Un alfil y una reina distorsionada [Priv.] [+18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un alfil y una reina distorsionada [Priv.] [+18]

Mensaje por Derek Lawrence el Miér Nov 19, 2014 5:54 pm

No había ni un alma en aquella universidad, se notaba que era sábado y lo mejor... ¡Festivo! Por momentos sentía que volvía a ser un alumno, feliz de que un festivo rompiese con la obligación de ir ha estudiar. Ésta vez no tuve que buscar ropa para trabajar, bastó con unos pantalones bien cortos de color negro, una camiseta cortita, dejando verse ligeramente mi cadera, de color roja con una calavera negra en el centro y unas botas marrones en los pies bastante grandes. Para sumar puntos mi pelo estaba recogido atrás con una pinza de color granate, quien me viese pensaría que soy una dulce y joven alumna "Jojojo". Daba gracias que aquella inmensa institución estuviese desierta, por momentos me sentía como un shinigami o algo parecido, vagando por aquella universidad abandonada "Muaajaja".

He de admitir que odiaba que para uno de los pocos días libres que podía disfrutar, siempre caía en cuenta de que me había olvidado algo en la sala de profesores o en un aula, pues ésta vez me di cuenta cuando fui a pintar un hermoso lienzo blanco que esperaba que mis trazados lo transformasen a una bella obra de arte... ¡Cuando me di cuenta que me había dejado el estuche de cuero con los pinceles en la sala de profesores! A veces odiaba realmente que fuera tan sumamente despistado. De todas maneras agradecí que fuese un día en el que no había nadie en la uni, porque gracias a eso pude ir vestido cómo realmente me sentía cómodo, dando saltitos y canturreando "hit me baby one more time" de "Britney Spears"... ¡Adoraba a esa rubia!

Cuando llegué a la sala de profesores abrí con suavidad la puerta, dejando que mi mano se desplazase por aquel pomo con delicadeza... "¡A veces siento que soy una bella y frágil mariposa!". Mientras pensaba las chopotomil chorradas que pasaban por mi cabeza al día, pude observar la retaguardia de alguien sentado en la silla, y me di cuenta de que se trataba de nada más y nada menos que Hiroki Orihara, el decano de la facultad de letras, al cual conocía de oídas además de verlo un par de veces por el campus. He de admitir que me había fijado en él muchas veces, era tan guapo y sensual, con aquella cara de pedantería y sus ojos almendrados tan, tan, tan... "¡Ay! ¡Tan asiáticos! ¡Si es que era totalmente exótico!".

Bueno, dejemos de perdernos en aquellos pensamientos, era la hora de darme a conocer a Hiroki, ésta era mi oportunidad de camelármelo, al fin y al cavo el ni me conocía de vistas, pues pese a yo conocer su existencia, se debía a los años que llevaba en Sagesse, sumado a que con Caty cotilleaba de cada adquisición del centro... "¡Ay que maruja que soy~ !" Me acerqué de puntillas, trabajo que se me hizo muy costoso debido a que las botas me quedaban bastante grandes y holgadas, cuando llegué a situarme tras aquella silla en la que estaba sentada, pasé mi mano por su hombro, deslizándose hasta su pecho, acercando mis labios a su oído con suavidad.

Hi- ro- ki~~ — Le susurré clavando mi aliento en su oreja, tras lo cual de un saltito me coloqué con los brazos en la espalda, agarrando el codo de mi brazo estirado, con la mano del opuesto que tenía ligeramente flexionado, sonriente ante aquel decano de malas pulgas que se las creía saber todas.

_________________
avatar
Derek Lawrence

Masculino Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 19/11/2014
Humor : Jijijiji

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un alfil y una reina distorsionada [Priv.] [+18]

Mensaje por Hiroki Orihara el Miér Nov 19, 2014 6:31 pm

¡Por fin! El rubio raro y el japonés con cara de vinagre se marcharon de mi despacho ¡Victoria! Pude notar en ambos algo de incomodidad, bueno, así era yo, imponía a los corderos que se dirigían mi despacho que para ellos sería el matadero, seguramente fuese aquello, si no no podía entender la expresión de preocupación de sus rostros, o quizás fueran imaginaciones mías. Respiré hondo y dejé mi amada pieza de ajedrez sobre la mesa, tomando en su lugar los contratos en mis manos. Deseaba terminar con todo aquello cuanto antes para largarme de allí, no estaba muy seguro de qué hacer, pero tenía todo el día para pensarlo y lo que tenía mas que claro era que allí, en Sagesse, no quería estar en mi día libre. Prefería practicar las artes marciales o un poco de parkour, quizás aprovechase mi día libre para ello.

