Papeles y pensamientos de Libertad[Priv.][+18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Papeles y pensamientos de Libertad[Priv.][+18]

Mensaje por Roy Strauss el Vie Dic 12, 2014 7:43 pm

Me encontraba realmente molesto con toda la situación, apenas si andaba con ánimos de asistir a clases ese día cuando a mi padre no se le ocurre mejor idea que pedirme que lleve unos papeles a la casa de la abogada por el tema del divorcio, si bien era algo que yo venia deseando desde hace tiempo ¿porqué yo me tenía que hacer cargo de algo como eso?, se suponía que los matrimonios disfuncionales normales no cargaban a los hijos con las responsabilidades del divorcio a sus hijos, pero para ser sinceros dudo que en algún momento me vieran de tal manera ami, yo simplemente era un ayudante más en aquel "hogar" si es que podía llamarse de alguna manera, pero más que un hogar eso parecía un campo de batalla y yo me encontraba en medio de las dos trincheras recibiendo la mitad de los proyectiles.

Di un largo suspiro y tomé los papeles de mala gana y partí rumbo a la dirección que me había dado mi padre, me parecía realmente extraño el hecho de que fuese un domicilio particular, normalmente los abogados solía trabajar en buffets para evitar tener que lidiar con clientes a todas horas pidiendo les socorro e invadiendo la paz de su morada, el nombre de aquella mujer me sonaba de algún lado pero no estaba seguro de donde, "Elis Kähler", me llamaba mucho la atención el no poder recordar de donde me sonaba, pero seguro que si fuese algo importante me percataría de ello en el momento adecuado.

Mientras caminaba hacia su casa me miré por una vitrina como si se tratase de un espejo, me encontraba con la ropa un poco desacomodada por lo que me acomodé mi camisa de color negra en mis pantalones de vestir con negros con rayas grises, cualquiera pensaría que venía de un velorio, mis cabellos se encontraban algo desordenados pero no les dí importancia, debía darme priesa pues luego de ir hacia allí debía darme prisa para asistir a mi primera clase de Derecho Penal, había tenido referencias de que quién impartía esas clases era realmente un hueso duro de roer y que pocos aprobaban esa materia por las buenas por lo que ya venía preparado para darle más tiempo de lo habitual a esa materia para no tener problemas, pero lo que me preocupaba era el hecho de que debía ponerme en busca de un trabajo lo más pronto posible, ya que en cuanto mi padre tuviese que mudarse de nuevo lo cual podría ser hasta el día de mañana no sabría que sucedería puesto que mi madre volvería a Alemania en cuanto se solucionara el asunto del divorcio y no me apetecía volver a mudarme, ya era algo que me tenía muy cansado y con el año apenas comenzando significaba que lo más probable es que lo perdiera si debía mudarme.

No tarde mucho en llegar al duplex donde residía la dichosa abogada de mis padres, realmente parecía tener un buen pasar a costas de los divorcios, ya me estaba planteando seriamente el hecho de dedicarme a esa rama del derecho, aunque la idea de realizar sucesiones no era algo que descartara por el momento, antes de tocar aquella puerta me limpié las gafas con mi camisa dejando el lado derecho de esta por fuera del pantalón, me daba mucha pereza tener que volver a meterla por lo que la acomodaría una vez que estuviese por ingresar a la campus de Sagesse.

Golpee con los nudillos despacio la puerta del duplex a la espera de que alguien respondiese del otro lado, me encontraba muy impaciente, miré la hora en mi teléfono mientras esperaba que respondiesen del otro lado, al menos aún tenia tiempo de sobra para llegar si no me tomaba mucho tiempo.


Última edición por Roy Strauss el Mar Dic 16, 2014 10:54 pm, editado 1 vez
avatar
Roy Strauss

Masculino Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 12/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Papeles y pensamientos de Libertad[Priv.][+18]

Mensaje por Elis Kähler el Dom Dic 14, 2014 12:25 am

Suena el teléfono y lo agarro para escuchar la voz de la señora Muller farfullando que quiere acelerar al máximo su divorcio, por lo que para no perder el tiempo me manda a su hijo con unos papeles. Por desgracia no puedo maldecirla en voz alta, así que le respondo con profesionalidad antes de cortar el teléfono. En tres horas tenía que ir a dar mi clase de derecho penal en la universidad y todavía no tengo el temario totalmente fresco... "Tsk... ¡Maldita señora Muller!" maldigo para mis adentros. De por sí mi día había empezado con mal pie, rompiendo la taza en la que me acababa de servir el café y con numerosas llamadas de mis clientes sobre quejas absurdas con sus por ahora cónyuges, que encima tendría que aguantar a un mocoso trayéndome los papeles del maldito divorcio contencioso de los padres.

Me voy malhumorada al dormitorio, estoy asqueada y me quito los shorts y la camiseta que llevo para dejarlas en la cama. Busco en mi armario algo que ponerme para salir a la calle y me decido por  unos piratas negros con tacones de aguja del mismo color y una camisa blanca de seda muy fina que adorné con una corbata negra con franjas azul eléctrico. Me dirijo al baño y me miro al espejo...

