov 11, 2014 5:43 am

Aquel japonés me hizo reír y pasé algo nerviosa tras darle las gracias, no esperaba una cena, aquello parecía una cita... He de admitir que aquella cena me preocupaba demasiado, pero aquella preocupación se vio disuelta al ver la mesa puesta y verificar que no había ni un sólo producto cárnico sobre ésta. Solté un gran suspiro y sonreí, los perros estaban activos y juguetones, no paraban de ir de un lado a otro.

Gracias por la invitación, se ve todo delicioso. Además has acertado con el menú porque soy vegetariana...— Le comenté algo enrojecida, realmente me hubiese sentado muy mal si hubiese preparado otra cosa y habérselo rechazado por principios morales, pero gracias a los cielos todo estaba en orden.— Apropósito, Inuki ya está mucho mejor, necesitaba desestresarse y relacionarse con alguien de su raza, parece que se lleva muy bien con Nora, la esterilicé de modo que pueden estar juntos sin que nos tengamos que preocupar, así podrán divertirse ambos.— Le comenté intentando disimular mi nerviosismo señalando hacia los perros con una sonrisa en el rostro. Aquel japonés de rostro serio me ponía la piel de gallina, era guapísimo, con aquel corte de pelo tan peculiar, aquellos cabellos azabache, su pálida piel, sus ojos ojerosos imperturbables.... Aquel hombre que tenía delante no parecía real...

Me apresuré a sentarme en la mesa y servirme uno de esos deliciosos rollitos de primavera que tanto me encantaban, era lo primero que pedía al llegar a un restaurante oriental. Y comencé a comer, intentaba pensar en otra cosa, pero fuere como fuere, aquello tenía totalmente el aspecto de una cita. Tragué en seco, el labio me temblaba... ¿Cómo podía sentirme tan intimidada y vergonzosa? parecía una niña. ¿Qué era lo que estaba ocurriendo? El sólo hecho de observarlo me había provocado un estado de alerta y nervios cómo nunca me había pasado. En el estómago podía notar como cientos de insectos corrían alborotados en su interior. El corazón podía notar como cada vez bombeaba más y más sangre, como si estuviese ejercitándome... ¿por qué? ¿Qué era lo que provocaba todas aquellas reacciones en mi interior? Tal vez el desencadenante de todo era... ¿la presencia del japonés?

¡Ah! Fa- falta agua, ya voy yo por ella— Dije con la voz entre cortada. Quizás intentaba esconderme por unos instantes de Haru para recuperar la compostura que me había provocado observar con detenimiento al nipon, y aquella fue la primera escusa que paso por mi cabeza, pero fue entonces cuando Nora pasó corriendo y tropecé con ella, intenté no caer y mantenerme en pie, pero fue algo totalmente inevitable...
avatar
Erin Keegan

Femenino Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 16/10/2014
Humor : Dulce como un cupcake ~ ♥

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una vegetariana y dos almas gemelas [Priv.] [+18]

Mensaje por Haru Mabuchi el Mar Nov 11, 2014 6:18 am

Cuando nos encontrábamos dentro pude sentir mucha paz al ver a mi amado Inuki correr de un lado hacia otro con la escuálida perra de Erin, incluso se detuvo para saludarme en una de sus carreras. Solté un largo suspiro y prendí un cigarro, dejándolo en el cenicero que estaba sobre uno de los muebles del salón. Agarré las gafas de cerca y me las coloqué para leer un instante la agenda, quería verificar cuántos días tendría libres hasta la firma del contrato, y hasta pasados un mes y medio, no tendría que ir, además de seguro que Heinz y Juliette aparecerían por aquella época, conociéndolo pocos días antes de la firma del contrato. Pude escuchar a la joven veterinaria cómo me explicaba que era vegetariana, cosa que honestamente no me extrañó, siendo veterinaria, adorando los animales y cuidando de ellos era más que una obviedad, aunque he de admitir que por más que quiera a Inuki, el pescado era una debilidad que tenía, amaba comerlo con arroz, con patatas asadas, con tortilla dulce... La merluza y la caballa me enloquecían, y el atún también solía comerlo, pero agradecí pedir comida aquel día, pues acerté con la elección de ningún producto procedente de animales.