Por más confianza que tuviese con Catherina, no me atrevía a pisar aquel despacho con su apellido, he de admitir que aquello era cómo un suelo sagrado, el cual sólo podía pisar ella y Jean, por lo que decidí dejarle los contratos de los novatos en la sala de profesores, al fin y al cabo Jean siempre pasaba por allí para ver que todo estuviese en orden. Me dirigí hacia aquella sala en la que deseaba que no hubiese nadie y por el transcurso del viaje hasta allí, me dio a entender que mi teoría era acertada para no variar, pues no había ni un alma en todo Sagesse, por momentos aquello parecía una película de terror...

Una vez entré, dejé los contratos sobre la mesa y agarré mi teléfono para mandarle un mensaje a Catherina con el contenido de : "Caty, todo en orden. Dejo los contratos sobre la mesa de la sala de profesores" He de admitir que la silla en la que posé mi culo tras dejarlos era realmente cómoda y pese a mis ansias por salir de allí, aproveché la soledad del la estancia para relajarme un poco antes de salir pitando de allí. De por sí no había podido dormir demasiado, sumado al hecho de que odio madrugar. Cerré los ojos y respiré profundo, me habría fumado un cigarro, a no ser por el hecho de que no había ningún cenicero próximo, y que si alguien entrase realmente tendría un serio problema por fumar donde no debía, bastante que lo hacía a escondidas en mi despacho y si alguien se enteraba me podría llevar una buena amonestación.

Podía escuchar el sonido de las aves en los árboles de los jardines de Sagesse, el agua de la fuente que había frente al edificio de la facultad de arte, el sonido de la suave brisa moviendo las hojas, un... "Hi- ro- ki~~"...

¡Ah! ¿¡Qué cojones haces!?— Exclamé mientras me levantaba de un salto y me giraba para ver quien había conseguido estremecerme sintiendo el cálido aliento al pronunciar mi nombre. Supongo que al girarme no le di una patada en la boca porque era una chica bastante coqueta, pero... ¡¿Qué cojones hacía ahí y por qué sabía mi nombre?! Resoplé con mala gana, me había conseguido desquiciar con tan sólo una palabra y un gesto como fue el de susurrarme al oído, pero debía respirar hondo y mantener la compostura, si aquella chica era una profesora, no me convenía tener problemas.— Bueno yo me marcho, encantado ¿eh?— Le dije mientras tomaba rumbo a la puerta que se encontraba tras de ella. Realmente me había conseguido sacar de mis cabales, no sabía quien mierda era, pero no me interesaba quedarme a descubrirlo.

_________________
avatar
Hiroki Orihara

Masculino Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 20/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un alfil y una reina distorsionada [Priv.] [+18]

Mensaje por Derek Lawrence el Miér Nov 19, 2014 7:28 pm

Cuando vi al asiático intentar salir corriendo, di un saltito poniéndome frente a la puerta. Realmente me gustaba más de lo que pensé, su forma de actuar, tan bruta, tan macarra... "¡Era perfecto~ ♥!" Realmente nunca me había picado tanto alguien, ni mi profesor de historia del arte, que he de admitir que estaba como un queso, recuerdo que estudiaba sin parar para ser su favorito adquiriendo las mejores notas, pero nunca se fijó en mí. Pero ésta oportunidad no la dejaría pasar, admitir que a mis 32 años seguía virgen era incluso vergonzoso, pero no quería entregarme a cualquiera que me profanara la puerta trasera por mero aburrimiento, siempre quise que fuera alguien que me gustase de verdad y ahora mismo lo tenía delante, y no permitiría que se escapase. Me quedé observándole durante unos instantes a aquel rostro de pocos amigos tan atractivo para mi gusto.

