Nervios, cuestiones y una proposición indecente [Priv.] [+18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nervios, cuestiones y una proposición indecente [Priv.] [+18]

Mensaje por Ian Dowell el Lun Nov 24, 2014 6:55 pm

Caminé sin pensar demasiado, pero cuando llegué me quise morir... estaba tan centrado en pensar cómo coño había ocurrido todo con Rin, que se me pasó por alto el hecho de que mi "casa" todavía era aquella habitación de hotel. Me ruboricé hasta las pestañas, queriéndome morir allí mismo. Tragué en seco y miré a Rin. "¡Yo estaba totalmente absorto pensando en mi casa de Inglaterra!" Se me había olvidado por completo que hacía una semana que me había mudado... "¡Por amor a la Reina! ¿Cómo podía ser tan despistado?"

Había olvidado que mi casa está en Inglaterra, por ahora estoy alquilado en una habitación de este hotel...— Dije, tras lo cual solté un largo suspiro. "¿Cómo podía ser tan idiota?" Lo acontecido con Rin me había despistado al punto de no saber ni en qué país me encontraba... — Bueno, en cualquier caso tengo que dejar las cosas y cambiarme de ropa... pasa si quieres, perdón por las molestias... Podríamos ir a cenar a algún sitio...— Le comenté mientras comenzaba a caminar hacia la puerta de la mi habitación. Llegamos rápido y cerré la puerta tras de mí, dejando la bolsa con las cosas a un lado, la cual abrí, sacando el bañador y la toalla, los cuales colgué sobre una silla que había junto a una pequeña mesa en una esquina de aquella amplia habitación. Respiré hondo y me desvestí, despojándome de aquella ropa y dirigiéndome en ropa interior, a una de mis grandes maletas para sacar algún conjunto para ponerme para ir a cenar.

Saqué de aquella maleta un pantalón vaquero claro, una camiseta blanca en la cual tenía escrito "Dolphin Free" sobre un delfín azul claro, con las letras en azul marino y una fina chaqueta de color azul marino y las mangas blancas. Dejé todo aquello sobre la cama deshecha y me quedé unos instantes mirándola, sentía el cuerpo cansado, demasiadas emociones y demasiadas horas en la piscina... Me dejé caer contra aquella cama de espaldas, con mi cuerpo a modo cruz y mis ojos cerrados, disfrutando de lo apacible que se estaba en aquel mullido colchón. Respiré hondo y me quedé pensando en todo lo que había pasado, todavía me sentía muy avergonzado de haber olvidado por completo que me hospedaba en un hotel, lo que había ocurrido con Rin en aquella piscina, su rostro cuando nadaba... pese a encontrarme allí tirado y relajado, mi corazón retumbaba en mis oídos al volver a reproducir aquellos recuerdos, podía sentir mi cuerpo calmarse, envolviéndose en aquella tranquilidad y confort que daba ése colchón, quería levantarme, no deseaba ser descortés con Rin, pero sentía que no podía mover un sólo músculo de mi cuerpo.

Perdón, estoy realmente cansado...— Le dije sin ni si quiera abrir los ojos...
avatar
Ian Dowell

Masculino Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 15/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nervios, cuestiones y una proposición indecente [Priv.] [+18]

Mensaje por Rin Matsuoka el Mar Dic 02, 2014 10:52 am

Creo que de haber estado en un manga, unos cuantos pelillos despeinados habrían salido de mi cabellera y una gota enorme aparecido en mi cabeza. Podría haber dicho que Ian era despistado, pero aquello más que un despiste me hizo pensar que lo que le pasaba es que vivía en una galaxia muy lejana. Cuando le vi el rostro realmente me di cuenta de que calló en el mismo tiempo que vio el hotel del error que había cometido, pero he de admitir que me hizo mucha gracia aquel despiste de tal calibre, por lo que no pude evitar soltar una risilla.

Pfff...— Intenté aguantar la risa, pero fue algo inevitable.— ¡Ja,ja,ja,ja! ¡Eres único Ian! ¿Dónde tienes la cabeza para no acordarte de algo cómo ésto?— Le dije mientras me agarraba el estómago de la risa, secándome las lágrimas que me salían de los ojos. Cuando me dijo de ir a cenar a algún otro lado no me pareció mala idea, por lo cual lo seguí ingresando al hotel, aunque quizás comer en el restaurante de aquel hotel no sería mala idea, ya que lucia un aspecto bastante bueno. Entramos a la habitación y lo pude ver ir de aquí para allá, pero cuando se quitó la ropa tuve que desviar ruborizado el rostro, quedándome mirando el suelo durante unos instantes. "¿Qué me pasaba? ¿Desde cuando me ruborizaba por ver a un tío en pelotas?" No me dio tiempo a contestarme a mi mismo, pues cuando escuché el sonido de la cama giré mi rostro hacia él, que yacía en ropa interior tendido sobre la ropa que acababa de poner sobre la cama, apoyado sobre aquella camiseta que ponía "Dolphin Free" sobre un hermoso delfín.

