Trabajo y una extraña sensación [Priv.] [+18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Trabajo y una extraña sensación [Priv.] [+18]

Mensaje por Rin Matsuoka el Jue Nov 13, 2014 9:31 pm

Daban las cuatro de la tarde del domingo... No había ni un alma en la piscina, odiaba trabajar aquellos días en los que no venía nadie a nadar, mientras todos celebraban un día festivo, yo cumplía horario en un día en el que era más que obvio que nadie vendría, pues ni el club de natación aparecía a esas horas un día cómo aquel. Observé mi bañador de pierna entera, de color negro con detalles rojos mientras me tentaba la idea de sumergirme en el agua. Suponía que nadie aparecería de modo que aproveché la ocasión para poder sentarme a la orilla de las piscina a surgir mis pies. Realmente amaba aquella sensación que me daba el contacto del agua contra mi piel, parecía algo mágico, podía sentir en mis pies aquel frescor que me hacía estremecer todo el cuerpo. Realmente mi conexión con el agua era única e irreemplazable, deseaba con todo mi ser zambullirme y hacer unos largos de estilo libre, pero debía mantenerme serio, estaba cumpliendo horario de trabajo y pese a que no había a quien socorrer, mi sitio estaba vigilando la piscina y no disfrutando de ella.

Desgraciadamente, tras unos minutos no pude evitar colocarme las gafas y tirarme al agua y hacer cien metros de estilo libre, podía sentir el agua abrirse a mi paso, siendo dominada por mí. Podía sentir cómo éramos uno, nos fundíamos cuando mi cuerpo se comenzaba a mover, podía escuchar aquel sonido tan relajante y carente de perturbaciones, tan sólo aquel flujo, aquella oscuridad acústica tan placentera. El sonido del agua abrirse, mi corazón la tiendo con fuerza, mi respiración agitada y entre cortada, el chasquido de mis manos entrando nuevamente al interior de aquel fluido azul. Por mis ojos entraba aquella visión burbujeante, de una luz por un instante, y nuevamente aquel color azul que tanta paz me transmitía. Por cada célula de mi piel sentía aquella sensación de suavidad y frescura, podía sentir como flotaba, cuan ligero me sentía, realmente nadar era un deleite de casi todos los sentidos, y digo casi porque pese a que amaba el olor a cloro, detestaba su sabor. Salí de aquella pileta, dejando mis gafas colgadas del cuello nuevamente, sacudiendo mi pelo con velocidad, realmente no debería haberme tirado sin gorro, pero la tentación me supero a causa de aquella agua tan tranquila y solitaria. Respiré hondo y me senté nuevamente en mi silla, empapado de aquella dulce agua que me hacía sentir en mi hogar, y di gracias que salí en aquel momento, pues de pronto sin ni si quiera preverlo, la puerta se abrió y mi mirada se dirigió hacia ella. "¿Quién vendría un domingo festivo cómo aquel a la piscina?" me pregunté...


Última edición por Rin Matsuoka el Dom Nov 23, 2014 6:22 am, editado 3 veces
avatar
Rin Matsuoka

Masculino Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trabajo y una extraña sensación [Priv.] [+18]

Mensaje por Ian Dowell el Dom Nov 16, 2014 1:12 am

Llevaba una semana en París y todavía no había encontrado un sólo piso que pudiese alquilar, todos tenían un precio desmesurado aunque fuesen a las afueras. Estaba feliz y relajado pues ya había realizado la prueba de acceso a Sagesse y me habían otorgado la beca, pero entre estudiar, buscar piso y la mudanza, no había tenido tiempo para nadar... daba gracias que al menos podía hacer footing todos los días. Me duché lo más rápido que pude en aquel pequeño baño de mi habitación de hotel, y preparé la bolsa de deporte con el jabón, la toalla, mi gorro de de baño y las gafas. Me coloqué el bañador que llevaría por debajo de la ropa, de media pierna negro y lila, para no variar, bien ajustado. Me puse unos pantalones vaqueros ligeramente anchos y una camiseta blanca con un delfín con ojo de estrella, y una fina chaqueta colorida, pues pese a que era primavera, llevaban unos días frescos a causa de la lluvia.

Metí el teléfono dentro de la bolsa junto a calcetines y ropa interior, me calcé los calcetines y las deportivas y me coloqué el mp3 en la cintura. Puse mi bolsa atravesada, quedando colgada del hombro y apoyada en mi espalda. Salí del hotel y me puse los auriculares, comenzando a trotar en dirección a la piscina municipal. Llegué bastante rápido, pues el hotel estaba a escasos dos kilómetros de la piscina, entré a aquel gran edificio y hablé con una recepcionista que estaba entretenida chateando por facebook, cuando se dignó a hacerme caso, le pedí información, decantándome por el bono mensual, que por ahora era lo único que me podía permitir, pues pese a que el anual era más barato, no tenía suficiente dinero para pagarlo de golpe en el momento. Tras darme la llave de la taquilla me dirigí a cambiarme para poder entrar, bastante ansioso he de admitir, por lo que me apresuré cuanto pude para poder estar en contacto con el agua.