No te vayas.— Le dije inclinándome con una risita frente a la puerta. No permitiría por nada del mundo que no me conociese, tenía que buscar alguna manera de que se quedase, de que hablásemos de algo, debía buscar una manera de retenerlo y lo peor de todo es que no se me ocurría cual. Y si... quizás... siendo espontáneo y sincero...— Me gustas.— Le dije sonriendo... "Taraaa~" iba a pensar que estaba chiflado, me sentía como una colegiala declarando su amor al chico que le gusta, que resulta ser su profesor..."¡Ay, soy como una colegiala!

Me preguntaba qué palabras saldrían de la boca de Hiroki, al fin y al cabo no me conocía en absoluto. Era tan bruto y prepotente... "¡Que adorable!" Lo mirase por donde lo mirase, tenía debilidad por los macarras, pero parecía que aquel comportamiento tan atractivo para mí, se escondía bajo un traje negro, con camisa blanca y corbata roja. "Que tentador". Estiré mi mano y agarré aquella corbata roja, acercándolo a mi en un tirón dejando mi rostro a escasos centímetros del mío, con una sonrisa picaresca y perversa en mi rostro, creo que de no ser porque no quería que me rompiese la cara, lo habría devorado allí mismo sin dejar un solo rincón de su cuerpo sin ser babeado por mi lengua... La situación me tenía más que excitado, pues mi miembro ya había multiplicado su tamaño y se encontraba totalmente rígido.

_________________
avatar
Derek Lawrence

Masculino Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 19/11/2014
Humor : Jijijiji

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un alfil y una reina distorsionada [Priv.] [+18]

Mensaje por Hiroki Orihara el Miér Nov 19, 2014 7:58 pm

¡¿Pero que cojones le pasaba a ésta tía?! Me recibe con un susurro en la oreja que me estremeció hasta el culo y ahora me suelta que le gusto... ¡¿Pero de que psiquiátrico se ha escapado?! He de admitir que el hecho de que fuera homosexual no era algo que conociese todo el mundo, pero tampoco algo que escondía, pero en ésta ocasión tendría que admitirlo para escapar de las garras afiladas de ésta chiflada. Terminó por ponerme histérico cuando me agarró de la corbata para dejarme cerca de su rostro... No entiendo muy bien por qué sucedió, pero consiguió ruborizarme con aquella expresión tan perversa...

Tsk... A mi me gustan los hombres, así que vete revoloteando por donde has venido, que si no tienes rabo no me interesas— Le dije con cara de pocos amigos en aquella distancia tan próxima. Esperaba que con eso se sintiese humillada y se volviese por dónde había venido, no estaba para jueguecitos de niñas enamoradas... ¡¿Por qué no podría haber aparecido un hombre en lugar de ésta lunática esquizofrénica?! Le di un golpe en la mano para que soltase mi corbata, la cual ya me molestaba demasiado y aproveché para aflojar aquel nudo que sentía que oprimía mi cuello. ¡Por amor a Buda... quiero salir de aquí!

De no ser porque no había ningún techo ni árbol cerca, habría salido haciendo parkour cómo un mono, aunque lo más probable fuera que me metiese una buena ostia porque el traje de las narices no me dejase moverme en condiciones o acabase roto y para un traje que tenía... era mejor no romperlo. Quedé bastante molesto a la espera de que la pelirroja chiflada se marchase, pero al parecer debía poner más de mi parte para ello, pero... ¿¡Que más podría decirle!? Quizás asustándola un poco más o molestándola... Saqué mi mayor sonrisa soberbia y mi gesto más prepotente para disponerme a ello.

Así que ya sabes, como no tengas un miembro bajo esos pantalocitos de niña pija y un culito que me tiente a catar, estás perdiendo el tiempo, así que lárgate de aquí.— Le dije mientras me acomodaba el pelo con aspecto de superioridad, terminando la frase con un movimiento de mano que indicaba que se marchara de allí. Después de aquella humillación lo más lógico fuera que corriese llorando en busca de consuelo y yo respiraría hondo y podría marcharme sin que una loca me retuviese. Me quedé sonriente ante mi maravilloso plan, aquella sin duda era la jugada perfecta y estaba esperando la caída de aquella reina, para poder hacer "Jaque mate" en dirección a la puerta, que sería el rey que derrocase en el momento que la cruzase.