Observé a la joven con detenimiento, realmente era una preciosidad, pero desvié rápidamente la vista al cruzarse nuestras miradas, pues al parecer ella también me observaba a mi. Enrojecí, mi mano fue hacia mi rostro, con el puño cerrado, tapando mi boca y nariz disimuladamente para ocultar mi rubor. Quizás aquella muchacha se habría percatado, pues ni bien dejé la agenda sobre el mueble di una calada al cigarro, apoyándolo nuevamente en el cenicero mientras ella, que se había sentado a comer sola apresurada, comentó que faltaba agua y salió corriendo, tan rápido que tropezó con su propia perra. Acto reflejo me lancé sobre ella, abrazándola y cayendo yo de espalda contra el suelo, quedando ella sobre mi. Mis gafas salieron despedidas, lo más probable fuese que tendría que comprar unas nuevas, pero aquello no importaba ahora. Solté un pequeño "Tsk" a forma de quejido por el ligero dolor de espalda, doy gracias que aquella mujer, no sólo era alta, si no también delgada, pues para mi parecer tenía el peso de una pluma. La agarré de los hombros para elevarla levemente y ver que no se hubiese dañado.

Te encuentra bi-...— No pude ni terminar la frase, pues el problema fue que quedó a escasos centímetros de mi rostro. Pude escuchar los fuertes latidos de mi corazón ensordeciéndome, pude notar el nudo en el estómago que se me estaba formando, pero aquella situación me impulsó a hacer algo que jamás pensé que haría. La tomé de la nuca para atraer su rostro hacia mí, fundiéndome en un profundo y apasionado beso mientras mi otra mano se dirigió a su cintura. El pantalón hizo presión sobre mi sexualidad, si no hubiese llevado nada, mi erección habría sido más que evidente. No estaba seguro de si me golpearía y gritaría, si me seguiría, o quizás me clavaría un tenedor en el ojo por aprovecharme de aquella situación, pero la verdad fue que me dejé llevar por el ambiente del momento.
avatar
Haru Mabuchi

Masculino Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 16/10/2014
Humor : Irónicamente único

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una vegetariana y dos almas gemelas [Priv.] [+18]

Mensaje por Erin Keegan el Mar Nov 11, 2014 6:41 am

No me dañé en absoluto al caer, y fue el hecho de que Haru me atajó mientras hacía mi vuelo sin motor hacia el suelo. Pude ver como sus gafas salieron despedidas, pero agradezco que no se rompiesen, o al menos es lo que parecía a simple vista. Cuando me agarró por los hombros mi corazón comenzó a latir con fuerza, mi rostro estaba completamente colorado, me encontraba a escasos centímetros de su rostro, mientras me sostenía con fuerza. Por alguna extraña razón no pudo terminar la frase, estaba cada vez más y más nerviosa, debía decirle que si estaba bien, era obvio que aquella era la pregunta que él mismo había interrumpido, pero las palabras no salían de mi boca y de pronto, nuestros labios se encontraron. He de admitir que pese a que me sentía sola tantas veces, por mi mente no pasaba buscar a nadie, y sobre todo porque había desistido, usualmente la gente odiaba a los vegetarianos, y mas a las locas de los animales que si fuera por ellas tendrían una granja de ponis. Pero allí estaba yo, siendo besada por aquel hombre tan maravilloso que me había camelado por completo en tan sólo una tarde.