Entré a los vestuarios y dejé mi ropa junto a la bolsa en la taquilla que me habían asignado, me apresuré a ir a la piscina y cuando abrí la puerta me encontré con el paraíso. No es que fuese una persona muy expresiva, pero en mis ojos se reflejó aquel hermoso color azul claro que recorría en el interior de los 50 metros de aquella hermosa piscina olímpica. Me apresuré a ir a mi posición, tirándome y haciendo 100 metros de estilo libre con decisión y rapidez. Hacía tiempo que no lo hacía, cuanto antes aquello era mi día a día, pude sentir aquella libertad y aquella paz que me provocaba nadar. Tras los 100 metros me quedé boca arriba, relajado, disfrutando del sonido del agua, sin ninguna distracción, en aquella inmensa piscina en la que estaba yo sólo...


Última edición por Ian Dowell el Dom Nov 16, 2014 3:44 am, editado 1 vez
avatar
Ian Dowell

Masculino Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 15/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trabajo y una extraña sensación [Priv.] [+18]

Mensaje por Rin Matsuoka el Dom Nov 16, 2014 3:17 am

Pues parece que un domingo festivo cómo aquel si apareció alguien, pues la puerta se abrió y un chico de más o menos mi edad entró por la puerta. Su cuerpo estaba bien marcado pese a su delgadez, no cómo alguien que se preparase para un torneo, pero más de lo que lo estuviese cualquier "aficionado". Quise saludarle con la mano, pero antes de que me dirigiese una mirada hizo 100 metros de estilo libre. Me quedé prendado observando la perfección de su técnica y el increíble tiempo en el que lo hizo. ¡Eso era adoración por el agua! ¡Al parecer ni se había percatado de mi presencia! Cuando lo vi que quedó boca arriba relajado flotando, por un momento pensé que necesitaría ayuda, pero pronto me di cuenta de que tan sólo estaba relajado. Seguía perplejo ante lo que acababa de ver.

"Sugoi, sugoi!"— Exclamé emocionado mientras me levantaba, haciendo un gesto victorioso con el puño.— ¡Eres increíble! ¡Has hecho un tiempo buenísimo! ¿Eres nadador profesional?— Pregunté mientras me acercaba al borde de la piscina y colocaba mis puños en la cadera, agachándome en dirección de aquel moreno fornido. Realmente me había enamorado su manera de nadar, "oh Buda, eso ha sonado muy gay...", pero era la realidad, jamás me había quedado prendado de la manera de nadar de alguien como lo acababa de hacer con aquel joven de ojos almendrados del color del agua. Pude observar que en su cuello colgaba un delfín, lo que me hizo pensar que de alguna manera se asemejaban, aquella fluidez con la que nadaba me pareció increíble.

"Oi" ¿Qué te parece si aprovechamos que no hay nadie para hacer una carrera de 100 metros espalda?— Le dije sonriente. Realmente deseaba competir con alguien con aquel talento, me preguntaba qué se sentiría nadando en carriles conjuntos con un delfín cómo aquel, seguro que podría sentir el agua cortante, pero no podría con éste tiburón. Caí en el detalle de que ni me había presentado, y supuse que sería cortés hacerlo en lugar de simplemente decirle a un desconocido "Te reto a una carrera".

Perdona mi descortesía, soy Rin Matsuoka, encantado de conocerte, soy el socorrista de la piscina, y ésto, deberíamos ponernos el gorro y las gafas para nadar en ella, sobre todo el gorro porque es norma de la piscina.— Le comenté, supongo que debido a su emoción entró sin nada, pero he de admitir que yo había hecho lo mismo instantes antes de que aquel chico entrase de la nada por la puerta, antes de zambullirse en el agua.

Me coloqué el gorro recogiendo mi pelo dejándolo en el interior, usualmente lo llevaba recogido con una pequeña coletita, pero para meterlo en el gorro siempre debía soltarlo. Me senté en el borde con las piernas sumergidas en la piscina y las manos agarrando el bordillo entre ambas piernas, esperando la respuesta de aquel delfín tan serio.
avatar
Rin Matsuoka

Masculino Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trabajo y una extraña sensación [Priv.] [+18]

Mensaje por Ian Dowell el Lun Nov 17, 2014 8:50 pm

Mi tranquilidad se vio interrumpida cuando alguien gritó algo así cómo "sugus, sugus" y me preguntaba para qué diablos gritaba el nombre de un caramelo, aunque teniendo en cuenta que mis oídos estaban sumergidos bajo el agua, cabía la posibilidad de que hubiese escuchado mal. Cambié mi postura, de aquella tan cómoda y nadé hacia el borde en el que se encontraba la persona que me estaba hablando. Era alto, con media melena violeta goteando y unos ojos que jamás había visto antes, su cuerpo estaba totalmente marcado, pudiendo apreciar cada músculo, realmente me sentí sorprendido de encontrar a alguien tan extraño, esperaba niños en natación o aficionados, pero el cuerpo de aquel chico no era para nada de un aficionado...