_________________
avatar
Hiroki Orihara

Masculino Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 20/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un alfil y una reina distorsionada [Priv.] [+18]

Mensaje por Derek Lawrence el Miér Nov 19, 2014 8:30 pm

"¡Ay dios mío! ¡Los sueños podían hacerse realidad! ¡Era gay, era gay!" Le habría metido la lengua hasta la garganta de no ser porque de un manotazo separó mi mano de su corbata a la que estaba amarrada. En mi rostro se mezcló la perversión, el deseo y la felicidad, dándome un aspecto un pelín psicópata. Realmente me había confundido con una mujer, pues no paraba de decirme que me largase si no tenía rabo, y hablando de rabos... "¡El mío ya me molestaba apretado contra el pantalón!" Me quedé con el dedo índice sombre mi labio, observándole con atención mientras metía sus dedos en el cabello, con aquel aspecto tan prepotente que me ponía más y más cachondo.

"Un culito que le tiente a catar..." deseé con creces que fuera el mío y me dispuse a cerrarle la boca y darle un motivo por el que catar mi culito de "niña pija". Hiroki sería mío y no pensaba rendirme tan pronto por más que buscase la manera de echarme, ¿quería rabo? pues tendría rabo. Me desabroché los pantalones en un abrir y cerrar de ojos.

¡Taraaaaaaaaaaaa~~♥! — Exclamé tras abrir la bragueta y bajar un poco mis calconcillos slip negros y dejando salir mi miembro erecto por la bragueta del pantalón.— "All this is yours darling!"— Exclamé mientras exhibía con orgullo mi virilidad bien rígida a causa de aquel asiático tan atractivo y excitante que tenía delante.

Me quedé esperando que el japonés dijese algo, si era homosexual, realmente tenía alguna posibilidad de hacer que mi virginidad quedase en las garras de aquel hombre que tenía delante, pero cómo provocarlo a ello, me acerqué así con el miembro fuera hacia él.

¿No era ésto lo que querías? Pues tómalo "darling" — Le dije con una sonrisa depravada, llevando su mano a mi miembro mientras que con la otra volvía a tomar aquella corbata desarmado para acercar su rostro al mío. Si el nipon quería buscarme las cosquillas, había dado con la orma de su zapato, porque estaba dispuesto a que ardiese troya en aquella sala. No estaba seguro si me rompería el cráneo de una ostia o si me permitiría catar su miembro, pero lo que estaba claro era que no me iría con las manos vacías de aquel despacho, y que algo le sacaría a aquel japonés, así que con destreza y velocidad pegué un tirón a aquella corbata roja, e introduje mi lengua en el interior de su boca, refregándola contra la suya, aquella lengua con sabor a tabaco tan húmeda y tierna, la habría arrancado de un bocado en mi desesperación por follármelo.

_________________
avatar
Derek Lawrence

Masculino Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 19/11/2014
Humor : Jijijiji

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un alfil y una reina distorsionada [Priv.] [+18]

Mensaje por Hiroki Orihara el Vie Nov 21, 2014 5:43 am

"¡¿Pero que cojones?! ¡¿Pero por qué le ha salido rabo a esta tia?!" Vale, aquello empezaba a ser muy surrealista, mientras mi cerebro intentaba reaccionar ante semejante pollón que tenía frente a mis ojos, lo único que saqué en claro es que la pelirroja que tenía delante era un tío, por lo que pensé... "¡¿Pero que cojones hace así vestido el muy imbécil?! Vale Hiroki, respira hondo". Intenté mantener la calma porque no creía que a mis superiores le hiciese demasiada gracia que le partiese la cara a un profesor o lo que cojones fuese el tarado que tenía enfrente, cuando lo escuché hablar con aquel acento en inglés, se me hizo más que obvia su procedencia... "¡Puto Yankee esquizofrénico!" Bueno la cosa no podía ir a peor, o eso pensaba momentos antes de que cogiese mi mano para agarrarle la poya que estaba más que dura.