Seguí aquel beso, derritiéndome junto a él, introduciendo tímidamente mi lengua en aquella boca con aroma a tabaco. Aquello no era un gusto que me agradase especialmente, pero he de admitir con total sinceridad que en el momento no me molestó en absoluto. Pude notar la dureza dentro del pantalón de Haru, bajo de mi... al parecer su cuerpo deseaba llegar a mayores y el mío también... pues pude notar como mi vagina comenzaba a lubricar y mis pezones se erguían. Me dejé llevar por el calor de aquel momento... éramos adultos y no podíamos andarnos por las ramas como niños... realmente deseaba dejarme llevar por el momento y eso fue lo que hice, aquel beso me había dado la seguridad que me faltaba.

Me quité la camiseta y la dejé a un lado en el suelo, dejando mis suaves y turgentes pechos a la vista del nipon, pues ése día había salido sin la parte superior de la ropa interior debido al calor, y puesto que mis pechos no eran exactamente grandes... podía permitirme algo cómo aquello. Solté el botón de mi pantalón y me levanté para dejarlo caer, quitándome así también mi ropa interior y quedando a merced del japonés, al cual comencé a desnudar con paciencia. Quité su camiseta y besé su torso apolíneo, observando su musculatura, recorriendo con la yema de mis dedos el recorrido hasta su pantalones, el cual retiré junto a su ropa interior, dejando su obvia erección a la intemperie. Realmente lo de que los japoneses no eran dotados de un buen miembro, no era más que un mito, una leyenda, pues lo que veía con mis ojos ahora mismo parecía un trofeo.

Apoyé mi cuerpo contra el suyo, algo avergonzada por toda la iniciativa que estaba haciendo, esperando alguna palabra de su boca. Mi cuerpo era un volcán en erupción, él la llama que provocó el fuego, pero a su vez, sería el agua que lo extinguiese...
avatar
Erin Keegan

Femenino Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 16/10/2014
Humor : Dulce como un cupcake ~ ♥

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una vegetariana y dos almas gemelas [Priv.] [+18]

Mensaje por Haru Mabuchi el Mar Nov 11, 2014 6:58 am

No estaba muy seguro de cómo estaba ocurriendo todo aquello, pero la realidad era que estaba pasando. El besó desencadenó algo en la preciosa Erin, pues de un momento a otro me encontraba totalmente desnudo junto a ella sin cruzar palabra alguna. Cuando la sentí contra mi pecho, apoyada, pude percatarme de su vergüenza, pero también sentía que ambos queríamos llegar a algo más. La agarré de la mano y la llevé hasta el dormitorio, en el cual agarré de la mesita de noche un preservativo y me lo coloqué. Estaba ansioso por hacerle el amor, tenía frente a mi una preciosidad totalmente desnuda dispuesta a entregarme su cuerpo, la misma mujer que había salvado a mi perro. Me senté en la cama y la agarré de las manos, haciéndola aproximarse hacia mí para colocármela sobre mi miembro para comenzar a penetrarla. Sentía cada milímetro de su cuerpo con cada parte del mío, me estaba haciendo enloquecer... el calor de su vagina, mi miembro en su interior, sus pechos a mi merced.

Comencé a mover mi cadera para que botase sobre mi, agarrando con una mano uno de sus pezones y con mi boca el otro, mientras que mi mano libre estaba apoyada en su espalda. Mi miembro se endurecía cada vez más, con cada entrada y salida llegaba más y más rápido a su límite, pero a la vez sentía un fuego que podía hacer que la estuviese penetrando todo el día. Me levanté en un arranque de placer y la estampé contra la pared, penetrándola más y más rápido, jadeando cansado de aquella batalla que se estaba desatando en mi dormitorio. Escuchaba a los perros correr por la casa, pero aquel ruido tan sólo sería parte de los que nosotros hacíamos, pues mis jadeos se intercalaban con pequeños gemidos y quejidos de placer. Tener a aquella joven, con las piernas a los lados, sostenidas por mis manos que agarraban con fuerza sus muslos mientras la penetraba con mis brutales envestidas... todo aquello me estaba excitando de más, podía sentir que ya no podía más, mi miembro comenzaba a latir con fuerza, agarrándola con fuerza empujé hasta el fondo, notando cómo se escapaba toda energía de mí, con mis piernas ligeramente temblorosas del esfuerzo. Me dirigí agarrándola con fuerza hacia la cama, donde me senté exhausto y jadeante.