Escucharlo adularme me hizo enrojecer ligeramente, ¿nadador profesional? a mi no me importaban esas cosas... sólo nado porque me gusta hacerlo... La idea de ser un nadador olímpico me pareció bastante absurda. Lo miré por unos instantes desde el interior de la piscina, realmente era muy atractivo...

Gracias... pero no soy nadador profesional...— Le dije desviando mi mirada hacia un lado, aquel chico de ojos pequeños y almendrados con aquel color tan llamativo me parecía bastante escandaloso, pero he de admitir que la facilidad que tenía para relacionarse con los demás era envidiable. Me quedé observándole mientras me ofrecía aquella carrera, clavando mi mirada en sus ojos.— Yo solo nado estilo libre...— Respondí a su petición mientras hacía el esfuerzo para salir de la piscina.— Voy por el gorro, perdona, lo olvidé...— Le dije mientras me retiraba a los vestuarios. Antes de pasar por la puerta me quedé con la mano en el pomo en silencio durante unos instantes.— Ian... Dowel... me llamo...— Balbuceé algo nervioso y tras aquello abrí la puerta y pasé en dirección a los vestuarios. Abrí la taquilla y retiré de la bolsa el gorro y las gafas, dejando éstas colgadas de mi cuello. Estaba realmente nervioso, me quedé con el brazo apoyado en la taquilla y la frente sobre éste... ¿Qué me estaba ocurriendo? Supongo que no estaba acostumbrado a tratar con nadie, y menos con una persona tan agradable y vivaracha... Respiré hondo y salí en dirección de la piscina, cuando abrí la puerta para acceder a ella mi corazón palpitó con fuerza, no entendía qué mes estaba ocurriendo...

Me coloqué el gorro y las gafas, quedando parado en el borde de la piscina, esperando por algún motivo que Rin dijese algo, lo observé de reojo y pude escuchar a mi corazón con fuerza, realmente me estaba preocupando... seguramente él pensase que yo eran un amargado antipático o algo así, no le sonreí a los cumplidos ni le dediqué ni un sólo gesto de simpatía, pero así era yo... una persona seria...
avatar
Ian Dowell

Masculino Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 15/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trabajo y una extraña sensación [Priv.] [+18]

Mensaje por Rin Matsuoka el Mar Nov 18, 2014 4:22 am

Por momentos pensé que aquel chaval me odiaba, tan serio con esa cara de vinagre... pero por su forma de contestarme, me pude percatar de que lo que predominaba en él era timidez, tenía pinta de que era muy reservado. "Free... Style.. ."¿Sólo nadaba estilo libre? ¿Qué quería decir con eso? Vale, realmente era muy raro, pero si sólo nadaba estilo libre ¡Haría 100 metros de estilo libre! Al fin y al cabo era el estilo que más me gustaba a mí también. Cuando lo vi salir de la piscina, he de admitir que mis ojos se desviaron hacia aquel cuerpo tan perfecto, fino pero marcado... Giré mi rostro a un lado, no estaba seguro de si me había ruborizado, pero por las moscas evité que me lo viera. Su voz imperturbable y monótona volvió a resonar, cada palabra que decía parecía un milagro, no era una persona muy habladora que digamos por lo que pude observar.

Antes de irse pude escucharlo balbucear su nombre. Esperé que fuera por el gorro y las gafas como había dicho, mientras me coloqué yo el mío que estaba tirado al lado de la silla de socorrista en la que debería estar sentado. Realmente si me pillaban "jugando" mientras debería estar trabajando, podrían despedirme, pero la tentación por nadar con aquel chico era demasiado grande. ¿Que diablos me estaba pasando? ¿Por qué tanto interés por otro hombre? Nunca me había ocurrido. Por mi mente resonó su voz diciendo su nombre... ¿Qué me estaba ocurriendo con el vinagre de Ian? Por aquel nombre pude deducir que no era francés, y que lo más probable fuese que proviniese, aunque... yo tenía nombre de japonés y era más francés que Juana de Arco. En fin, fuese cómo fuese respiré hondo cuando la puerta del recinto sonó. Cuando lo vi parado en el borde de la piscina con el gorro y las gafas no pude evitar ruborizarme, pero ahora lo que importaba era ganarle.

Bueno Ian, puesto que solo nadas estilo libre, hagamos 100 metros de estilo libre, pero no pienso dejarte ventaja, yo hago el conteo.— Le dije mientras me colocaba las gafas, estirando el elástico y dejándolo caer contra la parte posterior de mi cabeza para ajustar las gafas. Realmente el cuerpo de aquel moreno me atraía de una manera especial, nunca me había fijado en un hombre, pero ésta vez era diferente, por algún motivo me atraía hasta la estrechez de su bañador. Me coloqué en posición y lo observe con detenimiento.— Tres, dos, uno... ¡GO!— Exclamé.

