Una aglomeración de gente y una camisa verde manzana [Priv.]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una aglomeración de gente y una camisa verde manzana [Priv.]

Mensaje por Marie Leblanc el Mar Nov 18, 2014 7:24 pm

Estaba agotada, pero he de admitir que estaba motivada con terminar porque al día siguiente había quedado para hacer un picnic con Marta, una de las dependientas de la tienda que hoy tenía el día libre por asuntos propios, por lo que hoy atendería sola en la tienda. Realmente faltaba personal y eso se notaba más cuando se acercaba el fin de semana, pues la tienda no es que se llenase de gente, pero venían las viejas ricachonas una tras otras con sus abrigos de piel a comprarse algún vestido de chanel de precio desorbitado. Realmente la clientela de la tienda no era de mi agrado, pero he de admitir que estaba feliz de trabajar allí porque me permitía tener una buena vida, sin preocuparme de comer o pagar el alquiler, pues llegaba perfectamente a todo ello y hasta me sobraba algo de dinero a fin de mes, por no decir la ropa que me regalaba mi jefe, aunque he de admitir que cuando me decía que escogiese, me decantaba por vestidos frescos y poco llamativos, indiferentemente de la marca o precio. Creo que lo más caro y llamativo que escogí, fue el vestido rosa y negro de chanel, corto por encima de las rodillas, el cual llevaba puesto en esta ocasión para dar buena imagen de la tienda.

Organicé la ropa de la mejor manera posible, internándome en la sección de caballeros, colocando con cuidado aquellas camisas de sedas tan caras y he de admitir que también eran muy bonitas, aunque me gustaba más las femeninas, por un momento pensé en lo bien que le quedaría a un hombre una camisa como aquella. Sostuve en mis manos una camisa de seda verde manzana, con el símbolo de "Tommy Hilfiger" en el lado izquierdo de ésta. Por algún motivo, decidí que esa camisa sería mía, y la guardé en mi bolso, anotando en la libreta de notas que me la quedaría por si me lo descontaban a fin de mes. Me había quedado enamorada de aquella camisa, tan fina y suave, tan holgada e informal...

Me quedé observándola unos instantes antes de cerrar el bolso, era hermosa y cuanto más la miraba más me gustaba, no podía evitar tocarla y sentirla tan suave... por momentos me sentí triste de no tener un hombre a mi lado a quien regalarle esa camisa, pero algo me de decía que debía pertenecerme aquella prenda, pues tenía una del mismo color y la misma tela, tan fina y delicada, pero de mujer, con las mangas abombadas, con los puños finos, de la misma marca. De pronto la puerta del negocio se abrió, así que me dispuse a atender a los clientes que ingresaban por ella.

Bienvenidos a "Puf", ¿en qué puedo ayudarles?.— Dije con una enorme sonrisa.
avatar
Marie Leblanc

Femenino Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 17/11/2014
Humor : Estable y feliz ^-^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una aglomeración de gente y una camisa verde manzana [Priv.]

Mensaje por Karen Kazumi el Mar Nov 18, 2014 7:46 pm

Tras salir de la enfermería, pasamos por casa para comer, hacía tiempo que no preparaba arroz con curry y aquello me levantó el ánimo, aunque he de admitir que ésta vez había comido de más y sentía es estómago bastante pesado. Me costó bastante irme por las ramas para no decirle a Nahuel a dónde iríamos, pero a las cinco y media de la tarde, lo arrastré conmigo al centro de la ciudad. Caminé sin soltar su mano por todo el centro, temía que viendo las tiendas de marca de sus alrededores saliese corriendo. Paré al ver unas camisas de seda bastante informales, pero a su vez elegantes en el escaparate, y entré en aquella boutique llamada "Puf". Cerré la puerta tras de mí, haciendo entrar a Nahuel casi a los empujones, no tardó en aparecer una chica ni bien entramos, bastante coqueta, rubia, con el cabello corto y los ojos claros, muy amable para mi gusto, demasiado joven... de la edad de Nahuel... repelente... ¡Mierda! ¿No nos podría haber atendido una gorda de 50 años?