Perdón, estoy realmente cansado...— Me dijo sin ni si quiera abrir los ojos, tendido en aquella cama. Tragué saliva y me quedé observándolo durante unos instantes, aquel cuerpo suavemente tonificado... él si que parecía realmente un delfín... Pude ver a través de la ventana cómo un trueno atravesó el cielo y algunas gotas comenzaban a caer, me preguntaba en qué momento se había torcido tanto el clima. En un acto impulsivo me quité la camiseta y me tiré sobre él, poniendo mis piernas una a cada lado de las suyas, con mis brazos uno a cada lado de su cuello y mi rostro mirándolo con decisión.

¿Qué me has hecho... Ian...? Yo nunca me había fijado en un tío y tú... tú...— Me costaba demasiado admitir que otro hombre me había gustado a un punto tan alto como aquel.  — Tsk...— Me sentía un cobarde al no poder seguir hablando, pero cómo suelen decir "una acción vale más que mil palabras" por lo que me abalancé hacia sus labios para fundirme con él en un profundo y húmedo beso, buscando aquella lengua en busca de las respuestas que necesitaba.
avatar
Rin Matsuoka

Masculino Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nervios, cuestiones y una proposición indecente [Priv.] [+18]

Mensaje por Ian Dowell el Jue Dic 11, 2014 8:39 pm

Cuando sentí el movimiento en la cama abrí mis ojos, los cuales se encontraron con los de Rin, con aquel rostro tan lleno de decisión sobre el mío. Pude notar sus piernas al lado de las mías, sus manos al lado de mi cuello. Lo perseguí con la mirada y observé que no tenía la camiseta puesta, dejando aquel cuerpo atlético desnudo sobre mí. Enrojecí ligeramente ante la visualización que obtuve al abrir los ojos. Tragué en seco y me quedé escuchando sus palabras, no podía creer que estuviese sucediendo todo aquello, estaba cansado y desconcertado. "¿Qué le había hecho? ¿Y él a mí que?" También era la primera vez que yo sentía algo por otro hombre y me sentía desorientado y mareado, supongo que la confusión sumada al cansancio me estaba causando malestar.

No quité mi mirada de su rostro mientras hablaba, quedándome absorto en aquella mirada, pero de pronto noté cómo su lengua invadía mi boca, por un instante no supe que hacer, pero aquel beso me hizo sentir algo que me impulsó a continuarlo. Alcé mis brazos hacia su cuello, rodeándolo para acercarlo junto a mí, haciendo que Rin cayese sobre mí, lo seguí con ansias, buscando rozar aquella lengua húmeda que me estaba consiguiendo excitar como nunca. Podía notar cómo la ropa interior comenzaba a molestarme, dejando mi gran erección rendida a la evidencia. Noté como el rubor aparecía por mi rostro, intentando disimular cómo me encontraba en aquel momento, apretando el cuerpo de Rin sobre el mío con la esperanza de que no se levantase y se diese cuenta de mi erección.

Aquel beso era algo que no deseaba que terminase, llevé mis manos hacia aquella enorme espalda, recorriéndola con mis manos, llevando una de ella hacia bajo, rozando con las yemas de mis dedos cada músculo, deteniéndola en aquellos compactos glúteos. No pude evitar soltar un pequeño quejido de excitación, separándome un instante de los labios de Rin, mirándole a los ojos durante un instante para después desviar la mirada hacia un lado.

Tú... eres el primero...— Dije de manera entre cortada con mi rostro hacia un lado evitando mirarle.— El primero que me gusta... el primero que me besa...— Concluí con mucho esfuerzo, realmente me había comportado cómo un imbécil adormilado y al menos quería intentar ser sincero con Rin cómo él lo había sido conmigo. Todavía notaba la rigidez de mi miembro, molestándome por la presión del fornido y pesado cuerpo de Rin, intentando mantener la compostura.
avatar
Ian Dowell

Masculino Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 15/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nervios, cuestiones y una proposición indecente [Priv.] [+18]

Mensaje por Rin Matsuoka el Vie Dic 12, 2014 7:51 am

No podía creer lo que Ian estaba haciendo, recorriendo mi cuerpo con sus manos, apretando su cuerpo contra el mío, siguiéndome aquel apasionado beso. De pronto se detuvo y desvió la mirada, algo que me desconcertó haciéndome pensar que se había arrepentido de hacer todo aquello.

Tú... eres el primero... El primero que me gusta... el primero que me besa...— Me dijo en aquella posición. Realmente consiguió sorprenderme, de modo que... "¿Yo era su primera vez?" Me alegró en parte ver que ambos nos estrenábamos y que lo estábamos haciendo juntos.