¡Por dios Elis! ¡Hoy tienes peor cara que de costumbre!— Exclamo sin apartar la mirada del espejo. Si de por sí solía tener cara de pocos amigos, el malhumor que se refleja hoy en mi rostro iba a hacer que mis alumnos me odiasen todavía más de lo que ya lo hacían.

Busco la base clara de maquillaje y me la coloco en el rostro, aunque por más que lo intento no consigo disimular las dichosas ojeras. Con el lápiz de ojo contorneo mis ojos, consiguiendo así esconder la dichosa muestra de que hace tiempo que no duermo en condiciones. Coloco una suave sobra marrón en mis párpados y decoro mis pestañas con rímel, haciendo que así se vean más largas. Para colmo ésta misma mañana había ido al oculista y me habían recetado gafas de lectura, que era ya lo que me faltaba, muy a mi pesar agarro las pequeñas gafas de fino medio marco de color negro negro para estrenarlas y las coloco en su emplazamiento. Perfecto, ahora parezco la típica profesora frustrada que todos odian, definitivamente hoy no es mi día.

Bajo las escaleras y busco en la estantería del salón el expediente del caso de la señora Muller para agregar los papeles que su hijo se supone que me estaba trayendo. Lo dejo sobre la mesa y saco de mi maletín negro la clase que tenía preparada para hoy. La leo una y otra vez intentando retener los conceptos de los que hablaría a los futuros abogados y jueces a los que le impartía derecho penal.

De pronto escucho unos golpes en la puerta y me pregunto si aquel niño no llegaba al timbre o acaso era ciego. Cierro la carpeta con la clase y la vuelvo a guardar en el maletín antes de levantarme de la silla. Camino hacia la puerta y la abro con la mirada baja esperando un niño, pero mis ojos se encuentran con la cadera un joven y subo mi mirada recorriendo el pecho hasta llegar a su rostro, encontrando un apuesto muchacho de ojos de diferente color y cabello oscuro. Observo que lleva papeles en la mano, vale, definitivamente fui muy estúpida, de haber sido menor aparecería en la demanda de divorcio que había redactado para la señora Muller. Suspiro y levanto el rostro, acomodándome las dichosas gafas que se resbalan por mi tabique nasal.

Tú debes de ser Roy, acabo de hablar con tu madre por teléfono, te estaba esperando, pasa.— Le digo mientras camino hacia el salón nuevamente. Doy gracias que aquel muchacho había movido su culo rápido, o vivían cerca, una de dos, pero esperaba que todo ésto no me coma mucho tiempo, pues todavía tengo que echarle gasolina al coche.— Cierra la puerta cuando entres—Grito desde el salón mientras me siento en la silla. Cuando lo tengo delante le miro al rostro decidida, al fin y al cabo éste jovencito tiene pinta de ser mayor de edad y sis sus padres lo meten en medio, lo mínimo es tener formalidades y cortesía con él.

Mi nombre es Elis Kähler, soy la abogada de tu madre, me ocupo de su divorcio contencioso. Encantada de conocerte.— Le digo a modo de presentación mientras extiendo mi mano hacia él.
avatar
Elis Kähler

Femenino Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 11/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Papeles y pensamientos de Libertad[Priv.][+18]

Mensaje por Roy Strauss el Dom Dic 14, 2014 8:16 pm

Al abrirse la puerta me sorprendí con lo que tenía en frente, al pensar en una abogada me esperaba una vieja mal humorada con cara de pocos amigos, pero al parecer me había equivocado ligeramente, pues a quién tenía en frente se trataba de una mujer muy joven que no pensaba que pasara los 25 años, aunque por el resto de suposiciones no le había errado al parecer, pero debía de admitir que tenía motivos para encontrarse así, yo me pondría de la misma manera si me tuvieran con los papeles como la tenía mi madre, sumado al hecho de que seguro no se trataba del único caso que tendría que atender.

Era una mujer muy imponente al juzgar por sus actitudes, que aunque apenas si me dirigió la palabra tras abrirme la puerta dejaba notar parte de su autoridad y seguridad, ingrese a su casa tras ella y cerré la puerta, tome rumbo a la dirección de donde provenía su voz y me senté frente a ella, quién con formalidad se presentó ante mi extendiéndome la mano, realmente me resultaba extraño pero en gran medida gratificante que me tratara como un adulto, ya que a fin de cuentas hacía tiempo que había dejado de ser un niño, estreche su mano con firmeza y me senté frente a ella.

-Bueno, mi nombre ya lo sabes, soy el arma de las personas con la que tienes el caso.- le respondí con un tono algo molesto, la manera en que se comportaban mis padres conmigo era algo que siempre me había sacado de quicio.

Me encontraba algo nervioso ante su presencia, me había hecho pasar y no entendía el porque ya que se suponía que simplemente debería entregar los dichosos papeles, por un momento pensé en que quizás debiera en caso de juicio tener que testificar algo y en ese momento me sentí el ser mas extraño del mundo, porque normalmente solían pensar en la manera de testificar sin hacer quedar mal a ninguna de las partes, o en desmedro del otro en todo caso y en mi mente salía a la luz si sería posible testificar en contra de los dos a la vez, aunque eso abría tenido sentido hace unos años atrás ya que hoy en día mi rol dentro del matrimonio por lo menos en cuanto a lo legal poca relevancia tenia.