¿No era ésto lo que querías? Pues tómalo "darling"— Fueron las palabras que salieron de su boca, he de admitir que aquella sonrisa depravada me despistó bastante... "¿Qué coño pretendía?¿Que me lo follara allí mismo?" Aquel miembro erecto me distrajo bastante... la poya del yankee era muy tentadora... me estaba tentando demasiado... cómo dice el dicho... "la carne es débil". Pude verificar lo que buscaba el chalado del pelo rojo cuando me agarró de la corbata e invadió mi boca con aquella lengua hiperactiva. Por unos instantes no sabía si arrancar aquel miembro que tenía agarrado con mi mano o morderle la lengua y llevarme un pedazo de recuerdo.  Cuando pude tomar contacto con la realidad agarré con mi mano su pelo y apretándolo violentamente conra mí, metiéndole la lengua hasta la garganta, si quería que me desquitase con él lo haría, porque entre mi tiempo de sequía sexual mezcladas con el morbo de aquella sonrisa que me había puesto y las ganas de matarlo que tenían... había conseguido provocarme y excitarme a partes iguales... No solté aquella melena que tenía agarrada con mi mano ni un instante y separé mi boca de la suya.

Si quieres jugar jugaremos, pero no creas que voy a ser indulgente contigo porque has conseguido desquiciarme.— Le comenté mientra soltaba su pelo y comenzaba a desabrocharme la bragueta del pantalón para dejar mi miembro erecto al descubierto... maldito Yankee, con aquel jueguecito había conseguido excitarme, o tal vez fuese que mis instintos afloraban por la falta de sexo, de todas manera si lo que quería era que me lo follase, lo había conseguido, pero no se lo iba a poner aquello iba a ser cómo yo quisiese. Lo agarré por de detrás y lo empujé contra la mesa haciéndo que su pecho chocase contra ella y de un tirón le bajé los pantalones y la ropa interior, dejando aquel culo al aire y a mi merced, el cual comencé a penetrar despacio. Cuando ya estaba la mitad dentro, agarré aquella larga melena pelirroja y pequé un tirón, penetrándole del todo en aquella estrechez que presionaba mi miembro.

Podía sentir que mi polla reventaría de un momento a otro, realmente hacía demasiado que no follaba y meterla en caliente me tenía demasiado excitar nada más empezar. Agarré por un momento la poya de aquel yankee y comencé a masturbarla mientras comenzaba a mover con suavidad mi cadera, intentando no pensar demasiado en que me encontraba a punto de estallar. Tras unos minutos masturbándole, agarré con una mano su cadera, presionándola contra mí y sin soltar aquella melena continué penetrándolo, la idea de estar violándolo me parecía demasiado excitante y apetecible, teniéndolo totalmente dominado a mi merced, manteniéndolo como yo quería, mientras quisiera, por lo que continué follándomelo en aquella posición tan cómoda para mí.

_________________
avatar
Hiroki Orihara

Masculino Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 20/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un alfil y una reina distorsionada [Priv.] [+18]

Mensaje por Derek Lawrence el Lun Nov 24, 2014 2:22 am

"Wiiiiiii~~" Me estaba follando, Hiroki me estaba follando, no podía creerlo, sentir aquel miembro tan duro dentro de mí, enloqueciéndome. No podía parar de gemir, mis quejidos sonaban por toda la sala de profesores, habría sido muy gracioso que alguien apareciese por allí y nos viese en aquella posición tan poco católica. Aquella masturbación que me hizo con su pene en mi interior hizo que me quedase al límite, pero cuando retomó el ritmo agarrando mi cadera no pude evitar correrme, enchastrando todo el escritorio.

Aaaaaahhh~♥! It's delicious my Lord!— Exclamé satisfecho, podía notar cómo su miembro palpitaba en mi interior o al menos así lo sentía. Me di la vuelta, notando cómo aquello tan húmedo y duro salía de mi interior y lo abracé cómo un koala, enganchado de su cuello y su cintura.— Decano Hiroki, ha sido ex-pec-ta-cu-lar~ permítame presentarme, soy Derek Lawrence, el decano de la facultad de arte, encantado de conocerle ¡chu!— Terminé de decir con aquel beso y me solté de él. Me puse mi ropa nuevamente y busqué por el despacho el motivo de mi visita a Sagesse.