Buenas tardes... Buscaba una camisa informal pero elegante, de color celeste, para él, una corbata de seda negra con motivos azul marino y un traje no muy formal, algo mas casual.— Dije intentando aparentar normalidad. Realmente temía que mi pequeño Aoi se fijara en aquella preciosidad rubia que tenía delante... al fin y al cabo ella tendría más o menos su edad, y era tan femenina, rubia, bonita, delicada, rubia, rubia, rubia... ¡Arg! ¡Malditas rubias! Miré de reojo a Nahuel, intentando mantener la calma, observando aquel rostro que tanto me gustaba. Me preguntaba si realmente debía temer a algo, o tan sólo serían imaginaciones mías debido a la desconfianza que adquirí tras el engaño de Takumi. Vale, si Nahuel dejaba preñada a la cria rubia los mataría a los dos, pero aquello no ocurriría. Respiré hondo y dejé de pensar gilipolleces, mi Aoi me quería a mí y sólo a mí, además aunque fuese más vieja le ganaba en tallas de sujetador ¡Y con mucha ventaja!

Tras un largo suspiro me dirigí a ojear la ropa de mujer, lo que realmente fue mala idea... ¡En ninguna de esas camisas para barbies anoréxicas como la que nos había atendido, entraban mis tetas! ¿Pero quien cojones diseñaba la ropa? ¿Los fabricantes de muñecas? En mi cara ya se reflejaba de sobra la mala ostia que tenía encima, de modo que me giré a cotillear la ropa de hombre, y encontré unos pantalones vaqueros de un azul marino casi negros que combinarían a la perfección con una camisa de seda. Busqué la talla que pensé que sería la adecuada para Nahuel y los retiré del montón doblado.

En lugar del traje que se pruebe estos pantalones.— Dije con seriedad, esperaba que mi mal humor no se notase a la hora de hablar, aunque ahora mismo mi cara era un libro abierto.
avatar
Karen Kazumi

Femenino Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 16/10/2014
Humor : Fuuuu~~ (pelo erizado)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una aglomeración de gente y una camisa verde manzana [Priv.]

Mensaje por Nahuel Huapi el Jue Nov 20, 2014 1:13 am

Tras salir de la enfermería fuimos a casa a comer, hacía tiempo que no comía nada picante por lo que me puso de buen humor comer algo así, luego de ello a eso de las 5.30 salimos a la calle, por más que intente saber hacia donde íbamos no conseguí una respuesta directa por un momento me sentí como el típico cliché de un niño yendo al dentista mintiéndole que iría a Disney, pero afortunadamente no fue así ya que nunca fue algo que me había emocionado realmente, pero la intriga era algo que en parte me motivo a seguirla hacia donde nos dirigiéramos.

Karen no me soltó ni un instante durante todo el trayecto, como si creyera que intentaría escapar, algo que me hacía cierta gracia, de repente me hizo ingresar a una tienda en la cual una chica que parecía ser bastante alegre, en cuanto mi querida karen comenzó a pedirle ropa para mi sentí el impulso de salir corriendo, el cual no fue inmediato, pero al escuchar la palabra traje y corbata, supe que debía escapar de ese lugar, si había alguna prenda a la cual no estaba dispuesto a utilizar aún era esa, ya había sido mucho utilizarla para el egreso de mi colegio secundario como para volver a ponerme algo tan incomodo como lo era aquello, sin embargo no tenía opción ya que debía reconocer que a la edad que tenía comenzaba a ser momento de tener ciertas prendas que me vería obligado a utilizar, a pesar de que no fuese de mi agrado.

Pude notar como me miraba de reojo por un momento, temí que notara el hecho que utilizar traje me hiciera gracia, por lo que la mire dedicándole una cálida sonrisa, si realmente le gustaba que usara algo así por ella quizás pudiera hacer el esfuerzo, con la cantidad de incomodidades que sufren las mujeres día a día por verse bellas para nosotros, a pesar de que no las considere necesarias, poco me costaba utilizar un traje de vez en cuando, además que ella realmente dentro de lo que podía apreciarse si tomo ciertas consideraciones para mis gustos a la hora de pedirlo, en especial al pensar en el color de la camisa.