-¿tendré que tomar cartas en el asunto en algún momento?.- le pregunte con curiosidad mientras me inclinaba hacia el frente, en parte le había tomado cierto interés a quedarme en este lugar, debía admitir que aquella mujer me causaba cierta atracción aunque no tenía caso ni mencionarlo ya que seguramente me vería como un niño más de tantos divorcios que debió presenciar.

Aún faltaba tiempo para que tuviese que ir a clases y ya comenzaba a darme pereza la idea de tener que asistir a una primera clase, ya que todas solían ser iguales de molestas y tediosas, siempre los profesores dando las mismas pautas para seguir y poder regularizar la materia, era realmente un fastidio ese tipo de clases pero también estaba el hecho que al faltar la primera clase era muy mal visto en especial para universidades como a la que asistía en las cuales las aulas contaban con tan solo cuatro gatos locos.
avatar
Roy Strauss

Masculino Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 12/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Papeles y pensamientos de Libertad[Priv.][+18]

Mensaje por Elis Kähler el Lun Dic 15, 2014 2:18 am

" soy el arma de las personas con la que tienes el caso"

Aquella me frase me hace alzar la mirada y pongo un ligero gesto de intriga, aunque el mal humor no desaparece de mi rostro. Mi indignación me hace enfurecer por dentro... "Hay gente que no debería tener hijos", me afirmo hacia mis adentros. Abro la carpeta y saco los malditos papeles del divorcio. Su voz me vuelve a interrumpir el hilo de mis pensamientos, me pregunta si tendrá que tomar cartas en el dichoso asunto del divorcio, lo que me provoca que suspiré indignada.

No soy partidaria de meter a los hijos en un divorcio para que suelten mierda de sus padres frente a un puñado de gente desconocida, no es mi estilo...— Le digo indignada, mi tono de voz está a sonando a reproche, tengo que calmarme.— y menos si éste es mayor de edad.— Concluyo mientras dejo caer los papeles de la carpeta y me acomodo las gafas.

Me levanto y camino hacia él, mis tacones están resonando por toda la casa. Me coloco tras de él y me inclino, pasando mi brazo por al lado de su rostro para agarrar su mano y acercar con ella los papeles que trae. Noto mis pechos rozar sus cabellos, pero no le doy la menor importancia, mientras no gire la cabeza no habrá problema. Me agacho un poco más para poder leer bien, no me acostumbro a lo de llevar gafas... Pongo mi rostro al lado del suyo y agarro firmemente aquella mano portadora de los papeles. "¡Genial!", digo para mis adentros... "Primero hay acuerdo, después contencioso y ahora se plantea llegar a un acuerdo otra vez... ¡Maldita señora Muller!", maldigo para mis adentros.

Estoy cansada de que me mareen, tendré que hablar seriamente con ella para que se decida qué hacer, porque si después quiere otro contencioso tendremos que preparar una defensa. Suelto aquella suave y cálida mano y relajo mi cuerpo, hago que mi rostro se apoye en el hombro ajeno, intentando calmar mi mente. Respiro con suavidad y siento cómo el aire de mi respiración rebota contra el cuello de Roy. Reflexiono un momento antes de hablar, me relajo y trago en seco.

No permitiré que te llamen ni para testificar, no eres el arma de nadie.— Le digo más tranquila pero con el tono serio sin separar mi cuerpo del suyo.— No eres el objeto de nadie...— Concluyo, ante aquello mi cuerpo reacciona y se tensa, odio ver cómo los seres humanos utilizan a otros y me llena todavía más de ira al ver cómo los padres utilizan a sus propios hijos cómo su "defensa" o "testimonio"... "¿No se dan cuenta de que no son cosas?"

Paso mi otro brazo por encima de su otro hombro, relajo los dos y ambos quedan cruzados en su pecho, creando una especie de abrazo con ellos.

"Nunca te debes encariñar de los clientes"

La voz de mi profesor Hunter resuena en mi cabeza, lo que me hace soltar un largo suspiro, tiene razón, pero no puedo evitar sentir empatía cuando se refieren a sí mismos cómo un arma, al fin y al cabo en mi familia siempre me sentí cómo un objeto de no ser por Eren y Erwin..."
avatar
Elis Kähler

Femenino Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 11/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Papeles y pensamientos de Libertad[Priv.][+18]

Mensaje por Roy Strauss el Lun Dic 15, 2014 5:43 pm

Al parecer me quedaría al margen del caso, lo cual en parte me alegraba bastante ya que quería poder estar lo más tranquilo posible hasta que se solucionaran las cosas y poder ponerme en marcha en mi plan para la búsqueda de mi independencia el cual necesitaba ponerse en marcha urgentemente y aún no había tenido la oportunidad de hablar con mis padres al respecto, aunque lo más probable que una vez divorciados no les interese tenerme cerca, ninguna arma es necesaria en tiempos de "paz" al fin y al cabo.