No sabía muy bien en qué terminaría aquello, pero no lo subestimaría, Ian había conseguido despertar en mí cosas que no imaginé que sentiría nunca por un hombre, algo como una atracción, pero no permitiría que aquello me distrajese de la carrera. Mi salida fue perfecta, y una vez en el agua, comencé a nadar dando todo de mí.
avatar
Rin Matsuoka

Masculino Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trabajo y una extraña sensación [Priv.] [+18]

Mensaje por Ian Dowell el Sáb Nov 22, 2014 12:45 am

La idea de los 100 metros de estilo libre me pareció tentadora, de modo que me coloqué en posición de salida atento a su conteo y salí al mismo tiempo que él. Comencé a dejarme llevar por aquella agua transparente dando largas brazadas, he de admitir que Rin era demasiado bueno, se mantenía a mi lado en el carril contiguo, podía ver su rosto mientras tomaba aire antes de continuar nadando, realmente me incentivó a dar todo de mí en aquella carrera. Podía sentir cómo el agua se abría paso a medida que mis manos se adelantaban sumergiéndose en ésta. Podía percatarme de que llegaba a los 50 metros, me preparé para el viraje y tomé impulso, apresurándome a continuar con aquellas brazadas, impulsando mi cuerpo hacia delante, podía notar como comenzaba a sentirme agitado, ya casi llegaba, tomé fuerza en el último recorrido, apurándome para llegar. Nadé como nunca y por fin mis manos chocaron contra la pared de la piscina. Me quité las gafas y el gorro de un tirón y moví mi cabeza hacia un lado y otro para sacudir mi pelo, apoyé las gafas y el gorro sobre el bordillo y me quedé agarrado a él intentando retomar el aliento.

"¿Qué me había impulsado a nadar así con él?" Nunca me habían importado los tiempos, ni las competiciones, ni las victorias... pero nadar con Rin, a la par, sintiéndolo en el carril contiguo y viéndolo me aceleró el pulso. "¿Qué estaba ocurriendo?" No entendía nada, pero solo sabía que algo había comenzado, no sabía que era, pero algo me impulsaba a nadar con él, algo que jamás había sentido, algo totalmente nuevo y desconocido.

Desvié mi mirada hacia su carril, en su busca, quedándome absorto por aquel rostro empapado de agua. Mi respiración seguía jadeante y entre cortada, realmente aquel tipo había conseguido llevarme al límite, obligándome a dar todo de mí. El agua de la piscina se sentía tibia, ya no sentía aquel frescor que daba al entrar en ella. Lo único en claro que tenía era que quería volver a nadar con él, una vez más, quería volver a sentir las vibraciones en el agua, su rostro tomando aire, su cuerpo atlético abriéndose camino por el agua, domándola, quería volver a compartir aquel pequeño espacio de pasión que compartíamos. No me importaban los tiempos, no me importaban las victorias ni las competiciones, pero he de admitir que la idea de volver a nadar con Rin, sí me importó.
avatar
Ian Dowell

Masculino Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 15/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trabajo y una extraña sensación [Priv.] [+18]

Mensaje por Rin Matsuoka el Sáb Nov 22, 2014 2:20 am

"¿Cómo podía nadar tan rápido ese flacucho?" Comencé a dar lar brazadas más rápidas y fuertes que pude, podía fijarme en aquel fino rostro tomando aire en el carril de al lado, tan bello y delicado. Hice el viraje y nadé lo más rápido que pude, pero para cuando toqué la pared, instantes antes ya la había tocado Ian. "¿Me acababa de ganar un aficionado?" Intentaba recuperar el aliento, me estaba faltando hasta el aire, quité mis gafas y mi gorro y los tiré fuera de la piscina, miré a aquel moreno de ojos azules mover su pelo y jadear. Por momentos sentí ira, no sólo de ser ganado por alguien que pensaba que estaba en peor forma que yo, si no también por sentir tan único y atractivo a otro tío. "¿Qué me estaba pasando? yo nunca antes me había fijado en un hombre..." Me sumergí en el agua y pasé al carril de Ian, estampando mis manos a cada lado de Ian contra la pared de la piscina, lleno de impotencia.

Me quedé mirándole a los ojos fijamente, no sabía que era lo que había en Ian que había desatado algo en mi interior. Quizás era el hecho de que me ganase alguien a quien no le importase ganar, cuando para mí era lo importante... "¿Para qué echar una carrera si no es para ganar al otro?" pero se que había algo más, algo que no era por ganar o perder, algo que me hacía poner nervioso cuando recordaba el rostro de Ian tomando aire o sacudiendo su corta melena morena. No podía creerme el hecho de que me estaba atrayendo otro tío y menos alguien menos expresivo que una patata.