Una vez que me dieron la ropa me dirigí al cambiador para probarme aquella ropa, esperaba que me quedara bien a la primera, me era muy molesto tener que ir vistiéndome y desvistiéndome para ver que me quedaba bien, encima en esos espacios tan reducidos haciendo malabares para poder entrar en esos pedazos de tela realmente no es que me hiciera especial ilusión, justo antes de entrar la voz de mi adorada Karen me salvo el día, realmente sentí un gran alivio al ver que en vez del traje quería que me probara un pantalón, por lo que finalmente ingrese al cambiador con unos pantalones una camisa de color celeste y una corbata.

Una vez dentro dentro comencé por desvestirme luego de dejar colgada la ropa nueva en unos pequeños ganchos que había a un lado de la pared, dejé mi ropa sobre una silla que había dentro de aquel diminuto espacio, saque de la percha la camisa celeste la cual parecía quedarme como si estuviera pintada, los pantalones de cintura me entraban bien, pero los sentía muy largos a pesar de que en si el corte del pantalón me quedaba bien, al momento de tomar la corbata me encontré en un momento muy incomodo, ya que nunca había aprendido a realizar aquel nudo.

-Karen... Cielo.... -le dije algo avergonzado.- creo que necesito tu ayuda con algo.- agregué finalmente, me daba vergüenza admitir que no sabía hacer algo tan simple como el nudo de una corbata, quizás ese sea uno de los motivos por los cuales nunca quería usarlas, o quizás no sabía hacerlos porque no quería usarlas... era una paradoja como la del huevo y la gallina, y no tenía muchas intenciones de resolverla para ser sinceros.
avatar
Nahuel Huapi

Masculino Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 13/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una aglomeración de gente y una camisa verde manzana [Priv.]

Mensaje por Marie Leblanc el Jue Nov 20, 2014 10:35 pm

La verdad es que aquella mujer asiática con cara de pocos amigos me mareó por unos momentos, pues cuando fui a buscar el traje, había cambiado de opinión por lo que volví a colocarlo otra vez en su sitio. Respiré hondo, esperaba que encontrasen pronto lo que buscaban para poder sentarme cinco minutos y poder relajarme un poco. Me sentía agotada y deseaba que llegase ya la hora de marcharme a casa, no veía que llegase ese momento para poder preparar todo para el picnic del día siguiente. Ordené algunas prendas que estaban en el mostrador mientras el muchacho del pelo azul se dirigía al mostrador para poco después pedirle ayuda a la que imaginé sería su novia por la forma tan cariñosa de tratarla. He de admitir que hasta el momento en el que el chico dijo "cielo", había pensado que se trataba de su madres, por lo que me sentí un poco avergonzada. Cómo por arte de magia la puerta se volvió a abrir y apareció una de las empleadas de la tienda para salvarme el día.

¡Alexa! ¿Que te trae por aquí?— Le pregunte animada a mi compañera de pelo rubio y ojos verdes que venía vestida con un modelito de marca de camiseta color amarillo pollo bastante llamativa y pantalones vaqueros muy ceñidos.

— Me manda el jefe, que como Marta no ha podido venir y tu ya cumpliste tus cuarenta horas ésta semana, me dijo que a la tarde cubriese yo su ausencia.— Me explicó mientras se ponía tras el mostrador.

¡Oh! Si es así entonces te dejo que te ocupes tú de éstos clientes, que yo tengo que ir a hacer unas compras antes de que me cierren— le dije mientras agarraba mis cosas.— Disculpen, les atiende mi compañera— Me excusé ante la extraña pareja y salí disparada por la puerta, en dirección a un supermercado en el que compraría las cosas para el picnic con Marta.

Corrí hacia el supermercado y busqué los precios más baratos para poder comprar todo, tenía pensado en hacer una tupper con diferentes secciones, desde tortilla dulce, hasta gambas rebozadas o cerdo. No estaba muy segura de qué era lo que le gustaría a Marta, por lo que pensé que algo variado estaría bien. Tardé poco más de quince minutos en realizar toda la compra, inclusive los refrescos, de modo que tras aquello me dirigí a mi casa a dejar todo listo para que al día siguiente tras preparar todo, fuese a disfrutar el día con la que quizás sería mi primera amiga de verdad.
avatar
Marie Leblanc

Femenino Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 17/11/2014
Humor : Estable y feliz ^-^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una aglomeración de gente y una camisa verde manzana [Priv.]