Repentinamente se levanto y se puso tras de mi lo que me hizo poner algo nervioso el sentirla tan cerca de mí, no sabía como reaccionar ante algo así, su rostro a mi lado, por un momento pensé si estaba intentando provocarme de alguna manera, ya que por unos simples papeles podría habérmelos pedido para leerlos en vez de llegar a este tipo de situación, aunque debía admitir que no podía quejarme de algo así tampoco, pero por otro lado me sentía tonto al pensar que ella fuera a querer que sucediera algo entre nosotros, una mujer como ella jamás se fijaría en alguien como yo, menos siendo un simple estudiante.

Finalmente volvió a comentarme algo sobre la pregunta que había realizado, aunque en ese momento mi mente estaba en cualquier lado tratando de mantener la compostura pero su respiración lograba estremecerme demasiado, no entendía que estaba pasando pero por momentos comenzaba imaginar cosas que no eran y eso en parte logro hacer reaccionar ligeramente mi parte inferior aunque no se notaba en lo absoluto, simplemente era algo que sólo yo podría saber. Finalmente termina por abrazarme si es que puede llamarse eso abrazo, me pregunté que estaría pensando en ese momento aquella abogada, me encontraba realmente perdido en ese momento y me tenía completamente desorientado y por un momento me comenzó a preocupar la hora pero caí en cuenta que aún faltaba mucho para llegar a la universidad.

-Bueno, entonces creo que finalmente podré desentenderme de esta "familia" de una vez.- dije resoplando para cortar el silencio, quería que la situación avanzara por decirlo de algún modo, de alguna manera quería que permaneciera así de cerca pero a la vez que terminara esta situación que me incomodaba ya que no sabía como reaccionar ante ella.

-¿Te interesa tener un asistente?- le pregunté sin más, la verdad que trabajo me era muy necesario en ese momento además que si conseguia trabajar para un abogado podría ya tener experiencia para el momento que me recibiera, lo cual aceleraría todo.

-Estoy estudiando Derecho y quisiera empezar a tener algo de experiencia para poder trabajar más cómodo al momento de tener mi titulo.-realmente lo que acababa de hacer había sido lo más descarado que pude hacer en toda mi vida, pero realmente no conocía ningún buffet de abogados y no tenía relación con ninguno de mis profesores por lo que ellos tampoco podrían darme una mano, si es que tuviesen algún interés en los alumnos.

Mientras esperaba su respuesta no pude evitar sonrojarme un poco con el solo hecho de imaginarme trabajando para ella, pero eso era una locura ya que si me estaba atendiendo en su casa difícilmente estuviese considerando la idea de formar algo parecido a un estudio donde llegara a necesitar algún ayudante, pero quizás con la pregunta simplemente me pudiese dar alguna sugerencia de donde buscar algo.
avatar
Roy Strauss

Masculino Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 12/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Papeles y pensamientos de Libertad[Priv.][+18]

Mensaje por Elis Kähler el Lun Dic 15, 2014 6:21 pm

Aquel jovencito corta el silencio con su aterciopelada voz, lo escucho decirme resoplando que se podrá librar de esa familia. Me hace pensar que realmente la situación en su casa es insostenible, lo es... un divorcio no es fácil y menos con los baibenes emocionales de la señora Muller, que si un contencioso, que si un acuerdo... pobre Roy, siento lástima por él.

"¿Te interesa tener un asistente?"

Aquella frase me hace alzar el rostro y mirarlo con curiosidad. Sería algo así cómo tener un becario... pero no tengo dinero cómo para darle un sueldo. Es más que obvio que éste chico quiere salir de su casa sea cómo sea, y me lo ha terminado de confirmar pidiéndome trabajo, realmente me da lastima, pero la idea de que alguien me ayude con todo no es tan mala al fin y al cabo.

Te propongo algo.— Le digo mientras me pongo de pie a su lado.— No tengo dinero cómo para pagar a otra persona, pero si puedo ofrecerte que vivas conmigo y mantenerte a cambio de tu trabajo.— Le digo mientras me doy la vuelta para sentarme sobre sus piernas. No es que me agrade mucho vivir con otra persona, ya bastante tenía con Erwin metido en casa y lo peor de todo, todavía no había ido a ver a Eren por el poco tiempo libre, pero la idea de que alguien me quitase trabajo era más que tentadora— ¿Qué te pare-ce...?— mi voz se apaga levemente al notar aquello en mi trasero.

Tengo algo rígido en mi retaguardia y estoy prácticamente segura de que es el miembro de Roy, mal empezamos... me pregunto entonces que va a hacer si acepta la propuesta que acabo de ofrecerle. Mierda... mi cuerpo se está calentando, no puedo evitarlo, el contacto con aquello me excita sin quererlo. Me quedo observándolo al rostro un instante.

Te parecerá bonito, empalmarte teniendo en frente a quien le acabas de pedir trabajo.— Le digo con ironía y rostro severo. No puedo evitarlo, éste mocoso de ojos extraños me está calentando demasiado, o quizás es la falta de sexo lo que me tiene hambrienta.