Tú también eres mi primera vez.— Le susurré al oído con calidez. Podía notar cómo algo hacía presión en mi vientre, de modo que me levanté y pude notar cómo el miembro de Ian se encontraba completamente erecto. Me levanté de la cama para despojarme de lo que me quedaba de ropa, dejando mi virilidad al aire, que tras notar la erección de Ian, sumado a aquel beso apasionado y aquellas caricias furtivas, habían conseguido excitarme, consiguiendo que mi pene se pusiese duro y rígido.

Me acerqué lentamente a Ian, arrodillándome frente a él y comenzando a retirar su ropa interior, acariciando sus muslos con las yemas de mis dedos, apretándolos con mis dedos y llevándolos hacia atrás, dejando su retaguardia a mi merced. Pude darme cuenta de que la punta de mi miembro ya se encontraba ligeramente mojada, algo bueno para mi gusto, pues estaba dispues a perder mi virginidad con Ian y aquello ayudaría a ello.

Prometo hacerlo lo mejor que pueda, Ian.— Dije mientras soltaba uno de sus muslos para guiar mi miembro hacia su ano, comenzando a penetrarlo, viendo cómo la punta abría paso y se dilataba a medida entraba en él.— Ah...— Solté, aquel pequeño gemido cuando mi pene entró en su totalidad en el interior de Ian. Observé su rostro mientras comenzaba a mover mi cadera para penetrarlo rítmicamente, gozando cómo nunca en la estrechez de su orificio, notando cómo mi pene se endurecía más y más con cada embestida. Solté uno de aquellos muslos para comenzar a masturbar aquel miembro que tenía frente a mí, sin parar de moverme.

Aquello consiguió llevarme al clímax, haciéndome soltar todo en el interior de Ian y haciéndome sentir avergonzado por la brevedad del encuentro. Supongo que hacerlo por primera vez era algo breve. Perdí mis fuerzas con la eyaculación, cayendo sobre el pecho de Ian exhausto.

Me encantas, Ian.— dije jadeante con los ojos cerrados desde el pecho de Ian.
avatar
Rin Matsuoka

Masculino Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nervios, cuestiones y una proposición indecente [Priv.] [+18]

Mensaje por Ian Dowell el Lun Dic 15, 2014 6:48 pm

Me quedé bastante sorprendido cuando Rin me dijo que también era su primera vez, me preguntaba si se referiría respecto a los hombres, o respecto a todo en general, pero la vergüenza me cortó esos pensamientos cuando se levantó dejando mi evidente erección a su conocimiento. De pronto se desvistió y pude ver cómo su enorme miembro estaba totalmente rígido y parado. No pude evitar ruborizarme al ver aquel fornido cuerpo atlético, desnudo ante mí. Noté cómo se acercaba lentamente quedando de rodillas frente a mí, quitándome tras ello la ropa interior y pasando la yema de sus dedos por mis muslos. Solté un leve gemido ante aquellas caricias, tenía la piel de gallina y el vello erizado, me estaba poniendo cómo una moto con cada roce que tenía con su cuerpo...

Prometo hacerlo lo mejor que pueda, Ian.— Me dijo mientras soltaba uno de mis muslos y veía cómo se acercaba su miembro a mi ano, soltando un leve gemido cuando su miembro entró en su totalidad dentro de mí. No pude evitar soltar un gran gemido ante aquello. Por más que quisiese aguantarlos no podía evitarlo.

Con cuidado Rin...— Le dije totalmente ruborizado entre jadeos. Me sentía sofocado, ansioso, estaba perdiendo la virginidad y estaba ocurriendo con otro hombre.

Con cada embestida notaba su miembro más grande y duro, haciéndome gemir más y más de placer, una y otra vez, sin cesar, haciéndome enloquecer de placer. Me ponía nervioso que observase mi rostro mientras me penetraba, no podía esconder mis gestos de placer, me estaba haciendo gozar y mis quejidos y gemidos eran imparables. Cuando su mano llegó a mi miembro sentí que aquello ya rozaba la gloria, jamás pensé que se podría sentir tanto placer, pero Rin me estaba demostrando que aquello era posible.

De pronto sentí cómo su miembro se descargaba en mi interior, haciéndome llegar al clímax y eyaculando sobre su mano mientras soltaba un gran gemido. Cayó sobre mi pecho exhausto y llevé mi mano hacia sus cabellos.


"Me encantas, Ian"


Aquella frase me hizo abrir los ojos enormemente mientras me enrojecía. Intente retomar el aliento, todavía estaba jadeante y acalorado.


Y tu a mí, Rin...— Musité por lo bajo bastante avergonzado. Estaba admitiendo que me gustaba otro hombre, pero no otro cualquiera, sólo él, sólo Rin... Lo abracé y cerré mis ojos, estaba realmente cansado, mi cuerpo no reaccionaba, todo se volvía oscuro por momentos, el sueño me estaba vendiendo y de pronto, todo quedó oscuro, lo único que sentía, era el calor del cuerpo de Rin sobre el mío...

[Tema cerrado]
avatar
Ian Dowell

Masculino Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 15/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nervios, cuestiones y una proposición indecente [Priv.] [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.