Mensaje por Karen Kazumi el Jue Nov 20, 2014 11:16 pm

Cuando Nahuel me llamó pidiendo ayuda y lo observé con la corbata desecha, no pude evitar soltar un largo suspiro, realmente mi pequeño Aoi era demasiado tierno. Deduje en el mismo instante que lo vi, que el problema lo tendría con el nudo de la corbata, porque tanto los pantalones, como la camisa, ya los tenía bien puestos y colocados.

Las corbatas no se prueban Nahuel, se miden el largo de ésta manera— Le dije mientras se la media al rededor del cuello, centrándola en el pecho. Lo miré con aquel conjunto que lo hacía verse cómo todo un hombre y no pude evitar sonreír.— Estás guapísimo Nahuel.— Le dije sosteniendo entre mis manos todavía aquella hermosa corbata de seda. Le di un suave beso en los labios y me retiré del probador. Pude apreciar cómo la dependienta adorable se despedía, dejando a otra rubia con aspecto ropa de putón de convención, tan ajustada y colorida, casi prefería a la repelentemente simpática rubia que nos atendió al llegar.

Nahuel apresúrate que tenemos que ir todavía por los zapatos y a cenar o no llegarás a la entrevista.— Le comenté tras la cortina del mostrador. No pensaba comprarle los típicos zapatos de piel que te destrozan los pies, si no quizás algo medio sport medio casual de color oscuro que quedase bien con la ropa que acabábamos de escoger. Miré el teléfono y con la tontería llevábamos más de media hora en aquel negocio, ya daban las siete, pues entre buscar el lugar, escoger la ropa y que Nahuel se la probase, se nos había hecho más tarde de lo que planeé y debíamos apurarnos si queríamos llegar a hacer todo.

Me quedé esperando que Nahuel saliese con la ropa, por lo que aproveché para decirle a la chica las prendas que teníamos para llevar para acelerar el hecho de ir pagando todo. Pasé la tarjeta y firmé el recibo, esperando que Nahuel saliese del probador, para que la dependienta que parecía un embutido apretado guardase las prendas y nos largásemos de aquella pasarelas de niñas pijas. Realmente comenzaba a preocuparme... ¿En qué momento Nahuel se había convertido tan importante cómo para alterarme de aquella manera? Otra vez volvía a quedar bajo la inseguridad y la posibilidad de volver a ser dañada por la daga envenenada del desamor, pero esperaba que ésta vez no me dañase con su filo avioletado y me mantuviese tranquila, en el acunamiento del amor que Nahuel me había proporcionado en un momento en el que jamás imaginaba que aparecería a rescatarme "un príncipe azul". Solté un risita por aquel símil, literalmente azul.
avatar
Karen Kazumi

Femenino Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 16/10/2014
Humor : Fuuuu~~ (pelo erizado)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una aglomeración de gente y una camisa verde manzana [Priv.]

Mensaje por Nahuel Huapi el Lun Nov 24, 2014 11:22 pm

Me sentí algo ridículo al momento en que me que las corbatas no se probaban haciendo que me sonroje un poco, nunca en mi vida había ido a comprar una, pero tenerla así de cerca midiéndome la corbata me hizo sentir bien, por un momento me la imaginé haciéndome el nudo antes de salir a alguna fiesta, además que el verla sonreír y aquel alago me puso bastante contento y con aquel beso me había dejado medio atontado, la idea de comprar ropa había cambiado de algo tedioso a algo más ameno si se iba a dar de esta manera la verdad era bastante agradable.

En el momento que me mencionó que debíamos seguir, me tomo por sorpresa la idea de cenar antes de ir a la entrevista, realmente pensaba en ir antes para poder cenar tranquilo con ella, no me gustaba tener que comer a las apuradas, me cambié lo más rápido que pude, doble un poco la ropa que me llevaría y me dirigí al mostrador donde ya se encontraba Karen pagando lo que íbamos a llevar.