Lo agarro de la nuca y lo acerco a mi rostro, le beso. Mi lengua se encuentra en el interior de su boca, mantengo el rostro levemente inclinado para que ésta pueda adentrarse en las profundidades de su boca, en busca de enredar mi lengua con la suya. La encuentro, enredo la mía con la suya, puedo notar que no sólo aquella zona se encuentra húmeda, pues mis bragas comienzan a empaparse. Lo deseo, con hambre, aquel mocoso al que no conozco de nada, tengo que contenerme o ésto no acabará bien para nada.

Separo mi boca de la suya y la alejo un segundo. Estoy jadeante, caliente, pero debo parar, tomo aire, pero el aroma de Roy me embriaga todavía más. "¡Basta Elis!", me grito a mí misma. Trago saliva, extraño la lengua de éste hombre de ojos hipnóticos.

Contratado.— Le digo mientras intento volver a respirar sin moverme de encima de él.
avatar
Elis Kähler

Femenino Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 11/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Papeles y pensamientos de Libertad[Priv.][+18]

Mensaje por Roy Strauss el Mar Dic 16, 2014 6:34 am

La proposición que me hizo Elis fue realmente tentadora, más en la forma que lo hizo ya que de un momento a otro la tenía sentada sobre mis piernas y todo comenzó a ponerse de una manera muy irreal, tenía a una mujer de ensueño sentada sobre mis piernas ofreciéndome vivir con ella, tan abiertamente y con una soltura que lo hacía ver como si se tratara de algo cotidiano. No pude evitar sonrojarme al sentir que se sentaba justamente sobre mi pequeño amigo el cual se encontraba algo "emocionado" por su presencia, si es que podía decirse de alguna manera.

Me encontraba preparado para que se ofendiera y me repudiara de alguna manera, eso a fin de cuentas podría decirse que sería lo más coherente aunque siendo honestos su forma de comportarse conmigo no era precisamente la más recatada de todas, a fin de cuentas ella se había sentado sobre mis piernas, lo ultimo que me dijo me hizo morirme de vergüenza, no tuve tiempo a excusarme de ninguna manera cuando sus labios se toparon con los míos y su lengua comenzó a juguetear con la mía, al principio me había quedado sin saber como reaccionar, me había tomado por sorpresa pero luego mis manos comenzaron a moverse por si solas, una de ellas se dirigió hacia su pierna acariciándola por sobre el pantalón mientras que con la otra la rodeaba.

La agresividad con la que me estaba besando realmente me ponía mucho, su actitud era algo que debía admitir me atraía mucho de ella y la idea de tenerla como mi jefa realmente comenzaba hasta darme algo de morbo tras el beso que me estaba dando, por momentos me preguntaba si solamente estaría jugando conmigo, me preguntaba como sería vivir con ella lo cual realmente era una locura pero decidí que aceptaría sin más, no podía negarme a algo que sinceramente eran todas ventajas.

Cuando sus labios se separaron de manera abrupta de los míos quede con ganas de más, realmente haría cualquier cosa con tal de volver a sentir sus labios contra los míos, su lengua jugueteando con la mía con ese ímpetu, con aquel beso había conseguido dejarme completamente atontado, no estaba seguro si ella lo había notado pero en ese momento me tenía comiendo de su mano, o más bien de aquel dulce néctar el cual había sido aquel beso inesperado.

-Acepto.- le respondo con una voz muy relajada, algo atontada aún.

aún debía saber cuando comenzaría a vivir con ella para hacer la mudanza sumado al hecho de que debía al menos comunicárselo a mis padres de alguna manera, aunque no tenía pensado darles muchos detalles sobre donde viviría ni como, si al fin y al cabo ambos tras el divorcio terminarían dejando Paris, uno por sus negocios y ella en busca de su familia que dejo en Alemania, con suerte podría recibir alguna ayuda económica para poder vivir en aquí hasta que consiga alguna manera de valerme por mi mismo, aunque con lo que pude ver con Elis... pocos ánimos de desprenderme me quedarían a fin de cuentas.

-¿cuando comenzaría?.- le pregunté tras escuchar el "contratado", no me atreví si quiera a preguntar sobre aquel beso que me había dado, quizás no quería tocar el tema esperando que se repitieran cosas así o por que no quisiera que pensara que buscaba algo de esto al momento de pedirle el trabajo.

Me encontraba realmente ansioso por ver que sucedía en los días trabajando con ella, por momentos me ilusionaba la idea de que entre nosotros surgiese algo, por primera vez me había sentido realmente interesado en una mujer, siempre había visto alguna que otra que me llamara la atención su atractivo pero con ella era distinto, aunque quizás eso se tratara por el hecho que había robado mi primer beso.
avatar
Roy Strauss

Masculino Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 12/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Papeles y pensamientos de Libertad[Priv.][+18]

Mensaje por Elis Kähler el Mar Dic 16, 2014 4:15 pm

Me habla cómo si nada hubiera pasado, eso me frustra, enormemente. Un "tsk" sale de mi boca en forma de quejido, al menos acepta la propuesta que acabo de ofrecerle, eso me llena de ansias, pero me preocupa el hecho de tener que mudarme o que se tenga que mudar Erwin. La voz de aquel hombre vuelve a retumbar en mis oídos para preguntar sobre cuándo mudarse, tiene prisas por salir de su casa... es más que obvio... Abro mis piernas y paso una a cada lado de su cuerpo, quedo sentada sobre él con mi rostro mirando directo al suyo, mis brazos rodean su cuello y mis manos quedan en su nuca, deslizo mis dedos entre los cabellos de su nuca.