¿Por qué? ¿Por qué diantres no expresas ni si quiera felicidad por haber ganado? ¿por qué si quiera no eres capaz de gesticular ante mí? ¡Reacciona mierda!— Tras decir aquello, sin moverme de mi posición me lancé a plantarle un beso en aquellos labios mojado que sabían a cloro, un sabor que creo que nunca olvidaré. Ese tipo había conseguido que perdiese la cabeza, aún no había recuperado el aliento y deseaba volver a nadar con él, creo que jamás había deseado tanto nadar cómo en aquel momento. Cerré mis ojos e invadí con mi lengua su boca, buscando la suya, creo que realmente aquel tipo me había conseguido desquiciar... era el primer hombre que me gustaba en mi vida y lo peor de todo es que fui yo el que me había lanzado a su yugular, quizás fue su falta de expresividad lo que me tentó a sacarlo de sus cabales...
avatar
Rin Matsuoka

Masculino Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trabajo y una extraña sensación [Priv.] [+18]

Mensaje por Ian Dowell el Sáb Nov 22, 2014 6:39 am

Tenía la ligera sensación de que se había molestado, al parecer a Rin si le importaba ganar, o esa es la sensación que me había dio cuando cambió de carril y puso sus manos a cada lado de mi cuerpo, haciéndome prisionero. No estaba seguro de a dónde quería llegar, por momentos pensé que me golpearía, pero al escuchar sus gritos me sentí realmente confundido. Terminó de confundirme todavía más cuando me besó... ¿cómo reaccionar ante aquello? Me quedé inmóvil y perplejo, viéndolo con los ojos cerrado, invadiendo mi boca con su lengua, no podía creer lo que estaba sucediendo, mis brazos estaban inmóviles cayendo a ambos lados de mi cuerpo, mis ojos clavados en el rostro de Rin, que se veía tan plácido con los ojos cerrados, quizás yo... ¿le había gustado?

He de admitir que pese a sentirme perdido y shockeado, aquel beso no fue desagradable. Me separé de Rin y me llevé la mano a la cara, intentando esconder mi cara colorada y avergonzada. Apoyé mi cabeza en su pecho, escondiéndome de aquella situación tan embarazosa, era mi primer beso y encima me lo había dado con un hombre, aquello era realmente extraño y necesitaba unos minutos para intentar retomar la compostura.

Perdón... yo... soy así... No me importa ganar o perder, pero... me ha encantado nadar contigo...— Le confesé desde aquella posición tan infantil, cómo una niña que se esconde en la falda de su madre... ¡Dios... qué ridículo me sentí! Realmente no era una persona muy habladora, quizás por ello me costaba hacer amigos, todos decían que era demasiado raro y tal vez fuese así, no me interesaban las fiestas o acostarme con mujeres... para mi nada era lo más especial que tenía y prefería pasar mi tiempo haciendo eso que tonteando con chicas que no me importaban en absoluto. Ahora mismo lo único que tenía en claro era que quería volver a nadar con Rin, quería volver a compartir el agua con él, volver a ver aquel rosto esforzándose... no tenía la más pálida idea de que era aquello que sentía, pero supongo que lo descubriría con el tiempo, pero yo sólo... quería volver a nadar con él.

Te invito a mi casa... a cenar... si quieres.— Le comenté todavía con mi frente apoyada en aquel pecho que olía tanto al agua de la piscina, tan sólido y confortable. No estaba seguro de qué pensaría Rin después de aquello, pero deseaba que realmente fuésemos amigos y poder volver a nadar con él.
avatar
Ian Dowell

Masculino Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 15/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trabajo y una extraña sensación [Priv.] [+18]

Mensaje por Rin Matsuoka el Dom Nov 23, 2014 2:51 am

No me imaginé en ningún momento lo que iba a pasar después de aquel beso, el cual me había sentido impulsado a darle. Cuando su frente dio contra mi pecho me quedé helado y ruborizado. No quería ganar, no quería perder, sólo quería nadar... aquello era lo que me quedó en claro con sus palabras, pero lo que no me esperaba es que me dijese que nadar conmigo le había gustado, aquello me había acelerado el corazón de una manera increíble y temía que lo escuchase. Llevé mi mano a su cabeza, hundiendo mis dedos en sus cabellos y tragué en seco, apretándolo con suavidad contra mí. Osea que aquel "inexpresivo" chaval no era más que una timidez extrema exteriorizada... Me ruboricé aún más... era demasiado tierno.

Quisiera volver a nadar contigo de nuevo, yo también disfruté mucho con la carrera.— Le dije con suavidad, Ian había sido capaz de desquiciarme en un instante y calmarme severamente en otro... quizás éste chico me estaba llamando demasiado la atención y aquello era algo que me tenía bastante despistado... nunca me había sentido atraído por otro tío. Respiré hondo y suspiré, pero volví a quedarme inmóvil cuando desde mi pecho me invitó a su casa a cenar. Mi cara ya parecía un pimiento de padrón, pero... ¿cómo iba a poder negarme a aquella invitación? Pasé mis brazos por detrás de su nuca y lo apreté contra mi pecho.