-Cielo, ¿no sería mejor que cenáramos después de la entrevista? así lo hacemos más tranquilos.- le sugerí mientras me ponía a su lado esperando que aceptara, no sabía además que tan lejos estaría el lugar donde compraríamos los zapatos, por lo que medir el tiempo se hacía bastante complicado como para cuadrar tantas actividades a la vez, sin contar el hecho de que en cierta manera ya habíamos salido bastante tarde de casa, aunque no nos quedaba otra ya que el ir más temprano solo hubiese generado que nos encontráramos en la calle dando vueltas hasta que abrieran los negocios.

Una vez que nos entregaron la ropa ya guardada en unas bolsas de papel con el nombre de la tienda en la que habíamos entrado, me dirigí a la calle esperando que me indicara a donde debíamos ir, ya que para ser francos en esta ciudad simplemente al entrar y salir de algún lugar me perdía, con mucha suerte si podía ubicarme para ir de la universidad a casa, y un par de lugares importantes, sumado al hecho de que agradecería mucho que me diesen el trabajo en Sagesse, ya que eso significaría que no debería aprenderme ningún otro camino.

-¿Ahora hacia donde?.- le pregunte a mi amada con una sonrisa en el rostro, mientras esperaba que la nipona me indicara el camino, me preguntaba si me intentaría llevar a la rastra nuevamente o esta vez tendría la confianza suficiente para saber que no saldría corriendo antes de ingresar a una tienda.

A diferencia de otras ocasiones, el salir a comprar ropa comenzaba a hacerme mucha ilusión, el hecho de salir con ella cambiaba rotundamente la situación, le daba un algo distinto que no sabía describir pero que hacía que todo fuese mas ameno, era la primera vez desde que estábamos juntos que salíamos a hacer algo así, en cierta manera comenzaba a desear que se repitiera, el salir juntos a donde fuera.
avatar
Nahuel Huapi

Masculino Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 13/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una aglomeración de gente y una camisa verde manzana [Priv.]

Mensaje por Karen Kazumi el Mar Nov 25, 2014 9:17 pm

Cuando salimos de la tienda pude respirar hondo, me sentía más relajada y tranquila, lo más complicado ya lo teníamos, lo único que esperaba era que en la tienda de zapatos no nos tocase otra rubia pija repelente. Miré a Nahuel y pude notarlo realmente feliz, no estaba acostumbrada a verlo sonreír de aquella manera tan amplia y plácida, ahora estaba segura de que no huiría antes de ingresar a otra tienda.

Respecto a la cena quizás tengas razón y sea más apropiado esperar para que podamos cenar tranquilos, pero en ése caso comeremos algo rápido ahora.— Le dije señalando una crepería. Me acerqué a ella y pedí dos crepes de chocolates con virutas de avellana y nata, no tardaron mucho en servirlos y le di uno a Nahuel. Me coloqué la bolsa con la ropa bien contra el lado opuesto del codo y agarré aquel crepe que comencé a comer con ganas, no es que lo dulce fuera mi afición, pero estaba muerta de hambre y para que mentirnos, aquello estaba delicioso. Caminé mirando escaparates mientras devoraba a mordisquitos aquel crepe con cuidado de no mancharme con el chocolate. Paré frente a un escaparate en el que habían una especie de zapatillas negras bastante monas para mi Nahuel. Terminé aquel crepe y salí corriendo hacia el interior, comprándolos sin pensarlo y salí de la tienda con la bolsa en la mano. Daba gracias a que me había fijado más de una vez en los zapatos de Nahuel, sabiendo su talla, supongo que mi curiosidad me ahorró mucho trabajo.