Por mí cuánto antes, tengo mucho trabajo atrasado, pero primero deja que hable con mi hermano, que vivo con él y no se cuál de los dos se mudará.— Le digo clavando mi mirada en la suya.

Quiero besarlo, no se que me ocurre, pero mi entre pierna se humedece por estar sobre él, y más en aquella posición tan descocada... "¿En qué momento se desató éste fuego en mi interior? Al ver esos ojos... sí, aquellos ojos tan diferentes hacen que mi cuerpo se estremezca." La piel de su cuello se me antoja cómo un bocado de gourmet, éste chiquillo me está desquiciando cómo nadie, ni Erwin me sacó nunca así de mis casillas. Me acerco a éste cuello tentador para besarlo, pero me tienta morderlo... lo muerdo ansiosa de más, una y otra vez. Presiono con mis labios contra él, marcando aquella pálida piel tan deliciosa y tentadora. Me alejo un instante, miro su rostro con ansias de ver la expresión de él, pero aquellos labios me llaman a gritos, los oigo incesantes cómo ruegan que los haga míos.

Sucumbo ante los ruegos de esos labios, los beso, ansiosa, desesperada. Muerdo el pequeño labio inferior con desesperación y desenfreno, introduzco mi lengua en su boca para invadirla salvajemente mientras los dedos de mis manos se tensan para agarrar el cabello ajeno en el que estaban reposando. Me estoy desquiciando sola, pero por culpa de éste hombre que despertó ésta hambre voraz que nace en mí con aquel miembro pecaminoso que rozó mis posaderas. Me alejo de él, debo detenerme, quizás el no quiera ésto, espero alguna reacción que me verifique que no le molesto, que no lo estoy intimidando, que ésto le gusta. Relajo mi mano y suelto sus cabellos, respiro hondo, intentando volver a tomar contacto con la realidad.

Habría deseado que me empotrase contra la mesa y terminar retozando salvajemente, pero tengo que calmarme si no quiero terminar con una denuncia de abuso sexual y tener que auto defenderme yo misma en el juicio. "¡Dios Santo Elis! ¿Pero qué estás pensando?"
avatar
Elis Kähler

Femenino Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 11/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Papeles y pensamientos de Libertad[Priv.][+18]

Mensaje por Roy Strauss el Mar Dic 16, 2014 10:54 pm

Las respuesta de Elis realmente me tomo por sorpresa de algún modo ya que por un lado no esperaba que viviera con alguien, pero el pensar en que vivamos por así decirlo de una manera mas intima realmente me hacía pensar en que cosas pretendería que pasaran entre nosotros, a fin de cuentas si lo que mostraba era que buscaba intimidad entre nosotros dos y sumado al hecho de que tuve un caluroso recibimiento, lo que estaba sucediendo parecía sacado de alguna especie de película, ¿quién sería el protagonista? me pregunté fugazmente mientras su mirada se encontraba clavada en mis ojos, era realmente una mujer intimidarte y eso por algún motivo me encantaba.

-En cuanto me digas, vendré o iré contigo.- le respondí con una pequeña sonrisa en la cara, me encontraba algo entusiasmado por lo que estaba sucediendo.

Pude sentir como se acercaba a mi cuello a besarlo y comenzaba a morderlo, no emití quejido alguno y fue entonces cuando comenzó a succionar en el haciéndome emitir un pequeño gemido, la abracé, no quería que me soltara, deseaba realmente que hiciera conmigo lo que quisiera, me sentía muy extraño al respecto, sus labios se posaron sobre los míos besándolos, haciendo que los desee más y más, era una mujer muy salvaje y apasionada, esa pasión tan desenfrenada se había convertido en una especie de droga para mí, realmente vivir con ella bajo el mismo techo podría de ahora en adelante ser una gloria o un suplicio dependiendo si esto se repetiría o quedaría en esta escena de pasión.

Repentinamente se separó de mi, me encontraba completamente extasiado por lo que acababa de suceder y la presión en mi entrepierna a causa del pantalón comenzaba a ser muy molesta, deseaba aún más de ella y en ese momento todo había dejado de importar salvo que nuestros cuerpos estuvieran juntos de aquella manera tan desenfrenada.

-No te detengas... .- le reclamé mordiéndome el labio para luego acercarme a los suyos para fundirlos nuevamente mientas que con mis manos comenzaba a sacarle la camisa desde debajo de sus pantalones para acariciarle por debajo de esta, la cual al poco tiempo comencé a desabrochar lentamente, era la primera vez que estaría con una mujer y no estaba seguro de que estaba haciendo, quería despojarla de todo lo que llevase encima, sentir la piel de todo su cuerpo mientras nuestros labios continuaban pegados el uno al otro.