Eres única y espléndida. No te cambiaría por nada, sé que ésto es una locura, pero puesto que los cuatro nos hemos entendido tan bien... ¿Quieres que salgamos juntos?— Tras decir ésto dejé mi cuerpo caer, dando mi cabeza contra la blanda almohada. Realmente aquello era una locura, pero aquella joven era única y no pensaba dejarla escapar, por lo que me tiré a las piscina, con mi cara de imparcialidad, para no variar.
avatar
Haru Mabuchi

Masculino Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 16/10/2014
Humor : Irónicamente único

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una vegetariana y dos almas gemelas [Priv.] [+18]

Mensaje por Erin Keegan el Mar Nov 11, 2014 7:16 am

Aquello iba a mayores, era obvio como acabaría todo cuando el japonés me arrastró hacia el dormitorio. Verlo colocarse el preservativo me dio unos instantes para recorrer su cuerpo tan marcado, era increíblemente guapo. Desde que su miembro ingresó en mi interior, los gemidos fueron algo que salían de mi boca y no podía controlar, retumbando en toda la casa haciendo ritmo con sus jadeos. Cuando me levantó y puso contra la pared me mantuve con mis brazos rodeando su cuello, pasando una de mis panos por su nuca hacia arriba, tocando con mis dedos aquel cabello que se encontraba más corto que el resto. Podía notar como su miembro palpitaba con más y más intensidad, yo ya no podía más, estaba extasiada de placer, y pude notar como mi clítoris comenzaba a palpitar con fuerza mientras que un gran gemido se me escapaba por la boca. Haru me llevó hacia la cama nuevamente, dónde mi sorpresa creció en el momento que el nipon me elogió y ofreció comenzar una relación.

Todo aquello era precipitado, extraño, único... pero aquel japonés había llenado un hueco en mi vida que jamás pensé que conseguiría llenar jamás. Era obvio que los cuatro habíamos encajado bien y que el encuentro había sido algo mágico, por lo que no me tomé mucho tiempo para pensar la respuesta que le daría a Haru. Le retiré el preservativo, el cual estaba lleno de sus fluidos. Lo até y dejé sobre la mesita de luz, me acerqué nuevamente a él y me acurruqué entre sus brazos, abrazando su definido torso.

Probemos a estar juntos, vivo sola por lo que puedes venir a diario para lo que necesites, vamos a tener mucha intimidad y Nora se va a sentir feliz de veros a Inuki y a ti.— Le comenté con tranquilidad mientras le abrazaba con fuerza.

Realmente había sido todo muy extraño y muy rápido, había conocido ése mismo día a la persona que ahora mismo era mi novio, tan sólo sabíamos nimiedades el uno del otro, pero supuse que aquellas cosas serían sólo pasajeras, pues no tardaríamos mucho en conocernos, era más que obvio que ambos nos encontrábamos totalmente solos. Realmente sólo lamentaba un par de cosas, y era el hecho de que la cena ya estaría fría, yo tenía que seguir organizando las cosas de la tienda y por lo que veía de él debería acomodar todo pues era evidente que se acababa de mudar. Supuse que tardaríamos un tiempo en volver a vernos, pero aquello no me importó.

Acabo de abrir la veterinaria, por lo que tengo muchas cosas que hacer, pero me apresuraré para que nos podamos ver cuanto antes.— Le dije apretando con fuerza su cuerpo contra el mio a aquel inexpresivo oriental. Estaba segura que pronto nos volveríamos a ver, y pensando en todo aquello, poco a poco fui sumiéndome en un profundo y plácido sueño.

[Tema Cerrado]
avatar
Erin Keegan

Femenino Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 16/10/2014
Humor : Dulce como un cupcake ~ ♥

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una vegetariana y dos almas gemelas [Priv.] [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.