¡Aquí está, mis amados pinceles!— Dije abrazando aquel hermoso estuche de cuero. — Ey! Hiroki Dean! Me encantaría jugar más con usted de nuevo. Estaré a su servicio con tal de estar cerquita tuyo~— Le dije guiñándole un ojo.— ¿No quieres un mayordomo cómo en la época victoriana de la Inglaterra? ¡Ay si me escuchasen mis padres hablar bien de Inglaterra! Jo jo jo — Le comenté, que tentador sería estar al servicio de alguien cómo Hiroki.— Podría castigarme cuando lo desease, o pedirme lo que quisiese, piénselo, My Lord. — Le comenté llevándome la mano al pecho y clavando mi rodilla en el piso a modo mayordomo de la época.

Realmente la idea de servir a Hiroki me excitaba, aunque no creía que aceptase algo tan descabellado cómo aquello, pero por intentarlo que no quede, me mantuve en esa posición, mirándolo con el rostro manchado por la perversión, me relamí y levanté para limpiar el desastre que había hecho en la mesa, no era cuestión de que llegase alguien y viese toda mi lefa esparcida por ella. Tras la limpieza me tiré en la silla y me despatarré en ella mirando con cara de vicio a Hiroki. — ¿Y bien, my Lord? — Le dije con aquella expresión mezcla de sadismo y vicio.

_________________
avatar
Derek Lawrence

Masculino Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 19/11/2014
Humor : Jijijiji

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un alfil y una reina distorsionada [Priv.] [+18]

Mensaje por Hiroki Orihara el Lun Nov 24, 2014 3:34 am

Cuando aquel demente se corrió apretó demasiado el culo y me hizo correr a mí también, un simple "Tsk" fue todo lo que pude expresar.

"Oe, matte!"— Dije cuando se tiró sobre mí para apretujarme, vale, aquello fue un poco idiota por mi parte, aquel yankee no sabía  ni si quiera hablar francés y yo le acababa de hablar en japonés. Espera... "¿De-ca-no?" "Ehhhhhhhhhh!?!?!?"— Exclamé totalmente sorprendido... "¿¡ aquel demente era decano!?" Cuando me besó me estremecía, era extraño, acababa de follármelo y me estremeció un beso...

¿Un mayordomo?— Pregunté un tanto extrañado ante aquella proposición. Realmente aquella idea descabellada careció de sentido común para mí, pero cuando nombró aquello de castigarle he de admitir que me excitó un poco, ya que me había quedado con las ganas de darle una buena ostia. He de admitir que mi casa no estaba en las mejores condiciones, todo estaba hecho un puto desastre... y no me vendría mal una "chacha"... La idea de aquel imbécil cómo mayordomo rondó por mi cabeza durante unos minutos. Ver a Derek limpiando la mesa tan enérgicamente me hizo pensar que aquello quizás no sería una mala idea del todo... y si me sacaba de quicio podría darle una buena reprimenda para desquitarme. Me preguntaba cómo había llegado la situación a aquello, pero supongo que aquel hombre estaba totalmente fuera de sus cabales y quizás por ello se sintiese excitado siendo mi "mascota".

Está bien... si quieres probaremos a ver cómo te desenvuelves, pero no quiero ningún tipo de queja ante las reprimendas, estás avisado.— Le dije después que me preguntara con aquella cara de morbo. Me vestí y agarré mis cosas dispuesto a marcharme de allí.— Acompáñame, hoy tendrás muchas tareas por hacer.— Le dije con una sonrisa frívola en el rostro. He de admitir muy a mi pesar que las sonrisas sádicas y viciosas de Derek me excitaban al punto de hacerme perder el control y querer violarlo, incluso cuando se ponía en plan "niña estúpida", aquello me desquiciaba y deseaba romperle el culo con más ganas todavía. Lo peor de todo es que su respuesta a todo aquello fue "Yes, my Lord" con aquella cara de vicio... Realmente iba a tener mucha diversión con él merodeando por casa y lo mejor de todo... mi casa terminaría siendo habitable sin tener que perder dinero ni mover un pelo, pero lo que realmente me preguntaba era si aguantaría sin matar a aquel escandaloso yankee...

[Tema Cerrado]

_________________
avatar
Hiroki Orihara

Masculino Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 20/10/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un alfil y una reina distorsionada [Priv.] [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.