Comencé a introducir mi lengua por dentro de su boca con algo de timidez, tenía cierto reparo con ella a pesar de que ella misma había desencadenado esta situación, comenzaba a tener un sentimiento muy extraño hacia ella el cual era una mezcla de deseo y respeto, era como una diosa a la cual adorar y complacer, y mi deseo era ser el instrumento de su placer.
avatar
Roy Strauss

Masculino Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 12/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Papeles y pensamientos de Libertad[Priv.][+18]

Mensaje por Elis Kähler el Jue Dic 18, 2014 1:30 am

Noto la firmeza de sus brazos rodeándome, aquel gemido admito que me enloqueció. Noto su miembro todavía erecto rozándome tras ésta ropa que de pronto se me antoja tan molesta.

"No te detengas..."

Aquellas palabras consiguen estremecerme. Noto su dientes mordiéndome el labio, esto me está excitando demasiado, sus labios se funden con mis besos y sigo aquello desesperada, siento que podría arrancarle los labios por la excitación que ahora me domina. Sus manos rozan mi cuerpo por debajo de mi camisa, el contacto con la piel ajena me enloquece, me calienta, un gemido se escapa de mi boca entre aquel beso que comienza a desesperarme porque deseo más.

Su lengua invasiva entrando a mi boca despacio me hace enloquecer, la muerdo con suavidad cómo intentando retenerla, la enredo con la mía y soy presa del calor más intenso, puedo sentir cómo mi ropa interior está más mojada de lo que creía. Rodeo con mis piernas su cintura apretándolo contra mí, presa de ésta excitación tan irracional. Agarro su nuca para presionar sus labios con más fuerza y meter mi lengua en el interior de su boca. Su ropa se me antoja molesta, y para qué engañarnos, la mía también...

Me separo de su boca y me despojo de la camisa que me ha desabrochado, mi sujetador negro lencero que sostiene mis turgentes pechos queda a su vista, pero siento cualquier cosa menos vergüenza. Arranco su camisa negra, haciéndole saltar todos los botones de ésta y se la quito de un tirón con destreza, mi cuerpo hace demasiado que no siente a un hombre y aquel miembro que podía sentir lo deseaba cómo si de agua en medio del desierto se tratase. Tiro por el aire aquella camisa negra que tanto me molesta, aunque esos pantalones horteras negro con rallas grises me molestan todavía más.

Aprieto mis piernas que todavía rodean su cintura y para hacerlo preso de mi cuerpo, quiero más, deseo más. Rodeo su cuello con mis brazos y muerdo su cuello, deseo devorarlo cómo al mejor de los manjares. Me separo un instante para tomar aire.

Demuéstrame de qué eres capaz.— Le digo con una mirada completamente desafiante sin soltarlo, siendo preso de mis piernas y mis brazos. Me relamo los labios para prepararlos para el siguiente asalto y me lanzo hacia los suyos para que mi lengua vuelva a jugar con la suya. Mis tacones caen al suelo, puedo oír el chasquido que producen al chocar contra el frío mármol. Jadeo mientras aquel beso húmedo me hace sentir más y más desesperada, deseando despojarnos de aquella ropa que me provoca frustración y más calor, no quiero soltarlo, no quiero que se aleje, sólo quiero que me posea, que cumpla las ordenes de satisfacerme. Éste miembro erecto que siento presionar su ropa contra mi retaguardia se me antoja demasiado excitante e irresistible, lo quiero ya, lo deseo ya...
avatar
Elis Kähler

Femenino Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 11/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Papeles y pensamientos de Libertad[Priv.][+18]

Mensaje por Roy Strauss el Vie Dic 19, 2014 8:10 pm

Realmente aquella mujer parecía sacada de si misma y conseguía sacarme ami, aquella pasión con la que me estaba besando me contagiaba y la presión de sus piernas me hacía sentir que era su presa.

Baje mi rostro para besar su pecho mientras acariciaba sus pierna a través de aquel pantalón que comenzaba a incordiarme tanto como el mio, el aroma de su piel hacía que me embriagara aún más y aquella frase realmente se había convertido en un desafío a pesar de que carecía de toda experiencia, simplemente me deje llevar por lo que mi cuerpo me pedía, y todo lo que me pedía era a ella.

Me levante tomándola de los muslos mientras ella mantenía presionadas sus piernas, agarrándose de mis caderas y apoyándola sobre la mesa, mientras que con una mano los tiraba al piso lo que había sobre ella, no tarde tomarle desde la cintura los pantalones piratas que llevaba puestos para bajárselos junto con su ropa interior, dejando a la vista su entrepierna, una vez que terminé de quitárselos me quede de rodillas justo a la altura para comenzar a dar pequeños besos en aquella zona tan húmeda, sin saber exactamente que era lo que estaba haciendo, tenía un sabor extraño que de alguna manera me gustaba, me incitaba a seguir allí, mientras acariciaba su cuerpo desde aquella posición, deseaba oírla gemir de placer mientras permanecía en aquella posición.