¡Sorpresa! Usarás éste calzado.— dije alzando la bolsa con la caja y señalándola. Por momentos quería devolverle un poquito de aquella felicidad que me estaba transmitiendo, pero más que una pequeña curva con mis labios no pude darle, me era muy extraño sonreír y esas cosas, supongo que el tiempo me enfrió demasiado, pero al menos intenté demostrarle a Nahuel que estaba feliz de lo que estábamos viviendo.— Bueno, de camino a casa podríamos comprar un granizado de limón, para ir tomándolo por el camino, que ésto me ha dado sed.— dije relamiendo mis labios por las dudas hubiese quedado algo de chocolate en ellos. No pude creer que justo en frente de la zapatería a la que entré, había una tienda de refrescos y granizados, por lo que compré dos, dándole uno a Nahuel y comenzando a caminar hacia casa para por fin, poder descansar un poco, y preparar una pequeña sorpresa, que tenía para mi pequeño.
avatar
Karen Kazumi

Femenino Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 16/10/2014
Humor : Fuuuu~~ (pelo erizado)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una aglomeración de gente y una camisa verde manzana [Priv.]

Mensaje por Nahuel Huapi el Vie Nov 28, 2014 8:26 am

Afortunadamente Karen comprendió rápidamente mi preocupación, no quería que momentos que consideraba tan íntimos como el hecho de cenar se dieran de una manera apresurada cuando podíamos disfrutar de ello con serenidad, quizás fueran cosas de poca importancia normalmente o demasiado "comunes", pero sin duda eran esos pequeños momentos del día a día que tenían mucha importancia, quizás eso fuera también el hecho que me venía de herencia de mi familia y fuese algo a lo que no quisiera renunciar, ella ahora era toda la familia que tenía y muchos momentos del día que compartiríamos serían importantes aún cuando fuesen a ser cotidianos, eso nunca les restaría valor.

Algo de hambre comenzaba a sentir, pero mi amada compañera se me adelanto al pensar directamente en ir a comprar algo para comer, era la primera vez que probaría el crepé, si bien hacía ya mucho tiempo que me encontraba en Francia nunca le había dado mucha importancia a las comidas, prácticamente me había limitado a comer las comidas que llevaba comiendo toda mi vida, me había costado mucho adquirir hábitos nuevos en todos estos años, sin contar los casos en los que me vi forzado a hacerlo por distintas circunstancias.

Comencé a comer el Crepé y no pude evitar devorarlo vorazmente ya que era algo realmente delicioso y al sumarlo con el hambre que había comenzado a florecer en mi estomago el resultado fue que aquel bocadillo desapareciera en cuestión de segundos mientras caminábamos mirando los escaparates buscando algún calzado para comprar, a pesar de que no veía nada que me llamase la atención.
-Estaba riquísimo.- le comenté mientras miraba algunas vidrieras, al ver que ella aún estaba comiendo no pude evitar sonrojarme de vergüenza, realmente había comido demasiado rápido.

Ví como se quedo mirando una estantería, mientras terminaba el crepé para salir corriendo sin darme tiempo a reaccionar ella ya se encontraba dentro del local, la pude ver salir con una bolsa, señalándome dentro que estaba el calzado que usaría, se la veía bastante emocionada, a pesar de que no sonreía mucho, se podía ver cierta alegría en su rostro tras esa tímida curva en sus labios que formaban una modesta sonrisa.

-En llegar a casa me los probaré.- le dije con entusiasmo, me encontraba muy contento con mi vida junto a Karen, esperaba con ansias llegar a casa para probarme el calzado que acababa de comprarme, además que deseaba sacarme de encima esa entrevista de trabajo para poder rápidamente, poco a poco la mujer que se encontraba a mi lado comenzaba a convertirse en la persona más importante de mi vida y si eso no fuese realmente mucho teniendo en cuenta el hecho de que en mi vida aun prácticamente no había entrado nadie, realmente no me veía viviendo de otra manera que no fuese a su lado.

Cuando fuimos por el granizado, me entro la ilusión de un niño pequeño, mientras caminábamos rumbo a casa iba tomando mi granizado mirando cada tanto a mi costado en dirección a Karen, realmente tenía una sensación extraña, me encontraba feliz de lo que me estaba sucediendo en la vida, caminamos en silencio hasta llegar a casa, pero en ningún momento aquel silencio fue incomodo, siempre pude sentirlo como algo de tranquilidad, como si nos bastara con estar juntos el uno con el otro yendo hacía el mismo sitio.

[Tema Cerrado]
avatar
Nahuel Huapi

Masculino Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 13/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una aglomeración de gente y una camisa verde manzana [Priv.]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.