Vale... estaré encantado de ir...— Le comenté bastante avergonzado, intentando aparentar normalidad. Continué abrazándolo con fuerza, mirándolo escondido en mi pecho y relajé mis brazos para no apretarlo de más.— Pero hasta las ocho no salgo de trabajar, dame la dirección y en cuanto salga iré directo hacia allí...— Le dije observándolo, esperando que dijese algo a todo aquello, no tenía la más mínima idea de qué es lo que pretendía u ocurriría esa noche, pero el corazón lo tenía acelerado a una velocidad realmente alarmante, algo que jamás me había ocurrido. Me quedé observando la melena que había apoyada en mi pecho, dándole un beso en aquel pelo empapado con sabor a cloro, jamás pensé que un hombre me cautivaría, menos una persona tan seria como la que tenía entre mis brazos en aquellos momentos, haciéndome poner realmente nervioso y sentirme realmente extraño. "Qué me has hecho... Ian...?"
avatar
Rin Matsuoka

Masculino Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trabajo y una extraña sensación [Priv.] [+18]

Mensaje por Ian Dowell el Dom Nov 23, 2014 3:36 am

Hacía mucho tiempo que no me había sentido así, tan vulnerable y necesitado de cariño, Rin había conseguido calentar un poco mi corazón el cual estaba congelado desde hacía mucho tiempo, rodeé su cintura con mis brazos y mis manos se detuvieron en su retaguardia. Me sentí feliz de que el hecho de disfrutar de nadar con ellos no había sido sólo mío, Rin lo compartía. El tiempo hasta que terminase de trabajar se me iba a hacer larguísimo, deseaba que llegase la hora de la cena y poder sentarme a hablar bien con él. Quería conocerlo un poco más, miento... quería saber mucho más de él. Sentir sus brazos rodeándome me dio una seguridad que no había sentido nunca más que en el agua, cuando sus labios rozaron mi cabeza pude percatarme de la velocidad de su corazón, al parecer yo no era el único que estaba nervioso allí. Levanté mi cabeza y lo vi mirarme, con aquel rostro enrojecido, no pude evitar poner cara de vergüenza y enrojecer, no esperaba que me estuviese mirando, pero tras aquel beso sentí que yo también debía hacer algo por él... todavía resonaba en mi cabeza aquel grito que me dio... "¿por qué si quiera no eres capaz de gesticular ante mí? ¡Reacciona mierda!"

Levanté mis brazos y rodeé su cuello, impulsándome hacia él y encontrándome con sus labios, mirando su rostro mientras mi lengua invadía su boca. Si quería una reacción, allí la tenía y me había sido difícil lanzarme a hacerlo, esperaba que al menos le valiese, rodeé su cadera con mis piernas, que fuera más alto que yo era un pequeño inconveniente. Mi pecho húmedo contra el suyo, envueltos en aquel aroma a cloro, dentro de aquella piscina que aunque el agua estaba fría, podía sentir el calor recorriendo mi cuerpo.

Te haré compañía hasta que termines...— Le dije tras separarme de sus labios, mirándole a los ojos. Pude notar un hilo de saliva uniendo nuestros labios tras aquel beso. Apreté con fuerza mis piernas, sin separarme de él, me sentía bastante extraño... nos acabábamos de conocer y me daba miedo estar lejos de Rin, me había dado una calidez y una seguridad que había estado buscando desde hacía mucho tiempo y en tan sólo media hora Rin lo había conseguido. Por primera vez sentí que le importaba a alguien, que alguien me quería, aunque temía que fuese para él sólo algo pasajero.— Prométeme que no te irás...— Le dije en un susurro clavando mi mirada en él, podía notar cómo una lágrima brotaba de mis ojos y aquello sí que me preocupó, no quería que nadie me viese así y clavé mi frente de nuevo en su pecho intentando esconderme para que no lo notase.
avatar
Ian Dowell

Masculino Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 15/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trabajo y una extraña sensación [Priv.] [+18]

Mensaje por Rin Matsuoka el Dom Nov 23, 2014 4:03 am

Primero me agarra el culo y ahora me estaba besando, mirándome con aquellos ojos azules fijamente, hundí mi lengua y la refregué con la suya, podía notar como en mi bañador se levantaba algo quedando apretado, me había puesto realmente cachondo y cuando rodeó mi cadera con sus piernas ya sentí que la poya me estallaría, pero mantuve la calma tras aquel beso cuando lo escuché hablar. Me sintió muy bien el escuchar que me haría compañía, realmente estaba muy aburrido allí sólo, pero cuando me hizo prometer que no me iría me sentí bastante confuso, que no me iría... ¿a donde? ¿de su lado? Pude ver cómo una lágrima se asomaba por sus ojos antes de esconderse, al parecer Ian parecía tener sentimientos aunque los escondiese. Agarré sus muslos, casi a la altura de su culo y lo estampé contra la pared de la piscina, saqué una mano del agua y levanté su rostro para cerciorarme de lo que había visto y lo confirmé, una lágrima caía por su rostro. Lo empotré contra contra aquella pared de la piscina y metí mi lengua en el interior de su boca, agarrando con fuerza su nuca sin permitir que se escapara, me separé tras aquel beso y lo miré a los ojos fijamente.