Mis pantalones comenzaban a molestarme ya demasiado, sumado al hecho que podía sentir como mi ropa interior se había mojado un poco debido a la excitación que me producía la situación, realmente quería quedarme con ella cuanto antes, aunque me preocupaba ligeramente quedarme medio enamorado de ella cuando quizás fuera una aventura pasajera para ella, al fin y al cabo una mujer como ella jamás se pretendería algo serio con un simple estudiante, aunque debía admitir que si lograba manejar la situación me daba cierto morbo la idea de estar allí para satisfacerla ante su capricho.

Me apresuré a quitarme los pantalones, simplemente bajándolos hasta mis tobillos mientras continuaba mi labor allí abajo, me erguí mirándola a los ojos fijamente a través de los cristales de mis gafas, me relamí los labios para volver a besar aquellos labios que del maquillaje carmesí poco quedaba ya en su sitio, mientras poco a poco acercaba mi ingle a la suya buscando penetrarla lentamente, lo que estaba haciendo era realmente una locura, sabía que debía tomar recaudo pero no tenía como y estaba completamente fuera de mis cabales, dar marcha atrás no era una opción en esos momentos y menos ante ella.

Comencé a penetrarla lentamente al principio pero a medida que pasa el tiempo aumentaba el rito lentamente hasta llegar a hacerlo rápidamente para bajar el ritmo cada cierto tiempo, cada vez que sentía que estaba por acabar, deseaba que no terminase nunca, deslicé mis labios desde su boca hasta su cuello, tentándome de morder su oreja, aprisionarla con mis dientes.
avatar
Roy Strauss

Masculino Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 12/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Papeles y pensamientos de Libertad[Priv.][+18]

Mensaje por Elis Kähler el Miér Ene 14, 2015 3:18 am

De un momento a otro me encuentro encima de la mesa, sintiendo tras un pequeño periodo de tiempo de sexo oral por su parte, su miembro acercándose a mí, comenzando a penetrarme. Suelto un gemido presa del placer mientras aquel enorme miembro va entrando en mi interior. Debo detenerle, decirle que tome precauciones, un preservativo, algo... pero las palabras no salen, lo único que entra y sale de mi interior es aquel despampanante y placentero miembro que consigue hacerme gritar de placer, llenando la casa de incesables gemidos de placer que me causa el pequeño Roy con su enorme virilidad. Por mucho que me envistiese una y otra vez, notaba aquella dureza cómo un plato insaciable que deseaba tomar una y otra vez. Mis gemidos cada vez son más constantes y sonoros.

Me tumbo dejando mi espalda contra la mesa y mis piernas colgando por el borde de ella y deslizo mi mano por mi vientre hasta topar con mi clítoris. Me comienzo a masturbar mientras aquella insaciable y dura polla entra y sale de mi interior.

Ni se te ocurra a correrte, lo tienes totalmente prohibido hasta que yo te diga.— Le digo entre gimoteos mientras llevo mi otra mano hacia uno de mis pechos para apretar mis pezones con presión y decisión. Un enorme gemido sale de mi boca, mientras continúo incesante de masturbarme disfrutando de aquel manjar que devoro con mi sexo. Noto la presión de mi sangre en las venas, una sacudida recorre mi cuerpo, siento que el clímax ya viene y deseo parar, pero mis dedos no se detienen por más que quiera, y continúo hasta soltar un largo gemido de placer y noto cómo mi clítoris comienza a palpitar incesante. Observo a Roy con detenimiento, realmente me siento insaciable, éste chico es algo que no estoy dispuesta a compartir con nadie... Me incorporo empapada en sudo y jadeante, con las mejillas enrojecidas por el clímax y la respiración entre cortada. Tomo su nuca y me quedo con la mirada fija en sus ojos y su rostro próximo al mío.

No pienso compartirte con nadie ¿Lo entiendes? Quiero que seas sólo mío, a cambio seré sólo tuya.— Le digo antes de darle un beso y bajar de la mesa. Me arrodillo frente a él y lo miro con lujuria.— Mi turno, eres libre de quedarte a gusto cuando desees.— Le digo mientras guiño un ojo de manera juguetona. Agarro aquel hermoso y enorme miembro que tengo la dicha de poder ver y me lo llevo a la boca cómo si de un alimento se tratase después de pasar semanas sin comer. Comienzo a lamerlo con destreza, primero despacio y aumento la velocidad mientras lo hago. Ésto me excita, lo quiera o no me hace gimotear y siento mi sexualidad gotear por momentos por la excitación. Busco su mano para llevarla a mi cabeza y enredar sus dedos en mi pelo. "¿Qué diablos me ha hecho éste pequeño que me siento tan insaciable?" Continúo con ansias e ímpetu lamiendo aquel miembro rígido que parece que esté a punto de estallar hasta que noto la humedad en mi boca. Deseo que éste momento no termine nunca...
avatar
Elis Kähler

Femenino Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 11/12/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Papeles y pensamientos de Libertad[Priv.][+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.