Al único lugar dónde iré hoy es a tu casa y espero que vayamos juntos— Le dije sin quitar mis ojos de los suyos. Así es cómo me sentía, aunque el bulto de mi bañador también opinaba que quería estar cerca de él. Empujé mi miembro contra él, me estaba calentando demasiado, comencé a besar su cuello, dejándole cuatro marcas de tanto absorberlo. Tenía que calmar, debía calmarme, puse mi cabeza en su hombro y comencé a jadear desesperado. Estaba muy excitado, no se por qué de pronto me había puesto así, supongo que el hecho de que me agarrase como un koala y aquel beso habían sido los detonantes, además que verlo con aquella lágrima quería darle a entender que no me iría, al contrario... deseaba estar más con él para aclararme qué diablos me estaba pasando.

Mejor saldré de aquí, no creo que me pueda controlar...— Le dije mientras lo soltaba y respiraba hondo, salí de la piscina y llevé mi mano hacia mi cabello, echando mi pelo hacia atrás. Me senté en la silla del socorrista y me acomodé mi poya que se veía claramente marcada hacia arriba en aquel bañador, realmente esperaba que no entrase nadie, perdería el puesto de trabajo si aquello ocurría. Me intenté relajar, pero no lo conseguí, y me quedé observando a Ian dentro del agua, admirando aquel cuerpo que tanto me había calentado en cuestión de minutos...
avatar
Rin Matsuoka

Masculino Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trabajo y una extraña sensación [Priv.] [+18]

Mensaje por Ian Dowell el Dom Nov 23, 2014 4:24 am

Desgraciadamente Rin se dio cuenta de las lágrimas que comenzaban a brotar de mis ojos, lo que no esperaba fue la reacción de él, que tras levantarme el rostro me empotró contra la pared de la piscina e invadió mi boca con su lengua, he de admitir que aquello consiguió despistarme. ¿Sería verdad? ¿Que el único lugar al que iría fuera a mi casa y que lo haría conmigo? ¿El único lugar? ¿Acaso pretendía quedarse a dormir allí? No tenía cama de invitados... aquello me preocupó por unos instantes, pero debía dejar de sacar conjeturas sin saber realmente qué era lo que quería. Estuve a punto de largarme a llorar tras  aquellas palabras, pero cuando su boca comenzó a recorrer mi cuello no pude evitar excitarme, haciendo que mi miembro creciese. Pude sentir su poya contra mí, era bastante grande y estaba durísima, aquello me excitó todavía más... ¿hasta dónde llegaría? ¿Me lo haría allí mismo? No pude evitar gemir tras aquello... Cuando se apoyó en mi hombro jadeando me quedé mirándole, con aquel pelo húmedo cayendo por su rostro, tan guapo...

Mejor saldré de aquí, no creo que me pueda controlar...— Y tras decirme aquello me soltó y salió de la piscina. Me llevé la mano al bañador y acomodé mi miembro. Tomé aire y tras verlo sentarse en la silla me dispuse a nadar. Nadé durante un rato, me quedé flotando otro y me quedé sentado en el borde con los pies sumergidos en el agua, durante aquel tiempo apareció una chica que nadó una hora, otro  chico que estuvo media y nadie más, la verdad es que no había pisado prácticamente nadie la piscina y por no incordiar a Rin en su trabajo me quedé hasta las ocho sin dirigirle la palabra por miedo a que le llamasen la atención o algo por el estilo. Cuando todos se fueron y se hizo la hora, tomé a Rin de la muñeca y lo llevé conmigo a los vestuarios, deseaba que terminásemos de ducharnos y vestirnos cuanto antes para llegar a casa y preparar algo de cena. Al llegar al vestuario me dirigí directamente a la ducha y solté su muñeca una vez llegué. Me quité el bañador y me metí bajo el agua, aunque había olvidado sacar el jabón y el champoo en el bolso. Cerré los ojos y me quedé con el agua cayendo sobre mi rostro, relajado, estaba realmente cansado, había nadado demasiado y me sentía completamente exhausto, pero ahora lo que más deseaba era llegar a casa y tirarme en la cama.

Apúrate a ducharte así podemos irnos ya, que no veo el momento de llegar a casa.— Le dije con tranquilidad desde bajo el chorro de la ducha de los vestuarios.
avatar
Ian Dowell

Masculino Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 15/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trabajo y una extraña sensación [Priv.] [+18]

Mensaje por Rin Matsuoka el Dom Nov 23, 2014 5:20 am

Me sentí bastante ansioso durante toda la tarde, mis ojos no podían separarse de Ian incluso cuando había más gente en la piscina, di gracias a Buda que no ocurrió ningún incidente, porque si hubiese ocurrido, mi cerebro y mi visión estaban demasiado ocupadas con Ian cómo para prestar atención de nada más. Me había excitado con otro hombre... aquello había sido demasiado y me había dejado con ganas de más... aquello me preocupaba seriamente... si no me había podido controlar en la piscina... me daba miedo que podría llegar a ocurrir en su casa. Cuando se fue todo el mundo y por fin llegó la hora de poder irme, me sorprendió que Ian me agarrase de la muñeca y me arrastrase hasta los vestuarios. Ésta ves si consiguió enloquecerme del todo, cuando se retiró el bañador y se quedó con el agua de la ducha cayendo por su rostro. Me excité ante aquello y retiré también mi bañador, tirándolo contra el suyo, me acerqué por detrás de él y coloqué mi dura virilidad contra su retaguardia, colocando una mano contra la pared de la ducha, quedando el encerrado contra mí y la pared.

¿Realmente quieres que vaya a tu casa? Hace un rato casi no pude controlarme, no se si teniéndote en un lugar a solas cómo ahora qué podría ocurrir.— Le dije desde aquella posición sin moverme, le habría agarrado su miembro, había hundido el mío en él, no sé que diablos me pasaba, no tenía control sobre mi ser, Ian me enloquecía, supongo que la abstinencia sexual era la culpable de aquello, pero no quería tirar por tierra aquella amistad tan especial que acababa de entablar con Ian, no quería perder la oportunidad de volver a nadar con él...— No quiero volver a verte llorar y menos por mi culpa...— Le dije preocupado de ser el causante de aquellas lágrimas, realmente no me había parado a pensar en si yo fui el detonante de aquello, llevé mis manos a sus hombros y las deslicé por su pecho, aquello de que fuese más bajo que yo era algo que de verdad me gustaba. Besé sus cabellos de nuevo, dejando mi rostro apoyado en el suyo.— Realmente me gustas mucho Ian— Saqué fuerzas para poder decir aquello, pero era lo que realmente sentía, lo que realmente pensaba que me ocurría... si no, no podía entender aquel deseo de hacerlo mío, aquella necesidad de volver a nadar con él, aquel sentimiento de desesperación cuando lo vi llorar... Quién iba a decir que la persona que me frustró por no expresar acabó expresando y cautivándome...
avatar
Rin Matsuoka

Masculino Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trabajo y una extraña sensación [Priv.] [+18]

Mensaje por Ian Dowell el Dom Nov 23, 2014 6:19 am

Cuando noté su miembro tras de mí no me lo podía creer, cuando me volvió a besar la cabeza quedando allí apoyado pude entender que hacerme daño es algo que temía. "Me gustas mucho Ian"... aquello consiguió que abriese los ojos como platos. Me giré y vi aquel miembro enorme totalmente rígido, entendí lo que quiso decir con aquello de que no sabría si se podría controlar, me puse de puntillas y lo besé.

Quiero que vengas...— Le dije colorado mientras abrazaba su cuerpo desnudo. Realmente temía qué podía ocurrir... pero no pensaba echarme para atrás, mi miembro también estaba erecto, al fin y al cabo quizás nuestros besos y nuestra presencia nos producía aquel estado, y ahora nuestros miembros se encontraban rígidos rozándose. Lo abracé, quedándome debajo del agua por un rato en silencio.—  Voy por las cosas de aseo, quiero que nos vayamos de aquí, estoy muy cansado...— Le comenté mientras me acercaba a la taquilla y sacaba las cosas de baño. Me lavé el cabello y el cuerpo con rapidez y lo compartí con Rin, deseaba llegar cuanto antes a mi casa a relajarme. Doy gracias que la conversación quedó allí y no fue a más, temía decir algo que lo molestase. Me vestí con la ropa que llevaba y guarde el bañador tras escurrirlo, haciendo lo mismo con el de Rin, el cual cuando se vistió y quedó con aquel pelo mojado me pareció todavía más sensual de lo que ya era. Salimos de aquel recinto y nos dirigimos a mi casa, sin cruzar palabra alguna. Me preguntaba qué pasaría por la cabeza de Rin, que pensaba que ocurriría en mi casa, o qué quería que ocurriese, a mí con conocerlo un poco más me era suficiente.

Podía sentir mis tripas rugir, estaba muerto de hambre, no pensaba quedarme tanto tiempo en la piscina y por algún motivo el agua me daba muchísima hambre. Esperaba llegar pronto y poder ponerme ropa cómoda, odiaba estar vestido y mas con éste calor. Me preguntaba qué opinaría de mi casa, aunque pensándolo bien lo que realmente me preocupaba era qué haría de comer, no recordaba que hubiese mucha cosa la verdad. Miré a Rin de reojo y me acerqué hacia él mientras caminaba, estaba realmente nervioso de quedarme a solas con él después de todo lo que había ocurrido, pero estaba ansioso a su vez por ello, quería conocerlo más, saber de dónde provenía, qué ambiciones tenía, ni si quiera saber qué edad tenía y todo aquello eran cuestiones que deseaba conocer.

[Tema Cerrado]
avatar
Ian Dowell

Masculino Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 15/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trabajo y una extraña sensación [Priv.] [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.